La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 30 de noviembre de 2008

Melancolía


Llueve, y los regueros de finas gotas llegan hasta la ventana. El cielo está plomizo, y todo hace presagiar una jornada gris.
Odio la monotonía y la pasividad. Me agrada el movimiento y las sensaciones que hacen que mi corazón se mueva de forma cardiaca para más tarde reposar.

Por eso amo los días entre nubes y sol; cuando la lluvia cae con fuerza y azota los cristales, para más tarde dejar paso a los rayos del Astro Rey.

Por eso hoy, se me antoja triste. Porque el cielo está lleno de nubes, y la lluvia fina está cubierta de monotonía, y penetra en mí cubriendo de melancolía mi Alma, que hoy está muda, porque no quiero escuchar.

¿Simpática, yo?


-Eres muy simpática, y… no lo pareces.
-¿Simpática, yo?
-Sí… tienes unos golpes muy graciosos, aunque cuando te descubrí parecías distante, y hasta un poco engreída.
-Ya ves… no soy, ni lo uno, ni lo otro. Y ¿Por qué te habías formado esa idea de mí?
-Yo te conocía de vista, y la verdad es que... no lo niegues, proyectas esa imagen; además alguien me lo había dicho.
-Ya… alguien. Y ese alguien ¿me conoce?
-No. Se lo habían comentado.

-¡Ah!

-¿Por qué te quedas tan callada?
-Pienso en la vida…
-¿En la vida?
-Sí. Pienso que puedes ser llama, vendaval, tormenta, sin haber sido nunca fuego, ni viento, ni agua…

-¡Qué raro hablas!

-¿Ves? Tú ahora, no comprendes lo que quiero decir, y sin querer ya me has cargado con otra etiqueta.
-¿Yo?.
-Sí, tú ya tienes un nuevo concepto de mí, también equivocado. Que soy un poco "rarina…"Anda… no te quedes tan callado, reconócelo… Venga…, reconócelo. No mires tanto al suelo… dime algo…

-Pienso que además... ¡Sabes leer el pensamiento!.

-No sé leer ningún pensamiento, pero sé cómo es el mundo que habitamos.

sábado, 29 de noviembre de 2008


Una madre comodín. "El banco de descanso, siempre vacío."


Lucía pensaba que ya estaba liberada, después de dejar atrás años y años de jornadas interminables fuera y dentro de su hogar.

Se despertó y de pronto, al contemplar, supuestamente, todo un día de libertad se sintió ilusionada observando en su imaginación horas y horas encadenadas pare goce y disfrute de ella misma, y que así sería un día y otro, hasta el final de su vida.
Pero no había reparado en que ella, no había tenido vida propia y que los hados de las circunstancias, no iban a dejarla al libre albedrío, así por las buenas. Por eso hoy, escucha lo que se repetirá una y otra vez:

-Mami, guapa... tú que no tienes nada que hacer ¿te importaría... blaaa...blaaa... blaaaa...?

-Sí, Lucas, dime ¿A dónde dices que tengo que ir? ¿A recoger qué...?

Y por supuesto vuelve a sonar el teléfono:

Riing... riiiiinnnnnggggg.

-¿Siiiiiii? Hola, Teresa, dime hija.

-Mira mamá, necesito que me hagas un favor grandísimo.... blaaa..blaaa..blaaa.. y después me haces la gestión aquella que te dije un día ¿Recuerdas? ¿Qué no te acuerdas? Mami... mami tu memoria flaquea un poco... Y eso que no tienes ya nada en que pensar y nada que hacer...

Y más tarde la llama su madre; sí, la madre de Lucía, que también implora un poco de atención para que la acompañe al médico, a por recetas, ya que "cómo no tienes nada que hacer, así te entretienes", le explica
Y ya, llega a casa la pobre Lucía, con los pies rotos de tanto caminar y tanta gestión, y su marido le dice:

¿Dónde está mi reina? Porque no me dirás que no estás mejor que la Reina que vive en la Zarzuela. Sin dar ni golpe todo el día...

Y Lucía va a su escritorio en donde cubre los pocos momentos que le restan de ocio, y escribe unas líneas; eso por no darse cabezadas contra la pared.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Día Mundial contra la Picaresca, el Fraude, el Engaño y el Abuso.

No le presto demasiada atención a esas manifestaciones de un día, en dónde se sale a la calle para reivindicar algo. Por lo que no conozco si ya existe el “Día mundial contra la Picaresca, el Fraude, el Engaño y el Abuso”
Me imagino una gran avenida, colmadita de gente, con pancartas de:
“No más Picaresca, que nos arruina la cesta”
“No más Fraude, porque el Mundo está que arde”
“No más Engaño, ya que con uno, me apaño”
“No más Engaño, porque con una, me amaño”
“No más Abuso, ni de niños y de adultos”
Y así Avenida adelante y avenida hacia atrás.
Con reivindicación y convicción, y sobre todo, con afán de cambio verdadero.
En el mundo morirían los abusos. Esos que muelen las almas y los cuerpos, ajenos.
Si la manifestación fuera verdadera, con un cambio de chip, y de corazón, comenzarían a florecer sentimientos de concordia de paz y armonía.
Al final del paseo… un “escáner”, ese que puede leer si realmente el corazón está de acuerdo con lo que reivindica. Y mucho más todavía, si sus propósitos están en línea con su paseo, y no se trata simplemente de la pantomima de turno.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Cáncer



Una mujer, muy cercana a mí, se aferra a un nenúfar en medio del lago, como tabla de salvación.
Y yo, que estoy cobijada, mecida en la penumbra, le lanzo unas palabras a modo de consuelo, intentando contarle la sinfonía que yace dentro de mis sentimientos de permanencia.
Ella asiente y sonríe. Tenuamente y muy bajito me inyecta, con su carita de pena, la esperanza de que todo lo que yo creo, sea así.
Y el lodo, poco a poco va cubriendo las heridas cruzadas que dividen su vientre. Y ella las mira, como si se tratara de un trofeo en la férrea batalla contra el adiós.
Algunas veces la veo emerger y su rostro es el que ha sido; pero otras, miro su mirada perdida en los entresijos de la mente, quizás entablando una conversación con esa Muerte que la acecha agazapada en el lodazal esperando un triunfo abanderando la derrota ajena.
Estoy mecida y acariciada por la ténue brisa que me recoge los pensamientos tristes y balancea mis pesares mientras contemplo la lucha delante de mis ojos.
Y me siento mal, triste y vacía... pero no puedo hacer nada.
Sólo espero, y miro que el hilo invisible de su aliento no se corte.

martes, 25 de noviembre de 2008

Somos capaces de hacernos felices...



Las situaciones que pacedemos y sentimos, a menudo, son el resultado de nuestros pensamientos.
Estamos conectados al Universo por hilos invisibles, y nuestras peticiones y deseos, deseados con la fuerza de la Realidad, son las vivencias.
Los pensamientos oscuros, se traducen en oscuridades, y nuestros pensamientos luminosos en luz.
Las capacidades que poseemos, admitidas como reales, porque lo son, se transforman en realidades.
Pensamos, con seguridad, que somos capaces de hacer y hacemos.
Somos diminutas motas de vida, unidos al Todo, y bebemos de Él, en la medida en que seamos capaces de sentir sed.
Tenemos que creernos fuertes, para palpar nuestra propia fortaleza.
Nuestra mente vibrando en sintonía de Vida, será capaz de hacer que en la propia vida se instale el bienestar y los sentimientos positivos.
Y dejando que el Alma vibre con la Esencia que es, el Amor regará el conjunto de las vivencias.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Te quería contar


Te quería contar una historia. Pero me sellan los hados del destino, las huellas del teclado.

Mis manos atadas y mi mente vacía, me hacen olvidar para que no cuente la retahíla de ideas que ayer tenía pensado plasmar en esta esquina. Y mi mente blanquecina dice nada. Sólo se afianza en un túnel con grandes rocas a los lados, para martillearme y decirme que no me corresponde nombrar mis pensamientos en un papel. Y yo le digo… Soy libre para expresar ideas. Son mías. Y como tal tengo el derecho sobre ellas. Pero mi lado gris repliega y se repliega para volver a acallar esa Luz que comienza a infiltrarse por los recovecos de mi mente.

Y me dice… Son absurdas plegarias a la nada. No seas tonta… Mira tu presente y vive confiada en el hoy, porque el mañana no existe. Sólo existe en tu cabeza, medio adormecida. Porque yo te acuno. Nada más. Cuando esta vida acaba, ya no hay nada…

Pero yo, taciturna de mi, sigo intentando escribir eso que ayer quería, e intento espantar la roca gris hacia un lado, con el soplido fuerte que sale de no sé donde...

No puedo, porque me aplasta dejándome plegado el sentimiento y me martillea trillando mis ideas de Vida. Una a una; creando un amasijo de pensamientos derruidos yaciendo al lado del peñasco, que con ellas crece más y más.

Y entonces vuelvo a darme cuenta de la lucha. De las guerras. De las ideas encontradas de tantos y tantos. Pienso en la Luz y la Sombra. Esas fuerzas que viven en los que vivimos y que se agranda en la onda expansiva de la Existencia.

domingo, 23 de noviembre de 2008

El baile de las Energías.



Existe el Ser Humano y existen las Energías, las que generamos los vivientes de la vida terrena, y los que pasaron al otro lado de la Existencia.
¿Que tenemos tendencias… hacia el bien… hacia el no bien?, de todos es sabido.
¿Que nadie es absolutamente bueno o no bueno?, también es cierto.
Pero, llega el momento en el que nuestra vida en la tierra, toca a su fin. Y “volamos” a otras dimensiones que no son más, que las libertades del vuelo libre del Alma, que es realmente la que perdura.
¿Que simplemente por pasar a otra Dimensión nos hacemos perfectos y vamos a la Luz? Ummmm, eso ya no lo sé.
Reconozco que hace muchos años pensaba, en mi inocencia, que todo lo negativo se acaba aquí, y que desde el otro plano de la existencia vemos el daño que causamos a los vivientes y nuestro arrepentimiento sería “ipso facto”, haciendo que lo negativo se tornara positivo, y todos tan bien y tan felices…
Pero mi experiencia terrena, que hoy es variada, me dice que no es así.
Que las Energías que perduran tienen dos bandos e influyen en los seres vivientes.
Cada “equipo” hace lo que puede para ganar. Como en ese partido de ping pong, en el que cada “figura” lanza la pelotita, -que no es más que el propio ser humano-, e intenta el aplauso de sus aficiones.
El Alma, siempre lleva Amor y Conocimiento, pero, a menudo, todo ello se olvida. La actitud del ser humano hace que la chispa Divina, se reduzca, pero ella nunca muere.
Siempre existirá la oportunidad de hacer fermentar esa Esencia positiva, en las variadas experiencias de la vida.
Por supuesto, son deliberaciones a las doce treinta de una mañana de domingo. Pienso que es así… nada más.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Silencio


Silencio...

Son tantas nubes negras
son tantos pensamientos
destilando amargura
Y un... "lo siento"

Silencio...

Luce el sol en el cielo
brilla el agua en la fuente
manando desde el caño
Y un encuentro.

Silencio...

Se aproxima la noche
se cubre el firmamento
de tristes despertares.

Llanto negro...

Plagado de amargura
con tintes del entonces
con plegarias absurdas.

Y un silencio...

jueves, 20 de noviembre de 2008

Foto de ¿...? en una visita a Fátima en el año 1990.


Que cada uno saque sus propias conclusiones. Toda ella es extraña. Pensamos que era una foto movida. Pero el ojo y una especie de boceto de cara que tiene la imagen en el lado derecho, en aquel lejano 1990, nos dejó atónitos. Aún hoy no encontramos explicación. Si alguien lee esto y tiene algo que decir, por favor... adelante.
La cámara es la de un niño, por lo que la calidad, no es buena.

Respuestas sin preguntas.


“El conocimiento busca ser conocido, y el que busca intenta encontrar conocimiento”.

“Albergas rosas y el rosal, vive. Albergas frutos y el frutal, vive. Albergas sensaciones y la sensación habita. Y tú habitas siendo portadora de la vida que vive en ti”.

“Tu cuerpo está lleno de sustancias, órganos… y tus ojos ven. Pero la mirada está en el lugar en donde habita la Sabiduría, y el sentimiento y todo, todo, está en ti, como está en todo el que vive, pero en cada especie, ceñido a su evolución”

“Has localizado tus orígenes, porque todo lo anterior vuelve a lo posterior, para volver a volver. Las simientes dan frutos, y los frutos vuelven a ser simientes.”

“No llores nunca por suposiciones, porque éstas son irreales. Llora cuando tu sentimiento sienta su motivo, y no pierdas tus momentos con vislumbres irreales.”

“Conduce el ser humano, a su manada. Y la manada guiada, confía en su llegada.Un día, el que guiaba, se cayó camino abajo, y todos sus seguidores, varados, quedaron a la espera.Pasó el tiempo y anocheció. Y cada uno cogió el camino que él mismo había elegido.Unos llegaron a su destino. Otros no. Pero todos tuvieron la oportunidad de conocer su propio aprendizaje.”

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Una caída


He tenido un accidente, y estoy aquí, escribiendo esto, de puro milagro.
Sí. Me desmayé, dicen que por una lipotimia. Y el trastazo ha sido tan grande que en el Hospital se asombran de que esté con vida. Y es así, porque el golpe en la zona occipital de mi cabeza, podría haberme hecho pasar a ese otro lado, del que tanto hablo, en el que creo y también al que pienso hacerles esperar un poco, con mi presencia.
Digo esto porque en el referido Centro de Salud, me atendieron muy bien como profesionales, y sobre todo como seres humanos. Me miraron y me mimaron, que es tan importante lo segundo como lo primero.

En la sala de espera:
-¿Es usted de aquí? me dice una mujer de mediana edad, con acento sudamericano.
-Sí.
-Yo no. Yo soy de Colombia.
-¿Lleva mucho tiempo en España? le pregunto
-Soy lisensiada allá, pero trabajo aquí de asistentita desde hace casi un año. Tengo dos hijitas con mi mamá, y espero volver pronto. Y a usted ¿Qué le pasa?
-Es que me encontré mal, muy mareada y me desmayé. Ahora vengo a urgencias porque así me lo indicó mi Doctor.
-Vaya por Dios. Lo mismito, mismito, le pasó a un amigo mío de mi país, que además era médico, y al pobre le diagnosticaron un tumor cerebral. Pobresito, con lo buena persona que era, y fíjese no era mayor que usted, o sea en la plenitud de la vida…

Me entra algún vahído que otro; tanto fue el impacto que estuve a punto de desmayarme otra vez.
Cuando entro en la consulta y me toman la tensión, la tengo por las nubes. Se miran los doctores entre sí, y yo les digo:
“No se preocupen que ha sido una subida momentánea por todo lo ocurrido…”

Pruebas y mas pruebas mientras estoy en la camilla de un pequeño habitáculo inmaculadamente blanco, esperando mi sentencia.
Y entonces me acordé de tantas y tantas personas, que todos los días pasan por ese calvario.
Y de tantos que esperaron escuchar su nombre, hacinados, con la sentencia del crematorio.
Y de tantos que son pisados por las botas de sus semejantes…
Pero el caso del hospital, no tiene que ver con todo esto. Simplemente fue una reflexión sobre las esperas angustiosas, que tal vez pensé para huir de mi posible sentencia…
Hoy el sol brilla y ya casi no vislumbro aquella nube que ayer cubrió mis desvaríos.

martes, 18 de noviembre de 2008

Mis apreciaciones

A lo largo de mi vida, he mirado y sobre todo me he mirado. A menudo, en la mirada ajena encontré la mía, y muchas veces me di cuenta de lo diferentes que somos, siendo tan iguales…Creo que todos, absolutamente todos, llevamos impreso el Conocimiento de Otras Realidades, que en definitiva son las nuestras. Y el Conocimiento abarca lo Divino y lo Humano.
Pero…Llegamos a la vida, y ya, desde niños, nos inculcan la idea de un camino evolutivo por el que tenemos que ir, durante nuestra andadura por la tierra. Y alguien pensó que eso era lo que debía de ser. Ser guiados como una manada con orejeras.Yo (una vez más empleo Yo, porque es mi verdadera Realidad), comencé a pensar si pensaba lo que pensaban ellos, esos que me decían el camino (y no me refiero a mis padres, ni a los educadores de vidas, pero sí de Vidas). Y me di cuenta de que yo pensaba de otra manera. Y mis ojos comenzaron a mirar, y yo comencé a escribir temas profundos y espirituales, que brotaban desde mi Yo, siendo casi una niña.
Más tarde, esos pensamientos se fueron “adecuando”, a mi evolución, y ya escribe mi Alma, dictando su conocimiento de otras Realidades, de una forma en la que yo, normalmente no me expreso. Desde luego, todo ello, limitado por la limitación de la mente humana, porque es muy difícil para mi, ver lo que es un “Todo”, o una “Nada”, un “Siempre” o un “Nunca”. Yo puedo tener el concepto, pero no entender la Sabiduría sobre dichos conceptos.
No intento ser ni Filósofa, ni Sabia, ni Lista, ni Pensadora, ni nada de nada.Intento tan solo que el ser humano se busque y encuentre al Todo que vive en cada uno de nosotros, y que muchos encontraron a lo largo de la vida, y me precio de que yo también lo encontré.
Básicamente habla de Amor incondicional al ser humano que camina en la vida como tú. En saber que no deben existir barreras, ni por Color ni por Dogmas, ni por Fronteras. Ni mucho menos, por diferentes formas de ver a Dios.
¿Cuántas guerras sin sentido cubrieron la historia, en el nombre de Dios? ¿Cuántos abusos por ser negro en un país de blancos o incluso blanco en un país de negros? ¿Cuántas guerras se sucedieron por orgullos incongruentes? ¿Cuántos abusos porque el fuerte acoquinó, y acoquina al débil? ¿Cuántos desprecios de aquél que sintiéndose más le da al otro con la puerta en las narices?Pero… ¿Qué nos creemos que somos? …
Sí, somos parte del Todo. Somos parte de Dios… ¡Pero Todos!
Aquí, en el Teatro de la vida, desempeñamos papeles diferentes, condicionados a la ¿Circunstancia? ¿Plan evolutivo? No lo sé. Pero sí sé que cuando se interpreta una comedia, cada uno de los actores tiene su papel, aunque dentro de sí tiene que ser consciente de que el uno vale tanto como el otro. Y el que abre la puerta, debe de ser consciente de que tiene que abrirla, pero quien pasa altivo, tiene que ser consciente de que esa altivez, no tiene sentido.
Soy consciente de que el mundo no va a cambiar. También soy consciente de que a menudo se dice que el que quiere cambiar esta bola giratoria, está mal de la cabeza… o que le falta un tornillo.
Pues… yo creo que ni lo uno, ni lo otro. Soy normal y corriente. Me gusta más que nada bailar, y escuchar música, y disfrutar de mis hijos, familia, amigos… Y tengo sueños terrenos, y viajo mucho, con la realidad y el pensamiento
Pero, tengo la certeza de que existe otra Realidad, y no quiero ser petulante ni pretenciosa, es que ¡Somos inmortales!, para bien o para mal es así. Y no es que lo sienta… que sí lo siento. Es que existe la certificación de que es así.
Yo, jamás he leído libro ajeno sobre filosofía, ni temas profundos, ni espirituales. A no ser el texto de filosofía de Preuniversitario. Eso no quiere decir que sea una inculta, porque sí leo mucho… mucho, otro tipo de lectura.
Por eso sé que el Conocimiento de otras Realidades, vive en nosotros.
Reconozco que soy yo y mis circunstancias. Aún así intento decir que cada cual debe de saber, que "sabemos" mucho más de lo que podemos siquiera imaginar.
P.D. La reiteración "consciente", la realizo de forma... consciente
Abril 2008

San Salvador del Valledor




















Un día para no olvidar. El pasado 16 de Noviembre.
Nos hemos reunido gran cantidad de vecinos en San Salvador del Valledor, pueblo impresionante, del Occidente asturiano, en el que naci , al que llevo prendido en mi Alma y en mi corazón.
La emigración ha sido constante en los años pasados, tanto a otros lugares peninsulares como al resto del mundo.
Pero la añoranza, la magia, el amor... que todos tenemos a nuestro lugar de origen, ha hecho posible que muchos de los que se fueron , hayan retornado, erigiendo sus hermosas casonas, en vivienda habitual.
Hemos sido los segundos, con diferencia de dos votos, en el nombremiento del "Pueblo ejemplar de Asturias", y eso fue motivo para nuestra celebración, (aunque la mayor parte de los vecinos se reúnen con gran frecuencia), para departir, degustar, y tomar unas copitas de orujo al lado de la lareira, alumbrado por la cádaba.
Gracias queridos vecinos, por vuestra nobleza, acogimiento y sencillez... pero sobre todo por esa lucha para que las tradiciones no mueran.
Si tuviera que elegir un lugar para nacer, no tendría ninguna duda, querido San Salvador del Valledor. Volvería a hacerlo ahí, en la maravillosa montaña del Occidente asturiano.


lunes, 17 de noviembre de 2008

Deliberaciones

El corazón es un órgano conocido del que vive, por eso se le atribuye al corazón el sentimiento del Alma. Porque el corazón es el gran conocido y el Alma a menudo el gran ausente, o gran desconocido.
Pero los sentimientos no están en órganos de materia. Los sentimientos forman parte de la Esencia.
La especie humana ha nacido como muestra de pensamiento racional..La especie humana siempre ha sido “homo cognitivus”, y su racionalidad existe desde que es, siempre ceñido a su evolución.
El resto de las especies tiene el mismo Origen, pero sus percepciones son totalmente diferentes y en ellos yace la intuición, como forma más desarrollada que en el Ser Humano.Tanto lo uno como lo otro, como todo lo que vive, proviene de la Célula de la Vida, y se instala en todo el que vive.
La Célula de la Vida, vive desde el antes y hasta el después, porque en la quietud, todo permanece. Todo es.La creación de la Célula de la Vida, nunca puede ser concebida por mente humana, porque ésta, aunque ilimitada, tiene la limitación de la propia vida.Tus ideas del Más Allá, están condicionadas por el conocimiento Racional, y aunque lo sientas y observes, nunca podrás tener el Conocimiento absoluto, por la limitación.Todo se forma, como se puede formar un grano de arroz, antes de ser, era nada - el nada concebido por mente humana-, pero aunque nada, era.Y era nada, porque el ojo humano no puede ver, aún mirando el Universo que vive tras los que miran.
Un misterio, es la falta de explicación sobre algo, y tú y todo ser humano, nunca podrá alcanzar, lo que no acierta a ver, aunque mire.
Abril 2008

sábado, 15 de noviembre de 2008

Quiero ser tú

He visto el maravilloso escrito sobre la Tierra, de Gran Jefe Seattle, y esto ha hecho que me sirviera de inspiración, salvando las distancias, que son muchas…
La Tierra, la Vida, la Naturaleza. Ese Milagro que día a día nos despierta con el sol, que aunque algunas veces está oculto, Vive. Y está ahí para que todos seamos.
Estamos muy acostumbrados a escuchar que tenemos que preservar la tierra, para el ahora y el después, que tenemos que mimarla para los hijos y los hijos de nuestros hijos y muchos más.Y me pregunto yo ¿después de tanto maltrato, un mimo? ¿Creerá que estamos esperando algo de ella, y que la supuesta caricia que le brindemos, no sea auténtica? ¿Cómo va a confiar en estos depredadores, que la hurgamos hasta las entrañas, que la utilizamos, rasgando su presencia de norte a sur una y otra vez, que la contaminamos con absurdos y desnaturalizadas bombas destructivas de prueba, o no (aquí aún peor), y que ya no contentos con las basuras que generamos día a día todos los humanos, tengamos alrededor de nosotros, o sea volando al son de nuestra propia rotación, multitud de elementos inanimados?
Me he sentido ese hombre. Un Apache, que canta a la vida y a los que viven; que se para a observar las vivencias. Y mientras lo leía, me introduje, en su piel (supuestamente roja), y ya ves, fui feliz, aspirando el aire, y observando el río en donde los peces campan a sus anchas, y orgullosos brincan para lucir su brillo dando volteretas en medio del cauce. Y descubrí meandros tranquilos y cascadas revueltas, con un agua limpia y transparente, que tintinea feliz de gozo, por ser Fuente de la vida.Y me sentí aquel árbol con hojas sanas, sin estar pellizcado por la enfermedad injustificada de una atmósfera ya enferma. Y en ese hombre, entendí que ante un trato tan exquisito a la Vida, y un tremendo respeto a la Muerte, se encuentra uno de los mayores Seres Humanos, que yo haya leído. Y quisiera ser él. Y sentirme en un adorado bosque entre el canto de los pájaros y el silbido del viento, que entonaría las melodías de la vida.Y acaricié a aquel caballo, que viene ladera abajo a encontrarse conmigo y también miré con ternura el otro que huía de mí, por no confiar aún en la presencia humana.
Y yo, quiero con todas mis fuerzas, vivir cada minuto de los días que me queden, siendo consciente de que la Tierra (Tierra y Mar), son nuestro bien más preciado, y sobre todo es el legado que transmitiremos, hoy o mañana, a quien nos suceda.
Miro hacia atrás, y veo que la felicidad, no me la ha dado, el lujo y los vestidos caros. La felicidad siempre la he sentido de otro modo, mirando la vida, la que discurre dentro de nosotros, y la que podemos percibir escuchando los grillos y los cantos de los pájaros, y también admirando el entorno mágico de la Vida que vive.
Pero mientras pienso esto, me doy cuenta de que una vez metidos en la vorágine de la vida, ya todo es diferente, y que aquel ayer de los lugares vírgenes y de los pensamientos evolutivos y de comunión con la Naturaleza, cada vez son menos.
Si existe la reencarnación, Dios, por favor, la próxima vez, hazme una “Salvaje piel Roja”, porque sé que siendo así sabré mirar, y observar, y comulgar con la Madre que reparte vida de las mas diversas formas.
Mayo 2008

Injusticias

No deseo hablar de todos los sinsabores, de todas las injusticias y las calamidades que padeció y padece la mujer, durante toda la historia. Tampoco de los continuos y continuados abusos que sufren la mayor parte de las mujeres del mundo, en donde solo son consideradas un papel de usar y tirar.No deseo hablar de las lapidaciones, por ser violada, -eso sí, por un macho inocente-, ni de las ablaciones, ni de las palizas, latigazos, contagios sexuales, privaciones, usurpaciones, ni tampoco de los mutismos a los que están sometidas.Hoy, quiero hablar de los enviados Celestiales, y de la supeditación de la mujer hacia el hombre.
A lo largo de la historia, parece que han sido portadores de mensajes de Dios –no ese del que yo hablo, que vive en todos los que vivimos, no de la chispita que nos habita-, sino del Todo, varios enviados del Cielo.Y todos con mensajes de Allá, pero de los importantes. Y por supuesto, receptores, siempre hombres…Y ¡que casualidad!, la mujer… siempre, ciudadana de segunda; y porque no hay de tercera.¿Qué Jesucristo, sabiendo su procedencia y todo lo que albergaba y conocía, no tuvo en cuenta a la mujer, ni para ser su confidente y disponer de un lugar para ella como discípula? ¿Qué la sociedad hasta entonces no había contado con ellas? Pues si no era así ¿No tenía Él, conocimiento suficiente, para cambiar su sino?
No me lo creo.
Pienso que Él tuvo que impartir Conocimiento que traía de allende los cielos, y tuvo que valorar a todos por igual.Pero otra vez más la Historia, nos jugó a las féminas una mala pasada. Y ¿quién hasta entonces había mandado? El hombre. Y una vez retornado Nuestro Señor, a su lugar de Origen ¿quién quedó al mando? El hombre.Pues… ya está todo dicho. Cogió el sexo fuerte, otra vez las riendas del caballo, y siglos y siglos de sometimiento, así, por el artículo veintisiete o veintiocho o el que sea.Y si Jesucristo vino con primicia del otro lado, y nos deja en segundo plano, yo no creo en el otro lado, y que me perdone Dios; pero yo no creo en Él, ni en nada; y me quedo tan conforme pensando que seré esa manchita parda de ceniza, tendida en el mar, balanceada por el viento. Y nada más.Yo siento que no es así. Siento en mi sentimiento, que las mujeres y los hombres somos iguales, salvando las diferencias propias de ambos, pero que nuestras capacidades y sentimientos son las mismas, y que tenemos que valorarnos los unos a los otros, y amarnos, y sentirnos, y disfrutarnos y tener las mismas oportunidades de formación y trabajo.Y saber que nuestra madre, es mujer. Y que venimos de su vientre.¡Dios!, que formas de tergiversar los mensajes de Jesús y de tantos otros enviados que tal vez traían palabras de evolución y de igualdad para todos, y que quedaron anulados por las convicciones de que no podía ser así.
Creo que en todo ello, ha tenido mucha de la culpa, la ignorancia y la falta de conocimientos, y sobre todo, el no reconocer, que para bien o para mal, todos, absolutamente todos nosotros, ciudadanos de “a pié” tenemos la misma Esencia Divina.
Solo con aceptar esta premisa, el mundo cambiaría.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Una Matroska




Creo que somos matroskas de vidas que encierran otras vidas, y que a su vez, somos una ínfima parte de la gran Matroska.

En nuestro interior se libran mil batallas, unos mueren y otros ganan. Todo está correlacionado y hace que seamos… que nuestras funciones se lleven a efecto.

Cuando muere una o un millón de células yo no soy consciente de su muerte, y cuando nacen otras muchos, tampoco acuno su llegada; y, no me altero lo más mínimo con esos procesos, a no ser que muchos pierdan y entonces también pierdo yo alguna batalla, resintiéndome, o que la contienda sea tan irreparable que pase a formar parte de los no vivos.

Pienso que al final, existe el repliego de todas las que han sido, y esa ínfima cantidad del algo que queda es la esencia material de todo lo que fueron.Pero me estoy refiriendo al algo tangible. Y que volverá a formar parte de otro algo, ya que el adiós a la materia nunca es. Solamente existe su transformación, aunque sea en una infinitésima parte de lo que un día fue.Junto a la parte de materia, creo que viene la Esencia inmaterial, que aunque Es, no puede ser demostrada por nosotros porque no es “tocable”, ni visible al ojo humano, y que forma nuestro abanico de sentimientos: Nuestra Esencia. Nuestra Permanencia. Nuestra Verdadera Sabiduría. Esa que es capaz de volar en un Viaje Astral, sin tener ningún tipo de soporte físico. Esa que es capaz de percibir tantas y tantas sensaciones y sentimientos. Es, nuestra trascendencia. Nuestro verdadero Yo.Y nuestro verdadero Yo, forma parte del Todo, siendo parte. Y cada uno de nosotros, los vivientes, somos ese reflejo de la Sabiduría, pero sin ser Sabiduría. Somos un reflejo del Amor, pero sin ser Amor, somos un reflejo de la vida, pero sin ser Vida.Creo que estamos unidos al Todo, por el hilo invisible de la Unión.

Pienso que somos pequeños destellos de luces de la gran Luz. Y pienso que en el firmamento de la vida, esos destellos, se van haciendo casi imperceptibles, pero que aún en el lado más oscuro, nunca se apagan para siempre, aunque alguna vez necesitemos que Alguien avive las luces, con su aliento.

yo le pregunté a mi Yo



Yo le pregunté a mi Yo:
¿Qué pasa con el que mata? ¿Si Tú estás en él, como en todos, en dónde estabas cuando fue?Y Él… mi Yo, el que vive en todos los que viven, me dio el siguiente argumento:
La chispa de la Luz, vive en todos los que viven, porque es la Esencia de la Existencia, pero la actitud ante la vida hace que el brillo brille y se agrande el Conocimiento y por el contrario, cuando no se alimenta la actitud positiva y evolutiva de la vivencia, hace que quede casi imperceptible. Pero nunca muerta porque lo que Es y habita no puede morir.
El mal, es la ausencia de bien. No es mal, como tal, porque el mal no existe. Existen las acciones desconsideradas del que vive. Sólo así se pueden comprender tantas actitudes contrarias a la propia Naturaleza.
El Ser Humano, vive en la vida y se siente inmerso en ella... Nunca juzgues. Tu satisfacción será mayor.
-Me has dicho que existe en el ser Humano la Luz y la Sombra… ¿Entonces?
-La Luz existe… Y tú ¿has visto la existencia de la Sombra?
-No.
-La Sombra existe cuando algo impide que la Luz se filtre. Y ese algo en el plano físico es algo físico. Y en el plano evolutivo, es la mente con el pensamiento irracional

Los paraísos





Existen paraísos en el centro de la tierra que expandiendo sus lazos unen a los misteriosos hados en su implantación evolutiva.
Existen paraísos dentro del ser humano que le llevan a la quietud, permanencia y sabiduría.
Existen falsos paraísos en el medio prohibido y que sólo llevan al ser humano hacia la destrucción y la oscuridad.
Existen paraísos en las Mentes creadoras que con su creación hacen resurgir su placer y el del otro.
Existen paraísos en la contemplación de la Vida, en donde el éxtasis por la belleza inunda al ser.
Existen los paraísos de la contemplación, en donde se puede observar el nacimiento de una flor. En donde se pueden observar los milagros de la Vida.
Existen paraísos en la unión del ser humano con el mismo ser humano, en donde llegado al éxtasis se contempla el amanecer de la vibración.
Existen paraísos en la palabra, en la escritura, en las miradas…Sólo es preciso hacer un alto en el camino para poder contemplar los paraísos que existen en el camino de la Existencia.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Señor Profesor.



Ver un telediario es ni más ni menos que un hallazgo premonitorio de aquel hombre tantas veces puesto en entredicho llamado Nostradamus.
Seguramente, dado su poder visionario, vislumbró la “caja tonta” y observó el futuro, eso que todos los días vemos los mortales del planeta giratorio.
Hoy, en el telediario de las tres escucho - por enésima vez- el maltrato al que están sometidos los Educadores…

(Hago una pausa para contar hasta diez, y no escribir algo de lo que pueda arrepentirme)

¡Uffff! Estoy tan indignada que me gustaría gritar una vez más, que estamos chiflados, y sin solución.
Hemos pasado de aquél entonces no muy lejano, -en el que tintineabas los dientes cada vez que tus padres se acercaban al colegio, no fuera a ser que el Sr. Profesor dijera algo que te dejara sin salir unos cuantos fines de semana-, a tomar a quien te enseña, por el “pito del sereno”.
A gran parte de nuestra juventud les falta rectitud, cariño, educación, respeto, valores… corrección y preguntas… muchas preguntas que les hagan sentirse amados y valorados.
-¿Quién tiene la culpa de tanto desatino?
-Todos. Sí, TODOS.
Los niños hoy, en su mayor parte, viven solos aunque en el hogar sean más. Llegan a casa y se buscan la vida, porque sus padres están buscando la suya en horarios interminables y en ocasiones mal pagados.
Cuando están todos reunidos, eso si no están dormitando los vástagos por los rincones, muertos ya de esperar, lo menos que apetece al que llega, es preguntar cómo ha ido el día de clase y mucho menos entrar en detalles sobre amigos y normas educacionales…
Cada uno sobrevive como puede, y ya, aquel olor a bizcocho recién hecho que perfumaba tantos hogares de antaño, se convirtió en una pizza sabeanada, engullida medio en cuclillas mientras alguien murmulla entre dientes que te calles la boca,”no vaya a ser que perdamos el hilo” de la serie de turno, y si comentan algo de la escuela, lo solucionamos con una guantada al que pensamos causante de todos los males del hogar, o sea el Maestro.
Los hijos no son felices, porque teniendo de todo, no tienen nada de lo que puede hacer de ellos personas de bien, con atención. Los padres no son felices, porque se sienten mal al no poder dedicar el tiempo deseado a los hijos, ya que tienen que hacer horas extras para poder pagar el plasma de 50 pulgadas, la wii, la Play, el móvil de última generación etc.. etc..
Y por supuesto, no queda tiempo para decirles lo que es el respeto a los demás.
¡Ah! No sé hasta donde vamos a llegar.
-¿Quién tiene la culpa de tanto desatino? vuelvo a preguntarme
Ahora, ya un poco más calmada pienso que tal vez las cosas tengan que estar muy mal y tocar fondo para que vuelvan a resurgir, la coherencia, el Amor, los valores, los besos, las caricias, alguna que otra "colleja", los abrazos, el buenos días, las buenas tardes, el ¿cómo se encuentra? y sobre todo el Sr. Profesor, que a fin de cuentas es el que está para enseñar tantos y tantos temas necesarios para salir adelante.
¿Que toda la sociedad no es igual?
-Por supuesto que no. Pero hoy, al igual que en otras ocasiones, acabo de escuchar que un altísimo porcentaje de enseñantes son agredidos.
Debemos reflexionar. Sólo eso.
P.D.
Por cierto, no acostumbro a marear la perdiz con el femenino y el masculino, porque a mí me importa muy poco.
Pienso que la valoración y el respeto nos lo ganamos con nuestras actitudes y aptitudes, seamos hombres o mujeres, sin necesidad de dejar constancia de - el "o" o el "a"-

miércoles, 12 de noviembre de 2008

A quien le falta un ser querido


He visto con estupor cómo en televisión se anuncia un número de teléfono –imagino que con elevadísimo coste por minuto- en el que se invita a llamar a todo aquél, desesperado por la pérdida de un ser querido.
A quién haya podido hacer semejante negocio, le auguro un futuro brillante aún en estos tiempos de crisis, porque desesperados en la vida por esas ausencias, existen multitud -por desgracia- y todos tenemos algún ser querido que ya cerró la puerta de esta vida.
Yo diría a aquellos que se sienten con ese terrible agujero en el estómago, con esa pena inacabada por una gran pérdida, que tengan la seguridad de que la Energía de quien ha partido no se evapora, como el humo. Que sigue viviendo de otra forma, pero nuestros ojos es difícil que puedan percibirle como era, porque quien partió se mueve sin cuerpo, éste que nos ata y del que nos liberamos cuando pasamos la Puerta hacia nuestra verdadera Casa.
¿Por qué digo esto y por qué estoy tan segura?
He tenido muchos testimonios a lo largo de mi vida, de otras Realidades. Al comienzo, ello me creó un serio problema a todos los niveles, ya que yo deseaba vivir mi vida entre lo “fashion”, y la realidad del aquí ahora. Y todas estas experiencias me atan y ataron de alguna forma a ir por cierto camino del que algunas veces me encantaría huir.
Mi última experiencia es tan impresionante, que para mí, es ni más ni menos el sello certificador de que quién se ha ido, sigue aquí y allá. Y que nos escuchan y nos miran y acompañan.
No… no tengan miedo si quién se fue, ha sido un sinvergüenza y temen no arrancárselo de su lado en toda la Eternidad… Simplemente seguimos viviendo pero con orden y concierto, y cada cual estamos y estaremos en el lugar que corresponde, pero las Energías, o Dios, o Luz, -creo que podemos llamarlo a nuestro antojo- hace ver a quien llega de esta experiencia, su forma de actuar en la tierra, y eso es suficiente para que con la mirada del después se comprendan ciertas actitudes adversas.
Tengan conformidad, pidan a la Luz un destello, y sepan que nada termina, solamente, cambiamos de casa.

En las nubes, sin pena ni gloria. Mi creencia sin Dogma.


Estamos preparados para muchas situaciones en la vida cotidiana, incluso esperamos esto o aquello, pero de la muerte no intentamos hablar ni pensar.
El mayor sabedor de su propio fin terreno, es el que porta la vida, pero un desconocimiento adquirido en la aventura de la experiencia, hace que el conocimiento se desconozca, como así deberá ser, por el bien del que vive.
Cada uno tiene un conocimiento que viene con él desde el momento de su encarnación. Todos debemos recordar que el camino de la vida tiene un final y todos sabemos que la experiencia de la vida, es nuestra aportación a las dimensiones superiores cuando se acaba la experiencia. Es nuestro bagaje, y en él llevamos las vivencias de la experiencia terrena.
Los Sabedores –sin olvido- de nuestros comienzos y finales, son las Energías que continuamente se están renovando en los espacios Siderales, pero que cada una es única por los siglos de los siglos, ya que la perpetuidad es nuestra mayor Realidad.-
A esas Energías debemos de pedirles Luz, Amor, Sabiduría... para que nuestra tendencia hacia lo oscuro se vuelva claridad.
Tenemos las experiencias que vamos cosechando en nuestras continuas vidas, y también alcanzamos las Sabidurías sobre la Eternidad cuando somos libres y volamos acá y allá con presencias en varias dimensiones. A la vez podemos formar parte de la Luz, como también formamos parte de nuestro conocimiento limitado. No es el don de la ubicuidad, es el don de la perpetuidad.
Estamos alimentados por la Energía de las energías y poco a poco nuestro acercamiento al que Fue Es y Será, se va realizando en los días de la vida.
Tenemos el suficiente conocimiento para sabernos inmortales, pero la formación de la carne, impide ver la claridad de la perpetuidad, por eso el ser humano se encuentra tan huérfano, y en su desconsuelo realiza actos con bajos instintos, y alejados de todo amor y comprensión, ejerciendo sometimiento del otro a su forma y voluntad, destruyendo cuando realmente su misión es sentir que en el camino existen los obstáculos, pero no debe olvidar que nadie es nadie para tomar la justicia sin justicia, sobre todo debe de saberse arropado y amado por el Amor, que da el Dador de los sentimientos y de las actuaciones de la Luz.
La evidencia de la negrura de las almas, viene dada por el cosechamiento de experiencias alejadas de toda evolución, y por lo tanto, llegan a ser las piedras del camino que zancadillean a los caminantes de la vida, entre los que se encuentra el propio distorsionador.
Pero… otra experiencia hará posible que un Alma pesada y aplastada por rencores y mala vibración, se pueda volver tierna y brillante.

martes, 11 de noviembre de 2008

La guerra


Pienso que las guerras son el resultado de las incoherencias y de la propia carencia humana.
Si todos tomáramos conciencia de lo efímera que es la vida, y nos percatásemos de que en las contiendas, todos perdemos - unos pierden la vida y otros pierden la propia condición del ser humano-, todo sería diferente.
Creo que para que se instale la Paz, la Concordia y la Armonía, tenemos que cambiar como seres individuales y tomar conciencia de que sólo con la palabra y la comprensión, hallaremos los acuerdos.
Está claro que detrás de las guerras existen multitud de intereses para éste o aquél, y el negocio de las armas bélicas, hoy floreciente, no interesa que se acabe.
Pienso que todos estamos obligados a luchar, pero por la Paz y por la Tolerancia, y no debemos de dejar, que los frecuentes abusos del ser humano por el ser humano, siga imperando en nuestras vidas.
Y una pregunta:
¿Qué pasaría si los poderosos que firman la guerra, tuvieran que partir con sus seres amados, en la primera contienda y no quedar instalados en sus propios sillones de mandatarios?
Tal vez, las cosas cambiarían mucho…

jueves, 6 de noviembre de 2008

En las nubes, sin pena ni gloria


Hoy veo desde estas alturas, que en el mundo, una vez más, todo esta revuelto; aquí y allá.
Por una parte, los aplausos a Obama y por otra, la consternación de muchos que ven algo inaudito en que el “Jefe del mundo”, sea de color.
Estamos totalmente majaretas.
¿Quién dijo que se es mejor o peor por poseer un determinado color de piel?
¿Quién dijo que uno tenga que humillar constantemente a otro, por sentirse superior en esto o aquello?
Tampoco corren muy buenos tiempos en nuestra Piel de Toro, porque las declaraciones de una Mujer, están haciendo correr ríos de tinta y de saliva, a prensa hablada y escrita. Y en la calle ya no nos acordamos de lo carísima que está la vida, porque nos invade el cotilleo sobre realidad, interpretación, posibilidad, etc. etc. de lo dicho.
Y las palabras de la referida Señora, seguramente habladas con toda sinceridad y coherencia, han hecho pupa, a gran parte de nuestra sociedad.
¿En dónde está la propia libertad? ¿Siempre tenemos que bailar el agua para que no mojen nuestras gotas a alguien y ello haga que se constipe?
¡Ah! cada uno quiere que le digan lo que desea oír, y eso no nos lleva a ninguna parte.
Tendremos que hacer un tratado sobre la tolerancia, eso nos haría ser un poco más humanos y comprensivos con los demás. Y lo que es mejor, con nosotros mismos.

Mi cámara hacia el cielo


Aquí es en donde más me agrada vivir.
En las nubes, soy muy feliz, porque veo con cierta claridad, y los problemas de la tierra se me antojan, meros pasatiempos.

lunes, 3 de noviembre de 2008

El lado amable.




La soledad también tiene su lado amable, ya que carece de ataduras,
esas que me parecen fajones gruesos, adheridos a la cintura... asfixiantes.