La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 14 de noviembre de 2008

Una Matroska




Creo que somos matroskas de vidas que encierran otras vidas, y que a su vez, somos una ínfima parte de la gran Matroska.

En nuestro interior se libran mil batallas, unos mueren y otros ganan. Todo está correlacionado y hace que seamos… que nuestras funciones se lleven a efecto.

Cuando muere una o un millón de células yo no soy consciente de su muerte, y cuando nacen otras muchos, tampoco acuno su llegada; y, no me altero lo más mínimo con esos procesos, a no ser que muchos pierdan y entonces también pierdo yo alguna batalla, resintiéndome, o que la contienda sea tan irreparable que pase a formar parte de los no vivos.

Pienso que al final, existe el repliego de todas las que han sido, y esa ínfima cantidad del algo que queda es la esencia material de todo lo que fueron.Pero me estoy refiriendo al algo tangible. Y que volverá a formar parte de otro algo, ya que el adiós a la materia nunca es. Solamente existe su transformación, aunque sea en una infinitésima parte de lo que un día fue.Junto a la parte de materia, creo que viene la Esencia inmaterial, que aunque Es, no puede ser demostrada por nosotros porque no es “tocable”, ni visible al ojo humano, y que forma nuestro abanico de sentimientos: Nuestra Esencia. Nuestra Permanencia. Nuestra Verdadera Sabiduría. Esa que es capaz de volar en un Viaje Astral, sin tener ningún tipo de soporte físico. Esa que es capaz de percibir tantas y tantas sensaciones y sentimientos. Es, nuestra trascendencia. Nuestro verdadero Yo.Y nuestro verdadero Yo, forma parte del Todo, siendo parte. Y cada uno de nosotros, los vivientes, somos ese reflejo de la Sabiduría, pero sin ser Sabiduría. Somos un reflejo del Amor, pero sin ser Amor, somos un reflejo de la vida, pero sin ser Vida.Creo que estamos unidos al Todo, por el hilo invisible de la Unión.

Pienso que somos pequeños destellos de luces de la gran Luz. Y pienso que en el firmamento de la vida, esos destellos, se van haciendo casi imperceptibles, pero que aún en el lado más oscuro, nunca se apagan para siempre, aunque alguna vez necesitemos que Alguien avive las luces, con su aliento.

13 comentarios:

  1. Tienes razón al compararnos con las Matroskas. Tambien es cierto que formamos parte de algo intangible pero real a la vez, que nos une a otros. Si somos capaces de escuchar a nuestro yo interior (cosa dificil hoy en dia), ese mismo yo interior nos conecta con otros "yos". Bueno no me enrollo más.
    Sigo leyendote, porque me parece que podré aprender mucho.
    Un saludo desde Barcelona

    ResponderEliminar
  2. Gracias Paco por tu comentario. Soy así desde siempre. Pero vivo la vida que ha correspondido metida de lleno en ella, pero sin olvidar nuestro origen y fututo.
    Saludos.
    celia

    ResponderEliminar
  3. Gracias Paco. La semana pasada estuve en Barcelona (hermosísima ciudad) Yo escucho a mi Yo desde siempre. Vivo la vida que me corresponde, pero sé de la perpetuidad de Alma. Quiero gritar al mundo que todo perdura y que sólo con la coherencia y el buen hacer es posible la unión y el derribo de colores y fronteras. Pero ¡casi nadie me escucha!
    Saludos de corazón a corazón
    celia

    ResponderEliminar
  4. Querida Celia:
    Nunca he visto nada igual. Te conozco desde hace muchos años. Tu vida se ha desarrollado de la forma mas noramal, pero siempre has sido diferente. Te admiro y te quiero. He visto tu mirada triste cuando lo posees todo; dinero afectos, amor, admiración. Sé que llevan la pesada carga de tus vivencias, porque me has contado muchas veces tantas y tantas experiencias; no sabes cuánto te admiro y cuanto desearía estar en tu piel, porque rezumas amor, saniduría y comprensión hacia todos los seres humanos.
    Te quiero amiga porque eres la mejor persona que conocí
    Carmen Álvarez García.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por esa forma de redibujar lo que en esencia somos.

    Creo que me estoy convirtiendo en un verdadero adicto a tu forma de entender la vida, y a esa forma que tienes de transmitirlo.

    Siempre he pensado que cuando se lee a alguien, es como si cerrando los ojos, pudieras deslizar las yemas de los dedos por el perfil que dibuja su corazón... y tu tienes uno de los más dulces que he "visto".

    ResponderEliminar
  6. Hola Ave. Me has dicho que eres un D. Nadie. Y yo veo tus letras, con tanto peso y conocimiento que yo sí que siento propio tu nombre.
    Verás:
    Llevo muchos años escribiendo, Filosofando sin filosofar, porque no me cuesta nada plasmar en un papel todas estas ideas, sentimientos, conocimientos… llámalo como quieras, transformando mis pensamientos en letras.
    Siempre ha sido así. No es nuevo, aunque con los años la fluidez es aún mayor.
    Tengo tres libros editados y mucho “material”, que aún no ha visto la luz. Nadie apostó por mí ¿De qué va esta mujer? ¿Qué dice qué? Y yo sigo como una mosca cojonera, erre que erre, sin tirar la pluma ni la tecla.
    Pertenezco a Asociaciones de escritores, y hago con ellos actividades. Voy tranquilita y despacitom sin hacer ruído, porque no puedo hacerlo de otra manera.
    Imagino muchas veces que todo lo que yo he cosechado –como tantas y tantas personas con multitud de experiencias- será sembrado, y podrá dar un poco de luz, tal vez distorsionada por la carencia humana (mía), a tantos Humanos que se ven con un muro delante de su después.
    Tengo tanto que decir, que me muerdo la lengua muchas veces, no sea que el de al lado piense que me falta un tornillo, o toda una artillería pesada.
    Yo sí que me siento una Dña. Nadie, porque ¿Quién me escucha?, pero aún así, tengo una gran explosión interior para trasmitir por lo que, en vez de quedar en el intento sigo y sigo pretendiendo dar unos testimonios que pueden ser interpretados como cantos de sirena.
    Tengo tanto que decir y tantas esperiencia, que me asustan. Son losas encuma de mi cabeza...
    celia

    ResponderEliminar
  7. Carmen, amiga... con eso está todo dicho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Sin duda es la "vida vivida" la que nos hace escribir, y cuando nos falta vida, tirar de empatía nos empotra contra el lienzo blanco en el que dibujar lo que vemos y sufrimos desde la inexistente distancia que nos separa de los demas.

    No importa el trazo, tal vez tampoco la técnica, importa ese Yo del que hemos "hablado sin hablar" estos días. Y cuando eso es así... se transforma en lo que tu haces.

    Delicioso

    Una vez más gracias... intentaré localizar tus libros.

    ResponderEliminar
  9. También nos lleva al ese lienzo o papel en blanco, la necesidad de que otros vivan nuestras historias, aprendan de nuestros errores o simplemente que pasen unos minutos agradables leyendo un buen relato. Por lo que ese acto en el cual la persona expone una idea o vivencia, nos une a los que nos leen.
    No se si os dais cuenta que la "afinidad", atrae a las almas inquietas.
    Esta semana he descubierto un mundo nuevo (o no tanto) para mí, porque he descubierto que no tengo "nada de especial", que soy uno más ante la incertidumbre que nos ofrece la vida.
    Leeros a todos me ayuda más de lo que pensaba.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ave, te diré que mi primer libro, está agotado "Entre el Alma y la Razón", es un diálogo entre uno y otro. Cada cual aporta sus razones. Dicen que es muy bueno... Estoy a la espera de que un Representante que tengo al otro lado del Atlántico, haga gestiones para poder editar allí.
    Los otros dos, podría enviártelos si de das tu dirección. Es un regalo.
    Gracias por estar ahí.
    celia

    ResponderEliminar
  11. Paco, hola. Sí. Sé que la afinidad atrae a las Almas, y a menudo si existe comunión de Almas, el encuentro casual parace un conocimiento desde siempre.
    Saludos
    celia

    ResponderEliminar
  12. Jo, no saldría de aquí en todo el día, "escuchando" lo que comentáis. Yo sí que me siento pequeña cuando respiro vuestras palabras de sabiduría.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  13. Hola Mercedes. Acabo de llegar de San Salvador del Valledor, lugar en donde yo nací. Ha sido todo precioso, y me siento muy orgullosa de ese pueblecito de montaña, Asturiano.
    Es que ha quedado el segundo en el galardón de Pueblo Ejemplar de Asturias. Un galardón que el premiado recibe de manos de los Príncipes de Asturias, en persona.
    Me encuentro con varios mensajes, entre todos el tuyo, siempre maravilloso y reconfortante.
    Un abrazo,
    celia

    ResponderEliminar