La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 29 de marzo de 2009

Absurdamente...

Mis imágenes en Ruedes-Asturias

Miró tras los ojos que tanto había anhelado y leyó absurdamente que ya a él, no le importaba su presencia.
Pero...
Un trino acunó aquella pena suya, diciéndole que nada era verdad; que estaba equivocada y que los zarcillos eran simples pensamientos de veleidades.
Entonces...un soplo de aire inundó aquella vida vacía en medio de silencios y palabras amargas que vivían en su vida.
Y descubrió que le gusta reír a carcajadas, y que los días de sol ya tienen brillo; que sube las colinas sin darse apenas cuenta; que atrás quedó la tristeza y la melancolía.
Que las espinas son suaves caricias en la piel y que los reptiles, casi no le dan miedo.
Descubrió que las nubes esconden parcelas de cielo inexploradas, y que los ríos cantan canciones en su bajada.
Descubrió que existen sinfonías de luces bellas y danzarinas palabras amatorias abrazando su cuerpo, cuando la vida calla.

11 comentarios:

  1. Querida Celia,lo que en ocasiones todo nos parece negro y triste con pensamiento positivo nos hace estar alegres ycon esperanza,lo plasmas muy bien,a mi me influye el tiempo tan oscuro y lluvioso que esta hoy,muy bonito el relato,que el Amor nos acompañe a todos.
    Feliz domingo.
    conchi.

    ResponderEliminar
  2. Ese es el poder del amor. El poder transformador del amor; donde un día hubo desierto, una sola mirada, una caricia, puede lograr el vergel... el amor es algo así como un gran motor, nos mueve a nosotros frente a la apatía, su voluntad todo lo puede.

    Me ha gustado, en especial, esa última frase tuya..."palabras amatorias abrazando su cuerpo, cuando la vida calla". Y es que, cuando tú mundo se hunde, una sola palabra puede lograr la salvación.

    He disfrutado leyendote.

    Muchos besines, amiguina.

    ResponderEliminar
  3. Que bonita reflexión... que descubrimientos mas sensibles y llenos de armonia...

    Me ha encantado....

    ResponderEliminar
  4. los sentimientos que en un principio nos asustan , quiza son los que nos hacen despues disfrutar de algo que de otra manera jamas habria sido , preciosa amiga es un placer leerte ,siempre haciendo acopio de tu sensibilidad ,me encanto , un abrazo lleno de cariño desde ,mis 21 gramos que sueñan con volver a ver tu tierra y...jajaja , gracias a tus fotos la disfruto tesoro de amiga .

    ResponderEliminar
  5. Siempre la vida nos tiene preparado el sutil encanto de poder vadear los infortunios. La risa, sana el alma y el alma nos eleva con su encanto.
    ¡Hermoso como siempre, Celia!
    Un gran beso, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Celia: Que bien dibujas la realidad de la vida en tus letras. Es cierto que en ocasiones, hemos de superar la pérdida de algo muy querido, para que una nueva étapa más dichosa se abra a nuestro paso.

    Un placer leerte.

    Besos.

    Maat

    ResponderEliminar
  7. Qué bien está eso de descubrir las cosas de la vida, eh?

    Besos, Celia.

    ResponderEliminar
  8. "Cuando la vida calla", hay otras muchas cosas que pueden oirse y a veces, en soledad, llenan de paz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Dicen que la risa es el primer atisbo de la fuerza interior. Y dicen -y yo lo creo- que el que es capaz de sonreír en la tormenta es feliz y hace feliz a los otros.

    Tus escritos tienen el don de animarnos, de levantar el vuelo de nuestra risa en el corazón.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  10. Eso es lo bueno de la vida,que siempre tienes dos opciones para decidior como verla ...
    Precioso como siempre amiga.
    Besos,Celia.
    Mª José.

    ResponderEliminar
  11. Sí... el amor es el centro de nuestra vida. Volamos sobre él, con el, y cuando ya no está sobrevolamos a ver si podemos encontrarlo, sin darnos cuenta de que está en nosotros mismos.
    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar