La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Hola.


-Hola.
-Hola. ¡Es extraño volver a verte!, hace mucho tiempo que no me visitas. ¿Qué te trae por aquí?
-Acabo de llegar de una reunión en donde había mucha gente enferma. Buscan colaboraciones para poder apoyar un experimento con células uterinas. Parece que está probado que pueden ayudar a muchos enfermos.
-¿Y?
-Es que se encuentran solos. ¿Puedes hacer algo?
-Sí.
-¡Qué bueno! Algo así venía a pedirte ya que en la Tierra, los que rigen los destinos de la misma, están muy ocupados en otros menesteres. Por decirte algo… se gastan cantidades ingentes de dinero en ocio, deportes, historias de acá y de allá, obviando a menudo a quien sufre, como es el caso que nos ocupa. Existen muy pocos apoyos para la investigación.
-Lo sé.
-¿Y por qué no haces Tú algo, ya que puedes?
-Porque, hija mía… no me escuchan. No me escucháis. Habéis olvidado esa Esencia común que os hermana, y que hace posible sentirse el otro.
Cuando uno no padece, es posible que piense que siempre será así. Pero la vida gira y lo que hoy es día, mañana puede ser noche.
-¿Y?
-En vosotros está la solución. Poneros siempre en el sentimiento ajeno. Tal vez así comprenderéis más las vivencias.
No dejes que tu Alma vuele sola. Recuerda que la Esencia es la misma que la de aquél que no intenta volar.
-¡Ah!

12 comentarios:

  1. Hola Celia:

    Y que los gobiernos se gasten esas barbaridades en buscar agua en otros planetas, en vez de intentar preservar la vida y la salud de quienes viven en este...

    La verdad, nunca entenderé qué hay en las cabezas de quienes nos gobiernan. Sean del partido que sean.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, tiene razón. La solución la tenemos nosotros. Sólo se trata de encontrarla y llevarla a cabo...
    Pero parece tan difícil...


    Besos, Celia!

    ResponderEliminar
  3. Genial Celia... ¡Cómo te comprendo!
    A veces pareciera que se ha perdido todo, la Esencia, la ética, la voluntad... pero siempre hay alguien dispuesto, anónimo y solidario, que de una forma u otra va tapando los pozos que los que tienen el poder, abren sin sentido...

    Un beso grande amiga, gracias por esta lección.

    ResponderEliminar
  4. En un mundo en el que priva el individualismo, que dificil resulta ponerse en la piel de quien tenemos a nuestro lado... Cuando eso ocurre, cuando encuentras a alguien que, realmente, se preocupa... es toda una satisfacción...

    El problema de nuestros mandatarios es que, en ocasiones, viven a años luz de nuestros problemas cotidianos.

    Una lectura muy interesante, como siempre.

    Un abrazo inmenso, amiguina.

    ResponderEliminar
  5. Tus diálogos transcendentales...
    Cuánta razón en eso de obviar,de no ponerse en la piel del otro...
    Si lo hiciésemos por costumbre,como tantas otras innecesarias y pasajeras,cuan diferente sería el mundo.
    Y a buen seguro más longevo,además de más habitable y hermoso.
    Sinceramente,¿como podemos ser tan palurdos,absurdos,crueles y torpes?
    Y no hablemos de aquellos que tienen el poder en sus manos,de esos no...que me enciendo!
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  6. Buen día tocaya
    hermosa conversación, que invita a reflexionae y a actuar a favor de la vida.

    Un abrazo amiga hasta donde te encuentres, pues como dices estamos unidos como humanos y como vida, asi que mis brazos te llegaran y te daran ese abrazo calido con mi cariño

    Celia

    ResponderEliminar
  7. de momento esa esencia común está muy olvidada, demasiado olvidada; yace en el fondo del mar. Y como no la recuperemos el mundo será irrecuperable. Felicitaciones por el post y un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola, Celia; acércate a mi blog, que te cedo el testigo de la fortuna.

    Bikiños

    ResponderEliminar
  9. Maravillosa forma de llevarnos a reflexionar sobre la oportunidad que siempre nos da la vida de "ponernos en el lugar del otro" y y activar nuestros sentimientos solidarios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¡ Como me conmueves, Celia !. Tu sensibilidad y delicadeza al tratar de estos temas solo pueden sumarme encendidamente a tus objetivos. Cuanta poesía de la buena hay en tus palabras. Tienes que ser una mujer de una pasta excelente... ¡Guapa !

    ResponderEliminar
  11. Hola amigos.
    Siento tener tan desatendido este espacio y con ello a vosotros.
    Tengo tantos "frentes abiertos" que casi no me queda tiempo para uno determinado.
    Os doy las gracias por todas esas palabras que siempre son una alegría para mí.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  12. En efecto, es una lástima que los pasos de esta sociedad (y los nuestros por inducción), se dirijan en el sentido opuesto a la empatía...

    Es una lastima, sobre todo porque acabaremos pagando el infinito precio que actuar así nos comportará...

    Gracias por el recordatorio..

    Un abrazo y mis mejores deseos para cada uno de los frentes que tienes abiertos.

    ResponderEliminar