La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

martes, 12 de enero de 2010

¿Sabes? He leído un libro



-¿Sabes? He leído un libro.
-Y ¿eso en ti, es noticia?
-No. Es un libro especial. Habla de carencias y de amor.
-En mayor o menor medida, casi todos los libros hablan de amor! ¿De qué va?
-Es un libro de la Vida y la trama, se centra en una parejita joven.
Un día  cualquiera, se dirigen a un supermercado.
Ella va penosamente vestida; el también. Portan un carrito y el chico, poco a poco…:

-Mira, mi amor… estas galletas especiales... las naranjas para el zumo, y la leche… para el desayuno.
Ella con los ojos como platos, sonríe y le coge amorosamente el brazo, apretujándolo junto a su pecho.
-Mira, mi amor… ¿un poquito de jamón, para el aperitivo? y después... un trocito de carne de ternera ¿recuerdas el sabor del jamón y de la carne de ternera?
-No.
-Aspira fuerte, mi amor… siéntelo, disfruta de ello…
Para la cena algo de pescado. Sí. He decidido que vamos a tomar un poquito de salmón ahumado. Recuerdo que mi madre lo ponía marinado y ¡estaba delicioso!. La llamaré. Le preguntaré la receta.
-Tu madre ha muerto, hace ya mucho tiempo.
-Lo sé mi amor… lo sé. Pero ¿no hemos entrado en el supermercado a vivir de sueños?

Y poco a poco dejando el carrito aparcado en la parte oscura de la Superficie, salen con el dolor en el Alma y el hambre en el cuerpo.
Pasan por la zona donde se encuentra el vigilante:
-¿Es aquí el lugar por donde pasa quien no ha realizado comparas? Mire… no llevamos nada. Hemos dejado el carrito ahí, ya que se nos ha olvidado el dinero. Es posible que más tarde regresemos.
-¿Han dejado en él productos perecederos?
-No.
-Está bien. No dejen de volver.

Y dos jóvenes a los que la vida les dio la espalda, se van… poco a poco… cargados de sueños, de amor, pero sin nada que llevarse a la boca.

Y entonces pienso:

"¿Cómo es que nunca veo a nadie en esas circunstancias? ¿En donde tendré mi cabeza?"

Y escucho algo que habla en mi interior y me dice que la tierra no está habitada por seres humanos, que ha habido una invasión de Avestruces.

22 comentarios:

  1. Celia, por desgracia hay muchos en esa circunstancia. Pero eso que no los ves...si hasta ayudas :-)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Fui testigo de esa circunstancia en una conocida gran superficie.
    Me sentí frustrado por la situación pero a la vez gratificado por lo barato que puede ser satisfacer un sueño.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Celia
    La verdad es que hay gente en esa situación, quizá no tan desesperada pero sí muy límite, lo que pasa es que como tú muy bien dices escondemos la cabeza para no verla, así somos las personas la gran mayoría de las veces, como avestruces
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  4. Si, hay mucha gente en esa situación. Tal vez no de tener que dejar el carro y marcharse sin nada, pero si de comprar mortadela de la mas barata y limitarse a oler el jamón porque no pueden pagarlo. Yo eso si lo he visto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Celia, un texto que toca conciencias...
    Una situación que entristece y da frustración. En una época pasé por esto y te juro que la sensación de querer y no poder, es durisima.

    Gracias amiguina por los preciosos comentarios en mi blog.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Leyendo tu relato no pude evitar que las lagrimas nublasen mi vista,cuantas carencias y cuanto podriamos hacer con poco esfuerzo,ellos tenian el amor,pero seria perfecto que existieran los milagros y en su carrito una mano bondadosa hiciese realidad su sueño.
    Muchos besos.
    Luna llena.

    ResponderEliminar
  7. Hola Manolo.
    La verdad es que podríamos hacer mucho más, pero la verdad es que es necesario estar en el lugar y darte cuenta de las situaciones. No es tan fácil.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  8. Hola José Ignacio.
    He paseado por tus blogs. Tus escritos son impresionantes. Voy a enlazar tu blog al mío, y así estaré atenta a tus entradas.
    Me alegra que hayas podido ayudar a alguien en esas circunstancias. Tenemos que tener los ojos bien abiertos.
    Un abrazo, y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  9. Hola Mar.
    Me he propuesto, para este año que comienza, abrir un poco más los ojos. Pero... algunas veces los propósitos nos los llevo a cabo. Sería una pena, fallarme a mi misma.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Ardilla.
    Sí, la vida es muy difícil para muchos. Y cada vez... parece que aún más.
    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  11. Querida Carolina.
    Siento que estuvieras en un momento tan amargo. Pero de todo se aprende y la verdad, pienso que después de un trago así, se valorarán mucho más las cosas.
    Te mando mi fuerza y un gran beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola Luna Llena.
    Sí, algunas veces las reflexiones nos pueden hacer llorar. Es la vida, y como dice la canción "La vida es así, no la he inventado yo".
    Pero duele.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Uy, sí que pasa esto bastante a menudo, eh? Y es lo que tú dices: O no nos damos cuenta, o no nos queremos darnos cuenta...

    Besos, Celia... Amiguina :)!

    ResponderEliminar
  14. Abramos los ojos, y echemos una mano...
    ¿Cuesta tanto??Por cierto, acabo de terminarme un libro
    Me encantó :D
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Querida Celia: Es cierto,o pasamos muy distraídos por la vida o escondemos la cabeza bajo tierra como las avestruces. Y adhiero a tu propósito de tener los ojos más abiertos a partir de ahora.
    Un cariño.

    ResponderEliminar
  16. Hola Celia, como tú misma dices: No te importe tu insignificancia. Aunque nadie repare en ti... lo importante es haber vivido.
    Y si no he leído mal, y no interpreto mal, ellos se tienen el uno al otro, y van por la vida cargados de sueños y amor.
    Contradicciones de la vida: sin comida no hay vida, pero sin sueños y amor tampoco.
    Yo, prefiero una muerte dulce con amor y sueños y sin comida.
    Siempre que me preguntan ¿Dinero salud o amor? escojo amor, después salud y lo ultimo dinero.
    ¿Una idealista? Tal vez. La verdad, es que el amor me quita el hambre :)
    ... Y con mi amor puedo quitar el hambre a muchos.
    Un beso Celia, que no nos contagiemos de los avestruces que nos reodean y que mantegamos los sueños en alza.
    Todo mi amor,
    Mar

    ResponderEliminar
  17. Cuanta razón.... y como he disfrutado recorriendo al paso de pequeños sorbitos de mi primer café, la metáfora que nos-te planteas....

    Quizá se nos haya olvidado soñar, o puede que simplemente sea una cuestión de valentía, aunque por otro lado, no es de extrañar que en un mundo donde nos empeñamos en sepultar y olvidar a nuestra propia alma, los sueños (con mayúscula y no los que tienen apellido de TV de plasma o de nosecuantos cilindros turbo inyección..), sean los grande desterrados.

    Al no soñar (con mayúsculas), olvidamos poco a poco que la existencia de cada uno de nosotros trasciende los límites de la propia piel, y que la empatía siempre empieza por "lo que no es", o lo que es lo mismo, "lo que son otros"... quizá (solo quizá) por eso cada día un poco más, perdemos la capacidad de sentir como propio el sufrir del prójimo/próximo, y por eso se convierten en anónimas las historias de dolor que nos rodean....

    Un fuerte abrazo Celia y como siempre ... Gracias.

    ResponderEliminar
  18. Hola Amig@.
    Abramos los ojos.
    ¿Qué libro has terminado?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Lourdes.
    Perece que ahora es bastante habitual.
    ¡Es una pena...! aunque les sobraba amor, que eso ya cambia un poquito las cosas.
    Un beso, cielo

    ResponderEliminar
  20. Querida Gloria. Poco a poco, iremos despertanto a otras vidas que están a nuestro lado y no las vemos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Mar. Al cien por cien, con lo que dices. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Es mucho mejor comer todos los días mortadela, patatas y pan, con el amor a tu lado, que darte un atracón de langosta en soledad. O en soledad compartida, que aún es peor.
    Pero bueno... si además de amor, tienen algún obsequio, mucho mejor.
    Sí. Realmente, el relato de esta historia tiene dos lecturas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Ave.
    Recorrí mi blog desde los comienzos (hoy tengo un día muy tranquilo y lo voy a dedicar a lo que me apetezca, por eso me tomé tiempo).
    Me has comentado por primera vez en Octubre de 2008.
    La verdad es que, comentarios de autores de blogs, sólo tenía a Angelus, y tú has sido el segundo.
    Hasta ese momento, familia y amigos (presionados por mí) jejej, me decían alguna cosilla (siempre buena), faltaría más, para animar tanto silencio.
    A lo que iba... que te estoy sumamente agradecida por estar siempre presente,y cuando desapareces por un tiempo, espero ansiosa tu regreso.
    Me apena que no sigas escribiendo en tu blog habitual ¿el Ego? ¿Huír del Ego?
    Mira... a quien lee tus escritos le importa poco que te ha movido a hacerlo. Lo que desea es degustar aquello que le llega.
    Además, tú, eres una persona anónima. Otro caso diferente, puedo ser yo; que firmo como "yo misma". Aquí si que existe un componente de protagonismo importante. Mil veces me he arrepentido por haberme identificado e incluso comencé a escribir de forma anónima en otro blog. Pero al final pensé que soy como soy, y ya tiro para adelante.
    La verdad es que volviendo atrás en el blog, en busca de tu primer comentario hacia mí, me di cuenta de que estoy derivando demasiado a temas en los que no pensaba cuando abrí el blog.
    Deseaba ser una especie de "cobijo" para todo aquél que tuviera dudas existenciales, y repartir Amor y Vida...Conocimientos Espirituales, esos que yo había sentido y palpado desde siempre y con más intensidad, en los últimos veinte años de mi vida.
    Y ¿que hago ahora?
    Divertirme leyendo y escribiendo amores y desamores terrenos, obviando mis propósitos.
    Y es que me he fallado a mí misma ¿por qué?
    Ni más ni menos que... por mi "Ego".
    Porque escribiendo sobre eso, me comentan más y es en donde veo que entran más lectores.
    Así es que... querido amigo... mi Ego es el que manda.
    Me visto bonita, porque mi Ego me pide que tengo que ser vista (mejor, bien vista)cuando salga a la calle.
    Mi Ego me pide, que escriba algo para que me aplaudan, y que colabore aquí y allá, para que me vean.
    Y tal vez, también me dice que te diga esto, para que sepas que diciéndote que tengo Ego, me digas "no será para tanto, porque si tuvieras mucho, no lo dirías".
    Llegué a la conclusión de que los seres humanos somos tan imperfectos y nuestra mesa es tan insegura, que siempre falla una pata haciendo que se tambalee para alguna parte.
    Quiero retomar mi camino de la Espiritualidad y seguir profundizando en ese Valle inmenso que albergamos en nosotros mismos. Pero... ¿Y si eso me aleja de la vida "cómoda" que llevo hoy? ¿Cómo mi Ego va a desprenderse de tanto hermoso que le rodea?
    Como ves... mi Ego está siempre presente, y pienso que tendría que volver a la vida unas cuantas veces más, para ser de otra forma.
    Querido Ave; Perfecto Don Nadie, como te gustaba decir en tus primeros comentarios.
    Eres un Don Alguien, con un gran sentido común, con mucha sensibilidad, con grandes conocimientos. Incluso, tal vez... Poeta.
    Mira... si tu Ego quiere vivir, déjalo. Y así disfruta él, y también disfrutamos todos tus lectores.
    Un abrazo muy fuerte y ... GRACIAS.

    ResponderEliminar