La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 14 de febrero de 2010

Buenos días, mi amor.

-Buenos días, mi amor. ¡Felicidades! Te quiero tanto…
-Buenos días, Esteban.
Acabo de hacer el desayuno que más te gusta. Me levanté temprano ¿sabes?.
Ya está todo dispuesto… tu zumo con hielo... bizcocho recién hecho y el café, largo...
Puedes salir de la cama cuando quieras. Todo eso te espera en el salón.
-¿Bizcocho de naranja? Tan temprano… ¿y ya has hecho un bizcocho?
-Sí. Sé que te gusta y lo hice por ti. Ya sabes… yo no tomo.
-Todos los días tienes un nuevo sabor para sorprenderme. Mi amor… ¿Sabes cuál es uno de tus mayores fallos?
-No.
-Lo poco cariñosa que eres. ¿Ves? Una vez más, no me has dicho “te quiero”

Moraleja.
Sé suave, tierna, amorosa, primorosa... Y duerme el resto del día.
Al final, seguro que te aplauden. Y nadie te dirá que el bizcocho ha resultado duro, que el zumo se ha aguado, y que el café estaba demasiado cargado y le ha puesto de los nervios...

14 comentarios:

  1. Celia, los hombres hoy en día no quieren cocineras, ni amas de casa, no les importa hacer ellos el filete y la patata frita o el zumo de naranja.
    Ahora no olvides darle muchos besos y decirle que le amas y que el es maravilloso y guapisimo.
    Cosas que le han faltado a tu moraleja!!
    Así es Celia, tu lo has dicho
    besos

    ResponderEliminar
  2. Ahhhh mi cielo, me ha encantado ese precioso despertar!!!

    Un placer leerte mi querida Celia.

    A dormir todo el día que hace frío jajjajajajajajajajaj

    Felizz día

    ResponderEliminar
  3. Un post delicado y lleno de amor y ternura.
    me alegra leerlo porque está lleno de vida!

    ResponderEliminar
  4. Cielo, qué tierna eres.
    Aquí tradicionalemente no celebramos San Valentín pero Sant Jordi.
    Creo que con el acto ella le está diciendo "te quiero" muy alto. Quizás él no se entera... ¡Ay, el amor!!!!!
    En cualquier caso te envío una flor, un beso y un "te quiero, amiguina"
    Mar

    ResponderEliminar
  5. ¿te gustan las aubias h0y ,papa?
    la respuesta es la de siempre:
    buen0...unnnhhh...t0rcedura de cara...y p0c0 mas...
    piens0 para mis adentr0s:
    ¡que te den, papa!
    medi0 bes0

    ResponderEliminar
  6. Cierto Celia. No importa lo que haces sino cómo lo haces. Con cariño se conquista el mundo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Querida Celia: si es que no se hizo la miel para la boca del asno. Algunos hombres no saben lo que quieren. Seguro que este, aunque le dijera "te quiero", se quejaría por otra cosa.

    Disfruto mucho con estas tragicomedias tuyas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Desde luego, así somos. Por mucho que hagamos, nunca es suficiente.
    jeje


    Besos, Celia!

    ResponderEliminar
  9. Nunca estarán satisfechos.
    Si no falla lo uno, fallará lo otro.
    Es ley de vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Una moraleja perfecta para una actual realidad, por lo tanto, evitemos cansarnos en atenderlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cada persona vamos formando nuestra personalidad. Seguro que en este caso como el personaje se sabe atendido en cariño ante la sorpresa cotidiana que recibe al despertar da más énfasis a la manifestación verbal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Hola, Celia.

    ¿Te puedes creer que me ha sorprendido el mensaje de esa moraleja?

    Lo más difícil es encontrar el equilibrio entre los dichos y los hechos. Pero para ambos...

    Un abrazo grandote.

    Maat

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué ternura, Celia! El lenguaje de los actos es tan importante y amoroso como el lenguaje de los labios.

    Hermoso, querida amiga.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  14. La vida nos va enseñando muchas cosas, y está claro que lo bueno son los hechos y las palabras pero... si tenemos que elegir uno de los dos, lo mejor es lo que más cómodo resulte ¿o no?
    El protagonista de esta pequeña historia, estaba desencantado por la falta de esas dos palabras, y no miró el significado con mayúsculas de la "sorpresa que qería darle su pareja"
    En fin... MarianGardi, ha dado en el clavo.
    A mí, estos días etiquetados me repatean. Por eso no celebro nunca esos días que me dicen para celebrar, pues no encuentro lógico que tengamos que amarnos locamente el día del amor, porque alguien lo haya dispuesto.
    Gracias por vuestros comentarios y muchos besos, amigos.

    ResponderEliminar