La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

martes, 27 de abril de 2010

Pienso que...


Pienso que somos dioses para nuestra vida. La que discurre dentro de nosotros mismos.
En nuestro interior se libran batallas día a día de células contra células, de defensas contra virus invasores. Los torrentes sanguíneos portan sustancias de un lado a otro, frenéticamente.
El corazón bombea, achicando ese río que riega y riega sin parar.

Y yo me pregunto ¿acaso sé que ocurre en mi mundo físico? ¿Soy consciente del padecimiento de mis defensas o de la virulencia de los ataques que sufren? ¿Consuelo a mi pobre célula cuando se ve muerta por el ataque? ¿Me habrá pedido ayuda, cuando el límite de sus fuerzas la haría pensar en el abandono?

Pero yo, reconozco que tengo mucha vida dentro de mí, pero que no tengo ni idea de quien vive y de su sufrimiento. Sólo entiendo... cuando mi cuerpo flaquea, pero no tengo ni idea de quien ha sido el causante de ello.

Tal vez, seamos las células, los virus, las defensas de Alguien, y estemos envueltos por su piel inmensa y acordonados por unas venas que no acertamos siquiera a adivinar.

Y ese Alguien, a quien clamamos noche y día, no sea consciente de nuestras peticiones, de nuestros desvelos, de nuestros ríos sangrientos y vientos huracanados.

Solo así podría comprender tantos padecimientos en ésta -en apariencia- injusta y enferma Esfera giratoria.

Hoy he visto que somos Matroskas que se necesitan, pero que tal vez se ignoran, aunque la propia ignorancia cave la fosa del futuro.

Pero vuelvo a pensar y pienso que tal vez, cada uno viva su experiencia  conforme a sus necesidades evolutivas.
Sí... es posible que sea así. Y hacemos y nos dejan hacer...

lunes, 19 de abril de 2010

¿Qué es el Conocimiento?


-¿Qué es el Conocimiento?, te pregunto…

-Conocimiento es la esencia de la idea, despejada. La barrera que separa la ignorancia de la pregunta… esa es la frontera.
Sin preguntas, el ser humano está mutilando el Conocimiento porque aunque éste yace en la quietud siendo Sabiduría, jamás brillará sin ser buscado.
La Paz y la Quietud, son dos factores indispensables para adentrarse en la lección que vive desde el antes y hasta el después, en la profundidad del sentimiento.
En el Conocimiento, está la Verdad, aunque el Ser Humano, provisto de Mente y Materia, altera el verdadero Conocimiento -con sus posibles interpretaciones-, de la Esencia que yace en él.
Conocer la Esencia del Ser Humano, es sentirse uno con el Todo; es brillar con el brillo y no con su brillo. Es sentir con el Sentimiento y no con su sentimiento; es sentirse Grande con la Grandeza y no con su Grandeza; es sentirse Amor con el Amor y no con su Amor.
Conocerse es amarse y amar, ya que si Amas… te Amas; porque el ramillete de vidas, pertenece a un tronco común. Del que todo parte y al que todo le pertenece.


Todos mis diálogos “Existenciales” –si se pueden llamar así-, son extraídos de la profundidad de mi Alma. Pienso… realizo la pregunta… y las respuestas llegan al instante, al dejar mi mente en blanco.
Si son Realidad o Fantasía, depende de la forma en la que sientas tuyas las respuestas: pues dicho está que pertenecemos al mismo Tronco y el Tronco común, nos envuelve a todos los vivientes en igual medida.



viernes, 16 de abril de 2010

¿De dónde vengo?


-Dime... ¿De dónde vengo?
-Estabas en la Nada, como el cobijo en el hoyo. Y Él, del que ignorabas tú su existencia, porque cuando no se es, se ignora, hizo que fueras.
Por ello vislumbró tu algo el Conocimiento, porque tu Yo empezaba a nacer, como nace una flor, que aunque surge de un soporte, a menudo, lo ignora. Y vagaste, como la hoja que movida por el viento, vaga aquí y allá.
Cuando fuiste, Él depositó en ti el Amor y la intuición. Y también hizo la caja en donde cada una de tus vivencias sería depositada.
Y en tu viaje por la Existencia, las experiencias se fueron acumulando. Y en tu Alma, la Esperanza y el Amor fueron anidando. Y comenzaste a ver la Luz ante tanta tiniebla. Y el corazón, en el que vivía la caja del Amor y de los recuerdos y vivencias, se hizo gran corazón.
-Dime... ¿Hacia dónde voy?
-Vas de regreso a tu Casa. A tu Origen.
Y no es difícil reconocer la Casa de donde saliste. Y Alguien acogerá tu llegada.
Ese día, tu regocijo será tal que las palabras no serán y las manifestaciones no serán, pero sí la Unión y el Sentimiento.
Y entonces volverás a formar parte de la rueda  de la Existencia.

miércoles, 7 de abril de 2010

Comienzo y fin



Ya no tiene lágrimas. Todas, se fueron río abajo jugando con los cantos de su cauce y haciendo unas caricias a esas ramas que bajaron del árbol ya caduco.

Ya no tiene lágrimas. Todas, terminaron llegando a su destino salado de ese Mar, buscando una igualdad en el comienzo y fin de la historia escrita no sé dónde.

Comienzo y fin. Fin y comienzo.

Así es.