La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

lunes, 6 de septiembre de 2010

Mi último día

Si me dijeran que hoy es el último día de mi vida ¿Qué haría?
Quizá me quedaría en mi casa, cerrada a cal y canto, pensado en lo que he sido y hacia donde voy. Recapacitaría sobre todo lo realizado en mi camino y en lo que nunca realicé. En las heridas que hice y en las que porto en mi equipaje.
O… tal vez, ajustaría pequeñas cuentas llamando aquí y allá, dando gracias a unos y entablando conversaciones aclaratorias sobre esto o aquello.
O… a lo mejor me pondría a llorar, viendo tanto espacio de vida perdido en inútiles desvaríos; o a tiritar pensando en mi Realidad más próxima, si realmente es Real.
O… me daría un atracón de vida; de todo eso que aún tengo pendiente  realizar, y nunca hice. Y me saldría de mi carril, ese que llevo siguiendo día tras día; año tras año.¿Quién sabe?

Pero lo más seguro es que me quedaría en una habitación a oscuras diciendo con ojos enrojecidos y corazón desbordado: ¿Por qué a mi?

Y Alguien me diría: ¿Y por qué a ti no y a otros sí?

16 comentarios:

  1. Querida Celia, me ha encantado eso de "me daría un atracón de vida".

    Y todo lo demás, que espere.

    Como siempre, un verdadero placer leerte.

    Un abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  2. Si no la has visto Celia, te recomiendo "Mi vida sin mí".
    ¿Qué haría yo? Vete tú a saber. Pero ahora se me ocurre, si me lo dijeran ahora mismo, que me iría a un lugar donde la ciudad quedara lejos, y el ruido y sus luces y sus olores... A dejar pasar el tiempo contemplando la naturaleza. En silencio, prácticamente a mudas. Y con alguien muy especial a mi lado que sé que me daría toda la paz que necesito.
    Creo que así, en paz, no me diría "¿por qué yo?". Ya me he aburrido de esa pregunta.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no sé lo que haría, la verdad. ¿Sentarme a ver las estrellas? Pos seguramente. Me produce mucha tranquilidad estar a oscuras, observándolas...
    Es que yo creo que me daría un chungo saber que todo se acaba. O que todo empieza, según se mire...



    Besos, Celia!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Celia
    A mi me encantaría eso de darme un atracón de vida, pero posiblemente no supiera como hacerlo.
    Hoy por hoy estoy segura que me dedicaría a hablar con mis hijos sobre la vida, sobre la necesidad de disfrutarla cada momento, de buscar la felicidad siempre, de sembrar para recibir, de la necesidad de reir y de sentirse bien con uno mismo,...
    De todas formas, confío en que todo eso pueda ir enseñándoselo poco a poco y, mientras aprovecho y disfruto de cada día todo lo posible, así voy pensando como darme un atracón de ella
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  5. Celia, por si las moscas creo que debemos darnos un atracón de vida todos los días.

    Ver amanecer cada día es un regalo pero a veces nos olvidamos de ello.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Interesante entrada Celia.

    Seguramente si me ocurriese a mi diría: ¡Vaya! mañana comienzo una nueva vida.

    Siempre es un placer leer tus reflexiones y el modo en que reaccionarias.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  7. Es difícil pensar en lo que una haría. Quizás en mi caso haría como tú dices en último lugar. En el primer momento me hincharía de llorar en una habitación a oscuras; pero después al recapacitar, querría hacer lo que hasta ese momento nunca hice porque me daba miedo, fuera miedo, al fin y al cabo la voy a palmar, por ejemplo tirarme en paracaidas, viajar a un pais exótico, en fin, yo que sé, es difícil ponerse en esa encrucijada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Creo que es enormemente saludable plantearse todos los días, el 'ejercicio' de vivir como si ese fuera nuestra última jornada en la tierra...

    Ambos sabemos bien, que el futuro nos engaña con sus sombras, y el pasado con sus lastres, por eso querida Celia, gracias a tu texto, me marco como objetivo para ahora mismo, mientras te leo, recordar que tal vez hoy sea mi último día...

    Por cierto, genial la pregunta del final.

    Un bsín.

    ResponderEliminar
  9. Querida Celia, no me imagino como reaccionaría, si, me quedaría a esperar que llegara, o saldría corriendo a hacer algo que nunca hubiera hecho. Abrazaría a quien nunca le di un abrazo, pediría perdón si hice daño, y me iría a la cima de algún lugar preferido, a esperar a mañana...

    Gracias por dejar destellos de luz en mi rincón amiguina.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Reflexión al limite, donde resulta difícil situarse, quizás puedan contestar a tus preguntas los mineros de Chile desde distintos puntos devista y actitud ante una muerte casi segura...Lo importante es que estás llena de vida y debes bebértela con generosidad sin poner demasiados límites a tu libertad...enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué buena reflexión Celia! Las reacciones de un momento así, seguro, serán infinitas, por ello, intentemos expandir nuestro nivel de conciencia para aceptar el devenir con amor.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Querida Maat.
    Es buena idéa. Eso del atracón gana por goleada.
    Un beso

    Hola Mar.
    Sí, esa es la pregunta que nos hacemos muchas veces, pero estamos en el camino de la vida, y las cosas ocurren.
    Un beso, querida amiga.

    Hola Lourdes.
    ¿Sentarte a ver las estrellas? Creo que es buena cosa, pero ¿y si el cielo está nublado?
    Claro... siempre quedan las farolas de la calle.
    Un beso, preciosa.

    Hola Mar de ojos azules. Sí, el atracón de vida hasta reventar. Ya que nos vamos a morir, que sea por algún exceso.
    Un beso

    Manolo hola.
    Sí... un atracón de vida- Tenemos que pensar en algo suculento, que no nos coja desprevenidos.
    Un beso y gracias, amiguín.

    Mistral, amigo. Tu planteamiento es muy acertado. Te sientas y esperas expectante e impaciente al nuevo resurgir. Buena cosa. Creo que eso lo haré después del atracón de vida.
    Un beso

    Hola Carmen.
    Aprovecha los días como si fueran el último. Bueno esto es una utopía... ¿quién lo hace?
    Un beso, guapina.


    Ave, hola amigo.

    "Ambos sabemos bien, que el futuro nos engaña con sus sombras, y el pasado con sus lastres".
    Así es. Pero no debe ser´... cambiemos como tú bien dices.
    Un beso

    Hola Carolina. Comienza a abrazar ya... por si las moscas.
    Un beso grande, amiguina.

    Hola Azpeitia-
    Es un placer verte por aquí. Creo que también vas a Madrid al Encuentro de Poesía el día 18. Espero que sea así.
    Un abrazo

    Hola Gloria.
    Siempre el Amor, así es. O por lo menos así debería ser.
    Un beso, amiguina

    ResponderEliminar
  13. Si lo miras desde el punto de vista del Alma:

    No existe ese último dia en la vida, puesto que es inmortal.

    El vehículo humano puede desaparecer junto a la "razón". El Alma es imperecedera.

    Un abrazo amiga mia.

    ResponderEliminar
  14. Celia, lo mejor es tener las maletas preparadas para cuando llamen a retirada.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola victorv.
    Me siento halagada con tu presencia. ¿Sabes que te tengo un gran cariño?
    Un beso, Maestro.

    Hola Marian.
    Sí. Mis maletas están preparadas. Otra cosa es que me apetezca marchar al Viaje de la Eternidad...
    Un beso. Nos vemos en Madrid.

    ResponderEliminar
  16. Con permiso...

    Vivir,
    ¿qué otra cosa se puede hacer hasta morir?

    ResponderEliminar