La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

miércoles, 29 de diciembre de 2010

"FELIZ AÑO NUEVO."



Los años son como los pasitos de la vida. Unas veces se camina con zapato molesto, otras casi no se percibe, porque se adaptan como guante a los pies… y algunas veces, los tiras por la ventana de este coche de la vida, en el que viajas a toda velocidad.

Hoy eché el freno. He parado en seco y ya, tomo asiento, para contemplar lo andado y para saber el rumbo que debo seguir.

Ya no quiero preguntarme de donde vengo ni tan siquiera deseo saber… quien soy. Hoy centraré todas mis fuerzas en ser feliz, por eso, insuflo aire en mis pulmones y sonrío al ver volar esa golondrina que va, no sé hacia dónde...

martes, 21 de diciembre de 2010

Navidad



-Hola

-Hola hija ¿qué te trae por aquí?

-Ya ves… vengo a hacerte una pregunta. Quiero que me digas qué significado tiene la Navidad.

-Hija mía… la Navidad es la Venida, es la parte bonita de una historia que no terminó demasiado bien, para Aquél que llegó con el Poder en el sentimiento, deseando demostrar que no todo acaba cuando el cuerpo se va.

En la Navidad, se pretende recordar ese momento único en la historia de la Vida.

En la Navidad se espera y se recibe lo esperado, si el corazón así lo decide…

-Ya… pero resulta que ahora está mal vista la Historia aquella; y mira… voy a ser muy sincera… pienso que analizando todo lo que nos han contado, existen muchas situaciones que no cuadran…¿sabes? tenías muy mal genio y decían que te enfadabas mucho.

-No hija, no. Algunas veces se han hecho verdaderas aberraciones en mi nombre. Se han embarcado en guerras sin sentido. Han hablado de mí, como alguien que castiga, aborrece y hasta se habla de mi venganza para los comportamientos humanos.

Yo no soy así, hija.

Además no he fundado Iglesia alguna. Mi única Iglesia es la unión del ser humano. Jamás hice discriminaciones por sexo, lugar o condición.

Mi religión es el Amor, mi cobijo es para todos, mi acogimiento es para la totalidad de los que viven… Todos lleváis el mismo abanico de sentimientos. El mismo Alma…

-Ya… pero Tú has echado a aquellos mercaderes del tempo, y has dictado muchas palabras  temerosas… y has sembrado miedo. Jamás entendí a un Padre como el que me han dibujado…

-Hija mía… si tú, ahora, en este instante, le dices algo a alguien, y le propones que vaya transmitiendo esa palabra a varias personas, verás cómo el mensaje que escuchas al cabo del tiempo, no se parece en nada, al inicial. Así ha sido como se dicen palabras no dichas, y se silencian otras muchas que sí he inspirado.

-Ya… y ¿qué hacemos ahora que viene la Navidad?

-Una Navidad perpetua, hija mía. Nunca olvides a quien tienes cerca o lejos. No ocultes jamás sentimientos de amor, aquí y allá. No hagas daño y cobija al próximo, alentándole para que haga lo propio, y así… la vida tendrá sentido.

Pero sobre todas las cosas, no olvides que el Alma de cada uno, alberga el abanico de sentimientos más sublimes. Hacedlos crecer y así la Vida tendrá otro sentido.
No creáis en Mí si no queréis, argumentando que no estoy visible. Pero... nunca olvidéis miraros y en ese interior, estoy Yo. Por eso al ayudar al otro os ayudáis a vosotros mismos. El Yo, es uno. Y ese uno, se disgrega en todos los que viven.
Hija... tienes que ser feliz al mirarte, pero no olvides jamás que al mirarte a ti, mirarás a todos los demás. Y tú a ti nunca te dañarías, por eso ámate y amarás.

-Ah!

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Este jueves un relato "Historias de ascensor"



Cuando el Alma habla, la Mente casi no tiene argumentos para responder... y en el ascensor, me atrapó mi Yo, sin poder escabullirme...
....
"Atesorando deseos vives, entre ilusiones vanas que no perduran, y tú esperas.
Deseas comenzar, abrazando vidas que imprimen sufrimiento, y no comienzas.
Y te digo que había en un tiempo pasado un hombre que contemplaba flores en su jardín desde su ventana, en primavera. Y dejó pasar un día y otro, tal vez encadenadas semanas, siempre con el propósito de salir a recoger aromas y dárselos a su esposa amada, que esperaba.
Un día, inició camino, y la puerta se abrió, y ya... no estaban.
De vuelta a casa con las manos vacías, esgrimió la mueca de la nada, mirando aquellas manos. Sin nada que ofrecer. Y un "lo siento" silbó como plegaria en labios comprimidos por la pena y un silencio se oyó.

Créeme que tus manos llevan flores que no miras.
Que tus labios llevan sabias palabras que no dices. Que tu tiempo pasa y tú, sin respuestas, buscas vivir sin vida de la Vida.
No pienses que dirán que no razonas, pues cuando cumples lo pactado el cielo ancla sus alas en tu espalda y sus murmullos impregnan tus palabras dando consuelo al que yace sin esperanza, y fe, a aquel que nada encuentra en el mañana, y calor arropando noches que no acaban.
Cómo es posible que vivas ignorando tu ayer. Ese ayer de dichas susurradas, cuando veías el espacio terreno tan lejano.
No encuentres escaleras a cada paso y mira los jazmines desde tu ventana.
Sal a mirarlos y contempla la vida que apaga los sabores, los olores, los días, y haz que esa contemplación se torne dicha ajena.
Alimentas olvido a cada paso, sin pensar que has bajado para que surgieran esperanzas. Para que tus alimentos saciaran las vidas. Para Amar.
Y no amas tanto como debieras, y ya no lloras cuando piensas en mi como lo hacías cuando percibías sin verme mi presencia y tú, sin casi saberlo, llorabas por la lejanía que hubo, hoy cercana.
Y ya no lloras, y yo te digo que tal vez sea porque el ayer se hizo hoy, y tú, acostumbrada a mí, no me añoras.
O porque ya no buscas y tu corazón ya no encuentra dicha y ya no me recuerda.
Cómo encuentras pasiones pasajeras sin darte cuenta de que todo carece de valor cuando nada perdura.Y has llorado ayer y ya no lloras, tal vez porque la fuente del llanto ya no fluye. O tal vez porque, manando tanto, se ha agotado.
Y ya todo para ti, tras las nubes, carece de valor, y ya las estrellas se apagan a tu mirada cuando, escondidas, no las buscas.
Y ya ves a la Esencia, lejana, y no la buscas, y no te miras, y no ves que vive en cada uno que vive. Y no ves la grandeza que vive en ti, abanderando el Alma sin bandera y recomponiendo historias que no ves.
Intento acariciarte cuando me miras sin verme, y tú, carente de contacto, no estás viendo lo que tan claro se muestra a tus sentidos."
......
Estaré ausente unos días. Iré poco a poco por vuestros ascensores, cuando regrese.
Besos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Corazón "Meira Delmar"






Este es mi corazón. Mi enamorado
Corazón, delirante todavía.
Un ángel en azul de poesía
Le tiene para siempre traspasado.

En él, como en un río sosegado,
El cielo es de cristal y melodía.
Y a su dulce comarca llega el día
Con un paso de niño iluminado.

Este es mi corazón. La primavera
Que inaugura las rosas, vana fuera
Sin su espejo de gozo repetido.

Y vano el tiempo del amor, que mueve
Las alas de los sueños, y conmueve
La sangre con su canto sostenido.

"Meira Delmar"

jueves, 9 de diciembre de 2010

Este jueves un relato. "¿A qué animal te gustaría parecerte?"



Estoy solo; totalmente solo. Corro de acá para allá y no sé hacia donde voy. Bueno, la verdad es que de vez en cuando, me paro para atusarme un poco los bigotillos con mis patitas delanteras; también  me pongo de pie, y miro en todas direcciones.
No veo a ninguno de mis congéneres.
Ummm… creo recordar que se metieron uno tras otro, por esa rendijilla que está delante de mí en esta pared interminable. Ninguno salió.
No. No les he vuelto a ver.
¡Voy a buscarlos!. Si no han salido es porque tienen un lugar más cómodo que el mío.
Hiiiii, hiiii, chillo, mientras me apretujo por esa ranura estrecha; pero parece que nadie dice nada, porque no escucho más que mi propio chillido.
.
¡Ya estoy dentro! y todo huele bien...,  además no hace frío.
 Ahora comprendo el motivo de mi soledad, entre hojarascas y palos secos.
Corro a esconderme, por si acaso. Aquí está oscuro, pero voy a escalar un poco. Me gusta… me gusta mucho este sitio. ¡Esto si que es confortable!. Calentito y mullido.
Chispas!!!! no sé por donde voy, pero siento calorcito y algo que parecen hierbitas finas enredadas . ¡Qué gusto!. Me echaré una siesta, que el camino hasta aquí, ha sido duro…
Hiiii, Hiiiii ¿Qué es esto? ¿Qué ocurre ?:
.
.
-Pichurrín,  te había dicho ayer a la noche, que no me despertaras. Ya sabes que tengo que aprovechar los domingos por la mañana para dormir…;  comprende que es mi día, el único en el que no madrugo… ¡Para ya, tontorrín, y no me hagas cosquillas!
-Pituquina, me has despertado tú a mí; te prometo que no te he tocado. Estarías soñando. Ya sé que te atraigo tanto… que estoy en tu cabecita loca, día y noche. Pero, deja que ya voy. Amorcito, qué suerte tienes al saber que estoy loquito por ti. Voy raudo a tu llamada. Tú lo has…. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ayyyyyyyyyyyyy!!!!!!
-¿Qué te pasa Pichu? ¡¿Qué te pasa?!!!!!
-Que tu "eso"… que tu "eso" me ha ... ¡Por todos los santos!, me ha dado un mordisco. ¡¡¡¡Está vivo y con dientes!!!!!!!!
-Que te ha dado qué???????
-Mira mi dedo, está mordido y sangrando… ¿Cómo se explica esto?!!!!!  ¡Menudo despertar me has dado, Pituquina! Pero... ¿qué implante te has puesto "ahí"?
-Estás chalao, Pichu. Razón tenía al pensar en que últimamente hacías cosas muy raras...
.
Uffff, mejor me marcho que esto es muy raro, casi muero destripado ¡Menudo apretujón! Gracias a que sé defenderme. ¿qué sería eso que cayó sobre mí?. Quiero correr. ¿Dónde diablos estará la salida?
¡Que alguien me ayude!!!!
Ya decía yo que la vida de ratón de campo, es muy dura…

P.D.
Me gusta ser un ratón de campo, pero sin tener nada que ver con los humanos. ¡Son muy raros!

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Este jueves un relato "Cambio de senda"



-Hola Dios.
-Hola, hija: ¿Qué te trae por aquí?
-Tú que lo sabes todo... sabrás qué es una senda ¿verdad?
-Claro ¡cómo no voy a saberlo!. Una senda puede ser un camino, un sendero, un trazado sobre el mar, una vía en el Cielo...un atajo… ¿y? ¿a qué viene esa pregunta?
-Es lo que yo pensaba, una senda puede ser muchas cosas… Pero, necesito que me digas: ¿Qué senda es mejor para llegar a la meta?
-Todas son igualmente importantes. Si eliges la senda del mar, deberás llevar una buena lancha para no zozobrar y una brújula adecuada, para no perderte. Si vas por un camino ancho, tal vez, las ruedas de un vehículo te porten con seguridad, si sabes curvarte con las curvas y enderezarte en los largos tramos. Si eliges un sendero tortuoso, deberás tener la certeza de poseer un buen calzado, y fuertes piernas… A menudo miras con ansiedad esa otra senda creyendo que es mejor que la tuya, pero no pienses que existe alguna exenta de riesgo. En la tierra no existe el camino llano de la felicidad completa.
-A mí, lo que más me agrada son los atajos. Me gusta la rapidez y llegar pronto a la meta. A ser posible la primera.

-Hija mía… ¡cuánto te queda aún por aprender.!

Escucha:
No importa el camino; lo que en realidad es necesario mientras avanzas es, tener los ojos muy abiertos, la mirada clara, los pasos firmes y el corazón, abierto de par en par, para que palpite en ti, por ti y por otros.
Pero sobre todas las cosas, observa la luna, observa el sol cuando nace y cuando se esconde para ti; mira las flores que alimentan los sentidos, admira las plantas, los montes ¡la Vida!... y no olvides nunca, mirar a aquellos que caminan a tu lado o en sentido contrario; no interfieras jamás contra nadie, palabreando, para que vayan por donde tú deseas.
No olvides  disfrutar con todos los regalos que cada día brillan para ti. Sólo así podrás sobrellevar el tiempo de tormentas y nubarrones grises.
Carga el equipaje de tu Vida, con cosas bellas, para equilibrar las vivencias. Y evoluciona con cada paso, sabiéndote parte de la Existencia, ayudando a aquél que perdió sus zapatos, a quién  olvidó su brújula, al que se cayó por el  barranco sin encontrar freno alguno.
Sé prudente. Sé tolerante. Ríete. Ámate. Nadie puede dar lo que no tiene.
Hija...no intentes correr, si no estás bien segura de saber caminar.
-Ya...¡Ah! Por cierto... como estoy aquí, y Tú que lo sabes todo ¿me puedes dar una pista, por pequeña que sea, sobre la senda que tengo que seguir para  encontrar a Pepín?
-Mira hija, para encontrar a alguien debes ubicarte tú, quiero decir... tiene que funcionar bien tu brújula interior. ¡Ay hija... hija! ¡te veo tan perdida!.
En qué estaría pensando el día en el que hice a esta mujer...