La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

jueves, 17 de noviembre de 2011

Este jueves un relato: "El grito de los excluídos"



Había una vez, una rosa. Era hermosa. Tenía pétalos de seda roja, aroma a jardín entero y un tallo exento de espinas.
Se balanceaba con el viento y reposaba con la quietud. Sus estambres se llenaban todos de ese rocío que le regalaba la mañana, mientras ella, hacía arrumacos al sentirse amada, incluso cosquilleada por las abejas que iban a visitarla. Se sabía, hermosa... admirada; bella al fin.

Al otro lado, una margarita. Su tallo, bifurcado en dos aunque de estos, había brotado una sola flor; blanca, de hojas pequeñitas y núcleo amarillo.

Estaba en un rincón del jardín al lado de un montón de ortigas y unas piedras marrones que canturreaban con las botas de aquella persona que pasaba a su lado sin verla, admirando sólo esa presencia aromática y bella, roja y apuesta que estaba allá a lo lejos.

Hizo enormes sacrificios para llamar su atención. Intentó alimentarse de la charca para que su tallo se hiciera alto. Intentó beber toda el agua que el Cielo le bajaba y absorber esencias de la tierra; pero… un día… aquel asno que pastaba tranquilo, descargó sus desechos dejando esta historia, sin historia siquiera.

Una observación:
La suerte ¿estaba echada? ¿Cuestiones del destino?

10 comentarios:

  1. una preguntita antes de comentar

    por qué te deje cuadriculá?

    ResponderEliminar
  2. jaja, hemos pasado del rojo al blanco y amarillo, de ahí al verde y por fín al MARRÓN.

    ResponderEliminar
  3. a la hora del final, poco importa las diferencias de apariencia...jejeje
    Lastimoso final el de la pobre!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pués quizás es verdad, la suerte estaba echada, pobre margarita quiso parecerse a la rosa; pero la cruel realidad acabó con sus sueños.
    Bonita historia
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Siempre deslumbra lo que nos parece más bello, pero defecará el burro sobre la rosa, él no entiende de estéticas.
    La suerte está echada también para todos.

    ResponderEliminar
  6. La pobre burra... pues donde le vino bien, qué sabía ella de estética o de pinceladas de color? Lo casual marca la suerte echada, amiga, en el mismo tren viajan.

    Cuatro besos sin exclusión para ti.

    ResponderEliminar
  7. La suerte está echada, supongo que poco puede hacer una flor mas que respirar en el sitio que le toque vivir y asumirlo, a la rosa creo que le podría pasar también, con lo cual, lo dicho "cuestión de suerte"

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tan bellas esas flores, rojas, blancas amarillas, y al final marrón.
    !que perra vida!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La suerte está echada también para las rosas, pues resulta que las más de las veces, acaban siendo pacto del capricho humano en el florero que terminará con su efímera existencia. Tiene más probabilidad de supervivencia la margarita, sobre todo si no hay ganado cerca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, amigos. No tengo tiempo para entrar en blogs, ni comentaros.
    Ya os contaré.
    Besinos

    ResponderEliminar