La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

martes, 24 de enero de 2012

Hola.





Alguien, hace ya muchos años, abrió ante de mí, la Puerta de las Enseñanzas.
Me acuso de no compartirlas debidamente. ¿Por qué? Tal vez por no haberles dado mucha importancia -que si la tienen- o porque me daba miedo ese dichoso ¿qué dirán?
Hoy... cruzada ya la barrera de los temores, y después de haber pasado desde ese día primero, 23 años, pienso que es el momento y que no puedo dejar transcurrir más tiempo-¡ahora o nunca!-; por ello, os iré desgranando tantos y tantos Dictados que yacen en un cajón.
Desde hace un tiempo, ellos, los folios, se han puesto bailarines, y danzan los unos con los otros, luchando por salir. Se sienten prisioneros de esta carcelera, que soy yo.

A mí, me han aportado, una visión diferente de la vida y de mí misma. Me han ayudado a sentirme arropada, y a poder atisbar detrás de la cortina que separa nuestro plano Físico del plano Espiritual. Sin barreras. Sin miedos. Con la tranquilidad de de saber que la Casa nos espera. Que no todo acaba con la Muerte. Que somos Energía imperecedera. Que todos tenemos un Alma que se manifiesta de mil maneras. Que nadie es más ni menos que nadie...
Todos somos necesarios y cada cual busca su lugar de forma diferente. Estamos en constante evolución para subir los escaloness de la Existencia.
Hasta de las peores consecuencias se pueden extraer lecciones positivas... "para valorar la Luz es necesario haber conocido la oscuridad"

Estamos destinados a ser Eternos.

Por eso, allá por el año 2007, y con esto de los blogs, abrí este. Pero me entretuve por las ramas, haciendo poemas..., escribiendo sobre esto y lo otro... leyendo aquí y allá. Comiendo palomitas y mirando por la ventana al son de las gaitas y el chiringüelu asturiano.

Pero no está bien.

Dice el dicho que: "de bien nacidos es ser agradecidos".
Por eso, desde hoy, este blog se va a volver seriecito y va a plasmar lo que he dibido contar desde su comienzo.

Os haré partícipes de mi secreto... ¿mejor guardado? No. Eso no, porque muchas personas de mi entorno, y alguno más, lo saben desde entonces, cuando comencé de alguna manera, a sentir los dos planos de Existencia.

Sé que existen multitud de personas a las que les ocurre lo mismo que a mí. Soy una de tantos que ha sabiondado y me encontré mucho más de lo que deseaba, porque esto que tengo atrapado en el cajón, me ha cortado de alguna forma mis alas para volar en las diversas direcciones de la vida. Aunque...¿he dejado de ser libre? No. La verdad es que, pienso que no. Pero me ha comprometido, y a mí, no me gustan nada los compromisos...

Yo, ni quito ni pongo Rey. Simplemente os desgranaré lo que he recibido durante años y si alguien se beneficia de ello, mejor que mejor.

Cuando escribo los Dictados siento una grandísima Paz. Me pongo a escribir en un lugar tranquilo. Pienso en la Energía Pura del Cosmos, y a los pocos minutos, siento que a mi Mente le llegan Dictados sin tener que pensar yo. Con una letra que no es la mía de siempre. No se parece en nada, así como bien es cierto que el Alma, no sabe de reglas ortográficas. No es escritura automática, porque no soy ajena al texto. Escribo como si se tratara de un dictado al uso.

Al comienzo todo fue sin premeditación alguna. Corría el año 1989. Era Diciembre. Tuve diversas manifestaciones. Intenté cerrar la Puerta que se abría ante mí, una y mil veces. Pero... siempre regresé a mirar, por lo menos... a sabiondar por la mirilla. Hasta que un día, acepté lo evidente.

Por supuesto, no os preocupéis en dejar vuestros comentarios. Tampoco, podré comentaros a vosotros, ni pasar por vuestros blogs asiduamente -ya... ya sé que hace tiempo que no lo hago-, pero me es imposible porque tengo mil espacios distintos que rellenar en mi vida.

Bueno... lo dicho. Yo lo pongo aquí, y con una sola persona que se beneficie de ello, me daré por satisfecha. Si pasa sin pena ni gloria, es que tenía que ser así, y ya... por lo menos... puse de mi parte. Aún así, me sentiré mejor y los papeles que yacen en ese escondite, seguro que me lo agradecen.

Besos, amiguinos.

P.D.
Sé que muchos soís escépticos -yo también lo era, y me costó lo mío, aceptar-. Os comprendo perfectamente y por supuesto, quiero dejar claro, que no quiero condicionar a nadie. ¡estaría bueno!.
Sólo deseo sacar de la trastienda mis "tesoros", que ya es hora.
Pertenecen al Mundo y no llevan Religión alguna. Simplemente hablan del Amor, de la Unión sin separaciones por Dogmas o colores, de la vida y de la Vida... en definitiva en saberse que todos pertenecemos al mismo Tronco "Somos ramas de un mismo Tronco, que nunca, nunca, secan".
 Somos una perla disgregaba en perlitas, siguiendo siendo perla.
¡Ah!, me olvidaba... Cuendo comenzó todo-a raíz de los acontecimientos- estaba aterrada;  visité un Psiquiatra, y le conté tal como había acontecido la experiencia. 
Gracias a Dios, su diagnóstico, después de diversas conversaciones, fue que estaba en mis cabales, sin lugar a dudas.
Me hizo saber que el cerebro humano, está a "bajo rendimiento", o sea,  poco desarrollado -sobre un 10% es el que trabaja-. Que  sabemos muy poco de lo que existe en otras Dimensiones... y que siguiera a ver que pasaba. Que si algún día pensaba que era Santa Teresa de Jesus, o Santa  Juana de Arco, o la propia Virgen María, que entonces sí.... que debía pasar a visitarlo de nuevo, porque tendría un serio problema.

Pasaron 23 años y me siento aquella que siempre fui. Un tanto vanidosa, presumidilla, que le gusta la vida, que ama a los suyos y a los que no son suyos. Que le gusta gustar, y que además, se lanza en proyectos casi imposibles. En fin, que soy la misma pero poco a poco, he aprendido a mirar. Antes sólo veía.
"Los ojos ven, el Alma mira"
Sí...  soy la que era, pero con un montón de folios nuevos bajo el brazo. Unos folios que poco a poco me han llenado con sus enseñanzas,  de Esperanza, Amor y sobre todo, aprendí a creer en la Eternidad.

¡Ah! y de momento, no he vuelto por la consulta del Psiquiatra.