La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 7 de diciembre de 2012

Y soy yo porque estás Tú






“La Tierra en su metamorfosis, está evolucionando hacia la cuarta dimensión, dejando atrás el Anillo de Gusano, o Einstein Rossen. Este proceso provocará que los seres humanos reciban mayor vibración Espiritual, y con ello evolucionarán hacia una mayor conciencia Universal”

Hace 23 años –justamente el día 23 de diciembre del año en curso-, se producirán 23 años del comienzo de mi experiencia evolutiva.

Mis blog tenían la finalidad de vaciar mis experiencias, y varias he vaciado... conste que sí...

Cierto es que desde siempre mantuve un recuerdo velado de quien era, de donde venía y hacia donde iba; todo un recuerdo que subyace en nuestro interior y que es común a todos los mortales, pero con alguna diferencia, tal vez, de búsqueda Espiritual. De vivir en constante sintonía con la Naturaleza y demás habitantes de la Tierra.

Ese día 23 de Diciembre del año 1898, mi vida en la Tierra dejó de transitar por el anillo de Gusano, o Einstein Rossen, para vibrar en no sé cual dimensión, pero desde luego, no en la que había vivido hasta ese momento. Poco sabía yo entonces –realmente, hace muy poco tiempo que conozco todo esto que ya tenemos sobre nosotros- (me refiero al proceso de elevación vibracional) de la sacudida del despertar, esa que llegó a mí de una forma que ya he narrado muchas veces, en mis blogs y escritos. Narrado, tímidamente.

Desde ese día la vida cambió para mí. Al principio, me refiero durante tres o cuatro días, me sentí Amor puro. Me sentí tan feliz por dentro –decía yo-, que me hubiera encantado gritar a todo el mundo cuánto les amaba. Las percepciones de todo aquello que me rodeaba, se despertaron también y la comprensión parecía abarcarlo todo. Gracias a Dios, no lo grité porque al poco tiempo todo aquello se convirtió en un martirio.

Al cado de esos cortos días, entré en mi profunda noche. Una tortura tras otra. Un miedo terrible interior, sin saber a qué. Un desprenderme de mí buscando ese Yo, que había vislumbrado unos días atrás y que me daba tanta felicidad, pero solo encontraba marañas, y miedos y más miedos.

Y yo, que no era una gran creyente, rogué al Cielo- si es que existían y no era una chifladura mía-, apoyos para que no hiciera una tontería, perdida en tanta oscuridad.... Y que me arroparan, ya que tenía tres hijos pequeños y una familia, que necesitaba de mí. Que si me volvía loca, ellos dejarían de tener madre, y desde luego, mi papel estelar era y es el de madre, para mis tres hijos. Supe que "Alumbra a la Sombra. Transita la Sombra y conviértela en Luz"

Pasan los meses entre luces y sombras, y al cabo de un tiempo, una experiencia nueva y una instantánea que me afirma que no estoy sola. Que hay más y que me escuchan. Ya que la imagen en una fotografía, viene después de una petición de esta plañidera que está escribiendo. Y a una pregunta: "Qué hacemos en la Tierra formando parte del Cielo. Y una respuesta: Hacer en la Tierra Cielo"

Desde ese 23 de Diciembre del 89, he cambiado. Ha cambiado tanto mi vida, que he dejado atrás todo tipo de odio, de rencor, por supuesto la envidia, no era mi fuerte, pero ese pellizquito de querer estar en el lugar del otro, se fue diluyendo también.

Al comienzo y durante muchos años, sí me costó abrir el corazón. Escribí un libro y otro –hasta cinco y uno más- que saldrá si tiene que salir.

Algunos me los he costeado yo. No he recibido ni un euro de esas ventas, porque no me pertenecen.

Mis escritos, lo que dicta las Dimensión Superiores, se basa en Amor incondicional. En la creencia Universal de que todos somos Uno. “Somos ramas de un mismo tronco que nunca, nunca seca”.

Las discriminaciones por razas, colores, religiones, deberán ser olvidadas. “Quien abusa del otro está dictando su propio proceso evolutivo”

La vida a partir de esa cuarta Dimensión, no va a ser un camino de rosas. Tampoco será ese Paraíso esperado para tantos y tantos que ven en esta nueva vibración un mundo nuevo, en particular para quien despierta.

No será así.

La Felicidad y comprensión abarcará a algunos, pero la mayor parte sigue su vida y entonces, lejos de sentirte “evolucionado”, te sientes un bicho raro en muchos casos. Porque proyectas tu vida por ese camino, repartiendo sonrisas y comprensión. Sintiéndote bien contigo mismo y con esa Felicidad interior, explosiva, maravillosa.

Ese bálsamo de vida, jamás me abandonó desde ese 23 de diciembre del 89. Aunque la vida me hizo llorar y los caminos fueros en ocasiones abruptos, siempre estuvo ahí, ese sentimiento interior que me ayudaba, y ese cordón de Luz que percibí me mantenía unida al Cielo y a la Tierra.

¿Qué más puedo decir? Dos mil folios escritos, algunos, repartidos a personas que querían degustar semejante hallazgo.

Intenté despertar a muchos que dormían, unos lo han hecho –pocos-, otros siguen en duerme vela y muchos más duermen.

No llevo Dogmas. Sí llevo Unión, Amor, la certeza de la Luz que nos ilumina. La certeza de que nuestra Misión es ser felices, aunque la vida nos haga llorar. Porque el llanto de la vida es una experiencia más dentro de muchas otras que hemos vivido y otras más que nos esperan. Y una cosa es que llore y se entristezca el sentimiento por las vivencias humanas, y otra muy diferentes, es la alegría que te brinda, conocer que el Espíritu de Luz vive en ti, para sostenerte.

Las experiencias terrenas las elegimos cuando aún no formamos parte de la propia experiencia. Y la elegimos porque es la que necesitamos para conocer, para evolucionar. Cuando llegamos a la vida, tenemos el libre albedrío. Algunas veces nos salimos del guión. Somos libres. Siempre somos libres.

Con este escrito quiero decir que he despertado hace 23 años. Que me ha cambiado mi vida, porque los escritos, las percepciones, los sentimientos, me han evolucionado de una forma que jamás hubiera podido imaginar. Llevo mi Paraíso interior, y lo que intento es hablar y decir que la Felicidad que se siente cuando tomas conciencia de quien eres, es el sentimiento más maravilloso que se puede albergar en esta vida. Pero no es el Paraíso, porque la vida está plagada de penas y de trabas y de injusticias.

Ahora que parece, la Energía Crística será recibida en oleadas, será recibida por muchos, tal vez comience a salir el Sol y la Vida en la Tierra cambie.

¿Qué por qué he recibido esas vibraciones hace 23 años? Es la pregunta que yo me hice muchas veces, porque durante todos estos años, la he vivido en soledad, aunque hablé y escribí- pero nadie me comprendió.

Me hubiera gustado más estar en compañía. Tal vez me ocurrió hace tantos años porque yo fui a su encuentro. Una vez más ese deseo del ya, ahora, me hizo una jugada Maestra.

P.D.
Cusiosamente, mi oruga se transformó en mariposa, sin periodo de metamorfosis. Entre papeles de trabajo, niños alborotados y familia, compañeros, amigos en general que demandaba mi presencia.
Y es que cuando no existe tiempo para Meditar, las Vibraciones llegan de otro modo, -parece ser-.