La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 13 de enero de 2013

Hola





-Hola, buenos días, Dios.

-Hola. Dime. Esta vez has vuelto muy deprisa. Has estado hablando conmigo hace solo unos días, después de largo tiempo sin aparecer por aquí.

-Ya…

-Y ¿Qué es lo que te preocupa? ¿Qué es todo eso que quieres preguntarme?

-Ya… ya sé que sabes que quiero preguntarte, pero… ¿no sabes también las preguntas que quiero hacerte? ¿No sabes todo?

-Sí. Pero si has venido a dialogar, tenemos que entablar diálogo ¿no crees?

-Sí. Verás… es que me has dicho muchas veces, que nunca juzgue. Que reparta Paz y Amor, sin importarme nada más. Que perciba la Luz, y que la envíe en todas direcciones, sin cuestionarme conductas de nadie. Que no debo juzgar.

-Así es. Has aprendido la lección teórica muy bien, pero…

-Ya; ya sé que he obrado mal, hablando intransigentemente sobre los Políticos y los que abusan. Estoy arrepentida.

-Hija mía, observo que tus capacidades espirituales se difuminan ante hechos que tú no comprendes. Ciertamente existen muchas actitudes sombrías, en caminantes de la vida. Debes saber que nadie es Luz como tampoco nadie es Sombra. El que vive la vivencia terrena, se mueve en esos dos cauces. Debes ser tolerante.

-Y esa punzada de mala leche que me aprieta el estómago ¿cómo la calmo?

-Ponte siempre en el lugar del otro. Mírate a ti misma y observa cuántas veces te has alejado de tu Esencia. De tu mensaje.

Cuando veas actitudes de falta de honestidad, de abusos, de dolor, no te cruces de brazos. No seas justiciera. No corras siquiera a apuntar con dedo alguno.

-¿Entonces?

-Envía vibraciones de Luz, para que las Sombras se iluminen. Y en esas vibraciones, cuídate de su transparencia y su brillo. Sólo así habrás ayudado a los que viven.

Porque has de saber que todo es Energía en donde vive la vibración. Y para vibrar hacia alguien, no tienes por qué estar a su lado. Para la vibración no hay fronteras…

-Ya… te comprendo. Voy a enviar mis vibraciones allende los mares, al norte y al sur. Al este y al oeste. No te preocupes que habrá más Luz en la Tierra, ahora que ya sé muy bien lo que hay que hacer. Gracias.

-Querida mía; no has aprendido mucho. Mírate. Obsérvate con trasparencia. Lee en tu Alma, y ella te dirá si careces de Sombras. Porque la vibración siempre ha de ser Luminosa. De no ser así, no tiene fuerza para cambiar actitudes sombrías.

Has de llevar a cabo toda esa Grandísima Experiencia Evolutiva que llevas en tu bagaje. No es suficiente escribir día a día unos dictados del Espíritu, si no los practicas.

Sé Luz. Siéntete Luz, y en ese justo momento, cuando tu Yo realmente lo perciba, mira a la Tierra y acuna las Sombras con la Luz. Nunca apartes a nadie. Enseña con tu actitud el luminoso camino Evolutivo.

-Ah!!!!!