La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

jueves, 22 de marzo de 2018

Teatro Campoamor.

Hoy, en el Gran Teatro Campoamor de Oviedo, hemos llevado primaveras, de la mano de la Asociación de Escritores de Asturias. Os dejo mi texto:




..
SEMBRANDO PRIMAVERAS.
Sembrar la primavera en el frío invierno de la vivencia triste, nunca es fácil.
...
Hablar de Luz y flores cuando es la humanidad, perdida y abusada, en esta seña de nuestro hoy, una utopía tal vez.
Pensar que vuelan las aves y crecen las ramas y los lirios y las fuentes, adornadas de flores, una mera ilusión.
Porque llora la vida, y la Tierra, se asemeja al caos terrible del desdén.
No hay partituras ni conciertos de dichas, que encumbren sinfonías de Amor y Paz.
No existe un solo humano capaz de levantar la voz diciendo: ¡calla!, arma mortal, ¡Calla! con los brazos en alto, en medio de contienda.
Porque somos humanos y preservamos siempre nuestro cuerpo, olvidando el del otro.
Y cuando la Masa, juega a matar, todos sumamos nuestras fuerzas y entonces...
La primavera muere en ese festín de logros vacíos por tantas guerras, con triunfos de unos...:
¿qué triunfos? ¿Quién osa semejante galardón matando al otro?
Y la primavera agoniza y no hay lugar para jardines hermosos, de aromas y de flores.
Sembrar un cesto de simientes, aquí y ahora, convencidos de frutos positivos, ha de ser nuestro reto.
Hagamos surcos de pareados, de estrofas concordantes, en donde renazca el ser humano, de aquí y de allá. Sin fronteras. Sin vallas hacinadas.
Reguemos las pisadas, con esa lluvia calma, que sabe Amar.
Sembremos frutos nuevos y la savia del árbol, !Que se extienda! lloviendo savia nueva, esa, que hablará de edenes y de gloria.
Que la utopía de nueva humanidad, no sea utopía, y sí una realidad de unión y Paz.
El respeto, la honra, el cobijo, las leyes, sembradas con mimo y esperanza, hará brotar la flora de la Vida.
¿Os imagináis todos nuestros poemas, brincando sus estrofas, esparciendo palabras, sentimientos y cobijos de Amor, en todas direcciones?
El Sol que duerme en este cuerpo impasible ante la primavera muerta, podrá alumbrar de nuevo, sembrando primaveras floridas.
¡Sí!
Sembremos primaveras aquí, en nuestros corazones, para que las enredaderas de la vida feliz, crezcan uniendo y sembrando con ello:
Paz y Amor.