La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 9 de marzo de 2008

Crítica de "Pinceladas de soles y lunas" (Ernesto Ayuela)

Me va a permitir que le envíe un comentario sobre la que parece es su última novela, y que he leído estos días porque una amiga suya de aquí, de Madrid, me la recomendó.
Me dice que va dirigida más hacia el sexo femenino, pero yo no estoy de acuerdo, porque su lectura es inmiscuirse en el mundo del mal llamado sexo débil, y por lo tanto es un libro para lectores de mi género. O sea, los hombres.
Creo que no tiene desperdicio, y aunque ella (mi amiga), me dice que el físico que usted describe en la novela, no tiene nada que ver con el suyo, yo me he enamorado, de Elena. Me he enamorado, con el beneplácito de mi señora esposa. Porque la protagonista de su novela, es la mujer a la que yo aspiré toda mi vida. (Ahora ya es un poco tarde).
Es buena persona hasta la médula. Volcada en su trabajo y en su familia como nadie. Vive la vida sin un ápice de miedo y se enfrenta a todo sin mirar atrás. Y ama a los suyos contra viento y marea.
En cuanto a la forma de escribir, me deja pasmado su versatilidad, porque tan pronto escribe de una forma totalmente coloquial, como podría hacerlo cualquier persona en una conversación rutinaria, como se mete en las profundidades de la mente, para dejarnos todo un collar de maravillosas reflexiones, en una exquisita forma de decir.
Es usted ya, vital para mí. Y no tengo en mi cabeza otra cosa que poder conocerla y decirle frente a frente, esto que le cuento y mucho más.
¡Ah!, me van a facilitar otros de sus libros. Ya le contaré.
Con todo mi afecto.
Ernesto Ayuela.

1 comentario:

  1. He recibido su crítica por e-mail, y yo me tomé la libertad de publicarlo. Muchas gracias por todo. Sepa que no soy merecedora de tanto halago.

    ResponderEliminar