La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

jueves, 14 de enero de 2021

SONRÍE A LA VIDA

 




Sonríe a la vida, alimenta tú ilusión, coge ese tren que llega lleno de luz y viaja a través de la adversidad, con los colores de la Esperanza.

Mira el Lucero hacia donde tú tren se dirige, cantando la canción del amanecer.

 

Mira hacia atrás y borra con Amor esas pisadas que dañaron tú corazón. Canta al Cielo las variadas experiencias vividas en Luz y en Sombra y ofrécelas para participar vida física -difícil caminar, tránsito oscuro o claro-, cuestas empinadas y luces apagadas que hacen errar.

 

Dedícale al Amor, una plegaria que acompañe tú viaje y dile “gracias”, desde el corazón, porque las turbias gotas se mezclaron con el aprendizaje y ellas te hicieron renacer y subir monte arriba.

 

Encumbra el silencio y también, tantas letanías de Amor, sembradas desde el Infinito.

 

Participa Luceros para extender su Luz y a la vez, haz que el ser humano ilumine su vida, sabiéndose inmortal.

 

Canta a tus errores un canto de comprensión, luce con belleza ese transitar por el camino físico ¡tan difícil!

 

Expresa Amor y emociones, en tu vivencia y recuerda que las pisadas variadas contribuyen con tú trazado existencial.

 

¡No aborrezcas vivir cuando la ilusión se oculta!

Y has de tener presente que el aprendizaje te hará crecer y que de todas tus pisadas llevas una lección y de todos tus pesares, un aprendizaje.

 

Ilusiónate, ámate, perdónate, no te ajusticies y no te reproches; eleva siempre ese Amor e ilusión positiva, no te vuelvas ocaso pudiendo ser Lucero.

 

Celia Álvarez Fresno 10-01-2021

MANTÉN VIVA LA ILUSIÓN

 






Mantén viva la ilusión, que es el soporte para alcanzar felicidad.

 

Las ilusiones son el Capitán de las percepciones diarias, pues una vida sin ilusión se convierte en un camino roto de expectativas.

 

Un ser ilusionado hace que se cumplan muchos retos, pues la ilusión abre caminos.

Un ser ilusionado hace latir su corazón con los sonidos de la Esperanza.

Un ser ilusionado no ve murallas y sube cuestas mirando en ellas grandes avenidas y así, alcanzar cimas.

Un ser ilusionado se centra en conseguir sus retos, en escalar hacia  lo alto, en contemplar los Astros que rigen las vidas.

Un ser de Amor, ilusionado,  se afana en conseguir el motivo de su ilusión, pero nunca derrota, centrado en su fortuna por lograr esa ilusión que contempla el Alma.

 

La ilusión es esperanza, es subterfugio del Amor.

 

Un ser ilusionado hace que lata el corazón, con sueños y añoranzas y proyecto de alcanzar eso que añora.

 

Un ser ilusionado vive feliz y se encumbra cuando consigue el motivo de su ilusión.

 

La ilusión son las perlas de colores que has de lucir en el collar de la Esperanza, colgado sobre tu pecho.

Lucha por tus ilusiones y en esa lucha emplea siempre las bellas armas del Amor, porque ellas, no hieren ni matan, tan solo viven y se engalanan en lo alto de esa escalera... que no daña.

 

Celia Álvarez Fresno 11-01-2021.

RECUERDO...

 





Recuerdo aquellas veces que ante un pensamiento de vacío, mi Alma se apretujaba y me dictaba un dolor en mis sentimientos.

 

Recuerdo muchas noches tristes, dándole vueltas a una idea imaginaria que nunca fue real, o tal vez sí.

 

Recuerdo mi lejana niñez cuando desde mi pequeñez observaba la vida y miraba los ojos de mis mayores y danzando entre risas, intentaba ver sonrisas por todas partes.

 

Y me hice mayor y entonces volví a danzar en la danza de la vida mientras luchaba en mi trabajo, entre las vivencias, intentando alcanzar aquellos pequeños triunfos en mis ascensos laborales, mientras volvía a mirar las sonrisas -o no- de mis jefes y compañeros.

 

Y me hice más mayor y me sostuve firme, en compañía, para llevar a buen puerto aquellos hijos que nacieron de mí.

 

Y me hice  más mayor, y ahora me afano en sembrar semillas y en recoger los frutos de aquellos tiempos pasados.

Y me miro en silencio, delante del espejo.

Y ya no cuento mis arrugas ni pretendo borrarlas porque en ellas están escritas mis pisadas por la vida; mis logros y fracasos, que también hubo.

 

Y hoy miro mi corazón, tantas veces herido y tantas otras enfurecido tal vez, causando pena al otro.

Y hoy miro mis pisadas y me enjuicio ante unas y me amo por las otras, contemplando así, mis Luces y mis sombras... y me quedo con todo y me aplaudo en silencio al haber logrado muchos logros y al haber perdido muchos otros.

 

Y hoy me siento llena y mi Alma unida al bello Espíritu de Luz, se encumbra en armonía y desde esa Percepción doy gracias a la Vida y también a las vivencias, porque a través de ellas, viví, compartí..., dañé y fui dañada, amé y fui amada, y todo ello, me llevó a ser yo misma.  

 

Todos somos diferentes siguiendo siendo Uno solo. Un Espíritu con infinitas Almas: unas bellas y armoniosas y otras oscurecidas, pero siempre, camino de la Luz.

Paz y Amor.

Celia Álvarez Fresno 12-01-2021

 

domingo, 3 de enero de 2021

DIVAGANDO






Trémulos sonidos se interpretan cuando no conoces la causa del sonido.

Los días de Luz son bienvenidos por los ojos que miran; los días de sombra palpitan desde su oscuridad, esperando un resurgir.

Cuando las leyendas se hacen realidad, la vida brilla y se interpreta cauce, pero los cauces tienen diversas derivas:
Un ser de Luz encarna para mostrar caminos y se encuentra con el suyo, difícil y triste, muchas veces.
Alguna vez encarna un Ser de Luz para hablar y mostrar Amor, aunque en su derivada no fuera pasto de Amor Universal, al creerse uno más.
Aunque fuera un Altísimo Ser de Luz, con el privilegio de beber de la Luz, pero también, de encontrarse perdido y triste y vacío...

Un elevado Ser Espiritual es magna Presencia, oro en el corazón, Espíritu inabarcable, Alma noble, antorcha entre el fango y la espesura de los bosques.

Un elevado Ser Espiritual es un Alma limpia y el Espíritu en ella, se interpreta palabras y acciones de Amor.

Un elevado Ser Espiritual es un Alma valiente, limpio de corazón que hará resurgir el recuerdo del Amor en muchas Almas que hoy, duermen.

Un elevado Ser Espiritual es Canal de Luz, y los Canales son Energías que unen el Ser con el Ser, y también puede unir la Sombra con la Sombra, la vida con la Vida, pues ante una Energía vibracional humana, se muestra una Energía espiritual en consonancia con la vibración.

Un Cauce, siempre riega otros Cauces.
Una simiente de Luz llenará los campos de frutos.

La Verdad percibida por mente humana, se acerca a la Verdad Universal pero no reconoce la Verdad Absoluta porque esta, está cerrada con los candados de la infinitud, ya que no es posible interpretar lo inabarcable.
Celia Álvarez Fresno 03-01-2021

sábado, 2 de enero de 2021

NO TIRES LA TOALLA








Cada ser humano lleva un camino y cada caminante se interpreta en el suyo.

Confluyen los astros en Luna bella y las sensaciones físicas vibran ente ellos.

Cuando tu Alma vibre alborotada, no es por ella misma, es por la razón del pensamiento que altera el Alma.

El Alma es la plastilina de la razón ya que se moldea con sus pensamientos y acciones.

La Mente es Espíritu interpretado Razón y deriva en Alma bella como también, puede ser fría y oscura.

El Espíritu es tan inmenso que en todo Es, y de todo forma parte.
Su don es el Amor, su puente es el Amor, su camino es el Amor, su sentimiento es... el Amor.

El Corazón es un órgano, pero en él, siempre vibran los sucesos.

Ser humano: No tengas penas ni sinsabores si solo están en tu mente; ten en ella el color de la Vida, la sinceridad de la vivencia, el bienestar de la verdad y el conocimiento de saberte inmortal.

Cuando los ojos lloran antes tuvo que llorar tu Alma, por ello has de tener presente que los sentimientos siempre generan un estado físico, a modo de vibración física o espiritual.

Ser humano: La vida sucede por su cauce porque tú formas parte de la vida, pero la vida es una cuando vive el cuerpo y Es, cuando el cuerpo termina.

No tires la toalla ante las desdichas ya que ellas, te hacen fuerte.
No increpes actitudes ajenas ya que muchos duermen y tú no tienes potestad para que despierten.
No hagas que otros se sientan mal por tú proceder. Vibra en Amor y las interpretaciones seguirán su curso, realizando la siembra que hará resurgir la nueva primavera.

Celia Álvarez Fresno. 02-01-2021


sábado, 26 de diciembre de 2020

YA CAMNO DESPACIO

 




Ya camino despacio porque aprendí a mirar la vida bajo el prisma de la quietud.

Ya no siento prisa por alcanzar esa u otra meta..., y es que casi todas mis metas han llegado de una u otra manera:

Unas las recogí por esperadas y otras bajaron, silenciosas, como si no fueran más que avisos de esa Inmensidad, al dejar atrás etapas de la vida.

Porque muchas veces, los humanos, trazamos nuestras experiencias físicas  y esas no son las que nos convienen para nuestro trazado existencial. Por ello, damos vueltas y más vueltas sobre lo que deseamos alcanzar y por nuestro bien, se resiste.

Porque nuestra Alma, bien conoce sus metas...

 

Alguna vez el chorro de la Fuente, mana, poderoso, regio, y en nuestra ignorancia lo dejamos correr y bebemos desde el charco embarrado.

La vida tiene Fuentes de agua clara y de Amor... como también tiene odios y sucesos sombríos; pero aún así, la vida es un regalo y la estancia en nuestro plano físico es una experiencia única para los sentidos y para nuestra propia evolución.

 Cuando pasamos por periodos de tremenda lucha espiritual, de dudas, de sucesos tristes, de desgastes de convivencias, de ausencias... hemos de transitarlos con la Fe y la Esperanza de saber que somos Seres regios de la Infinitud, caminando a tientas, para experimentar y adquirir las variadas vivencias que nos presta la Existencia. Pero aún con sus trabas, vivir es una gran Experiencia. ¡Bebámosla en tragos cortos, saboreando cada aprendizaje y experiencia!

Y así, creceremos caminando firmes hacia nuestro regreso, hacia nuestro Hogar, nuestra Casa.

 

Celia Álvarez Fresno 25-12-2020 Celia

viernes, 25 de diciembre de 2020

EN LA CATEDRAL

 









Esta mañana estuve de visita en la Catedral de Oviedo.

 

Tal día como hoy, hace 31 años, sonó con gran fuerza el despertador de mi Alma.

Antes de ese día, -aunque amante de Dios-, no tenía esa Roca firme a la que agarrarme, porque mi mente se afanaba en mandarme ladera abajo, diciendo que no existía nada tras la vivencia física.

 

Pero, ese día, ese gran día, en mi interior sonó el despertador espiritual y comencé a escribir con letra diferente, textos de Amor y Vida, con una gran Energía que venía de no sé dónde -hoy sí lo sé-, y que me envolvía con un intenso Amor.

 

Sí. Hoy visité al Salvador, como tantas otras veces fui, desde aquel día; pero en estos aniversarios me presento ante Él, con una letanía de preguntas que siempre son respondidas... uno u otro día:

 

Me inspira desde la Unidad de todos los seres humanos en Uno solo.

Me inspira que siembre Recuerdo, y así lo siento he de hacer.

Me inspira que las diversas lecciones sobre su Realidad han de ser Una sola: “El Amor”.

 

Me siento allí, tan cerca de sus pies, que con solo sentirle, mi Alma se arrebuja y se enhebra con Él para contarle penas y sufrimientos de tantos desdichados que ahogados por la vida, no respiran.

 

Y le cuento leyendas, para que la vida sea enternecida desde su poder y gloria, mientras...

“Deja que la vida siga su curso”, parece que me dice.

 

Y yo... entonces no digo más que “Amén” y me caen los lagrimones en el suelo, y extiendo mis manos hacia sus pies en un intento vano, pues es prohibido tocar su estatua que aunque inanimada, yo le veo saliendo de esa escultura, y la miro a mi lado, como Esencia infinita...

Y le digo despacio:

“Gracias, Señor, por ser la Columna y el Corazón de la Vida”.

Y Él... no dice nada, pero yo sé que sus abrazos nos cubren a todos por igual, y su Amor se expande como Perla de Vida, aunque viva en silencio, para que la humanidad, siga su propio camino, alguna vez a oscuras y otras veces mirando hacia esa Luz, que jamás abandona.

 

Celia Álvarez Fresno. 23-12-2020

 


martes, 22 de diciembre de 2020

CUANDO IBA CAMINO ARRIBA...

 

Y en aquel tiempo, cuando iba camino arriba, me encontré una multitud que caminaba despacio, en otra dirección. Seguía camino hacia una Estrella, que alguien vio, vibrando en aquel monte. 

Cogí mi rumbo, buscando su Presencia, aquella que me fue mostrada en una visión, un día de cualquier mes... y aquel recuerdo lo apreté en mi pecho para que brillara con el calor de la Esperanza en encontrarlo.

 Creí en Él y en mí.

Y al creer, la Tierra vibró dos veces y los tambores comenzaron a sonar,  diciendo en sus conciertos que Alguien existía aquí y también más allá de las nubes.

Soñé, mientras meditaba en la plenitud, pensando en un Mundo nuevo:

“Se arremolinó el viento... y la tormenta, antes suave brisa, se interpretó huracán para así, barrer el mal del Mundo”.

 Me encontré en el silencio, a un Caminante con  pies morados por el camino duro y angosto. Miraba con ojos de poder y Alma bella diciendo palabras  de Amor y Eternidad.

 La Oración Divina, vino rauda.  Pero las interpretaciones de una misma Realidad, corrieron  monte arriba, monte abajo, diciendo  plegarias o desmintiendo las mismas, y así, los humanos tuvieran la ocasión de mirar los sonidos como tambor o gaita, o tal vez flauta travesera, según la percepción de cada cual.

 Y la vida cantaba y los sueños soñaron y las vivencias, hoy u otro día, eran testigos  de la certera verdad, que acompaña el Núcleo de las Almas despiertas.

 Y las Almas dormidas seguirán afirmando que nada existe tras la ventana de la muerte física, y que la Vida es solo este presente, y quien se muere, se marcha para nunca más volver.

 Pero el Cielo sigue su curso y llueve Amor y Vida afirmando permanencia infinita del Alma- Ser, por y para siempre.

 Y mi Ser, me dice “Ser humano: Fuiste, eres y serás, por siempre, porque quien Es, jamás dejará de Ser”

 Celia Álvarez Fresno 22-12-2020.




domingo, 20 de diciembre de 2020

LAS SIEMBRAS

 


Dos labradores se afianzaban en sus siembras: Uno de ellos, al ver volar las aves, cubrió sus cosechas con tierra, ocultándolos de su presa.

El otro, absorto en la siembra, no reparó en las aves.

Al final de su riego, descubrió que todo estaba perdido al mirar el riego de su siembra plagado de aves.

 

Entonces, sentados los labradores, entonaron cada uno su lección:

El primero, absorto en cielo y tierra, profirió una sonora carcajada diciendo que su fruto estaba protegido, mientras el segundo sembrador, con lágrimas en los ojos, dijo:

“Yo, al estar presente en mi siembra no fui consciente de quien se abalanzaba en lo sembrado, por ello, reniego de mí mismo ya que no puedo llegar a mi hogar con las manos vacías, por mí desdén”

 

Y aquel que había protegido las semillas, sentado en el tronco caído, pensó:

“Tengo alimento para el mañana, tengo sentimientos alegres por haber conservado mi siembra, tengo regocijo ante mí por haber estado alerta, pero aún así, poseo la incertidumbre sobre si la lluvia arrasará la tierra, o que las aves corran raudas hacia mí fruto, una vez nacido”

 

Y ante las elucubraciones, el Cielo, mostrando su presencia, se interpretó caricia y dijo:

 

“No importa el motivo y sí importa que uno de vosotros, no tiene esperanza en ver brotar su fruto, ya que ha sido pasto de las aves.

 

Otro de vosotros estará esperanzado y el día en que nazcan los brotes, se afanará en regarlas y más tarde surgirán los frutos y se esperanzará en conservarlos y si un día, un ciclón lo arrasa todo, no le quedará la desolación por no haber participado en que la semilla se hiciera fruto”

 

Es por ello que mientras vivas encarnado como ser humano has de tener claras estas premisas:

 

-“Mantente alerta y verás caminos”

-“Mantente alerta y varas las aves en el cielo, pendientes de ese fruto”

Celia Álvarez Fresno 20-12-2020.

sábado, 19 de diciembre de 2020

LA FUENTE

 




El tiempo, es una medida que desaparece cuando desaparece las medidas físicas de la vida.


Los términos existenciales para aquel que vive en el plano físico, resultan difíciles de asumir, por ello, el Alma canta lecciones de Amor, y se interpreta caricia.

El Alma canta lecciones de tristeza y se interpreta dolor de corazón.
El Alma enturbia con su ruido, desde el sueño, y se interpreta dureza.
El Alma se interpreta ave que entona melodías y alegra el Amor.

El Alma, Querubín angelical o dardo perdido tras el suceso cruel.

El Alma intensifica plegarias cuando truena el Cielo y a la vez, se aquieta en el silencio, cuando todo es calmo, con el fin de encontrar su lugar.

El Alma, disparadero de Amor cuando el pensamiento y el sentimiento se unen a su causa.

El Alma, creador de odio cuando el pensamiento ve adversarios y oscuridad.

Porque el Alma se enhebra a la Mente, tantas veces... y a la vez el Alma se enhebra al Espíritu inalterable, ser de Luz, tantas otras...

Jamás existe un Espíritu perdido pues Él Es.
Jamás existe un Alma inalterable, porque el Alma espiritual siempre está influida  por la razón, que se involucra o no, tanto en logros como en fracasos.

El logro es el Amor.
El fracaso es su ausencia.

Sin Amor, reina la deriva.
Con Amor, la hacienda de las experiencias físicas, siempre dará bellos frutos.

El Espíritu es agua y es Fuente.
El Alma es agua que manó la Fuente.

Celia Álvarez Fresno 19-12-2020


miércoles, 16 de diciembre de 2020

LA MUERTE, SIN TEMOR

 





La Muerte, nuestra Realidad conocida.

 

La única verdad palpable de la que tenemos certeza, y a la que deseamos obviar desde el mismo momento en  que comenzamos el camino de nuestra vida, que no es otro, que comenzar el camino hacia nuestro adiós.

 

La Muerte se trata de ocultar, de ignorar, y nos pensamos accionistas eternos de la Tierra, haciendo tantas cosas y acumulando tanto… creyendo que todo va a permanecer y nosotros, desde luego, también, en el terruño que venimos a ocupar.

 

Realmente somos “okupas” de este lugar en donde vamos a cosechar experiencias.

 

Nacemos un día, en un lugar elegido. Sí, elegido, como corresponde a la experiencia física que necesitemos para avanzar.

 

Creo que venimos con un libro de instrucciones, y que en muchas ocasiones, nos olvidamos de leerlo; ves unos carriles, y tienes pila para caminar.

 

Hay pilas que duran más y otras menos. Unas son más bonitas, por el colorido, y otras casi pasan desapercibidas por quien las usa.

 

Casi siempre nos olvidamos de leer el libro de instrucciones que llevamos en nuestro interior, a modo de intuición, y nosotros comenzamos a labrar esto por aquí… eso por allá.

 

Hacemos la zancadilla a aquél que avistamos de lejos, y corremos a su alcance, cambiando de vía, y derribándolo, no sea que nos adelante.

 

Pero, no contentos con eso, también en el lote y después de haberle hecho añicos, queremos quedarnos con el carril por el que transitaba.

 

Y avanzamos, sin darnos apenas cuenta de lo que estamos haciendo, y por supuesto en ningún momento reparamos en mirarnos para intentar recoger a quien ha quedado atropellado por nosotros.

 

Y el libro de instrucciones ya quedó en el olvido, y como sustituto, vamos imaginando el libro de la puñetería, de los acosos, de las zancadillas, de los triunfos… creyendo que nuestra vida en la tierra va a ser infinita.

 

Hay muchas vías, y el que se queda atrás porque el otro le ha derribado, se pudre en la ladera, en donde nadie va a reparar en él, ya que estamos mucho más entretenidos mirando ese futuro, que realmente va a ser nuestra trampa.

 

Un día, llegamos a la última estación y nos encontramos con el final del viaje. Lamentos y más lamentos… Pero ¿y esto? piensan y pensamos. ¿Qué ha ocurrido?

 

Entonces llegamos a donde teníamos que tener en cuenta, íbamos a llegar y Alguien nos recibe.

 

-¿Has leído el libro de instrucciones?

 

-¿Qué libro?

 

-Aquél que Yo te regalé para que supieras caminar por la vida.

 

-¡Ah! No. ¿De que libro me hablas?

 

-Del que llevabas impreso en el corazón.

 

-No. Yo sólo atendía al jefe de las vías, yo,que me decía por donde tenía que ir.

 

-¿A cuántos has derribado mientras caminabas?

 

-A nadie, Jefe. A nadie.

 

-Yo te he visto dejar tirada a mucha gente, y abusar de tantos y tantos, y comenzar las luchas por llegar el primero, y has hecho que otros muchos se doblegaran ante ti. Yo te he visto que has arrollado en tu carrera y no miraste siquiera los despojos que has dejado.

 

-Es que yo creía que tenía que ser así.

 

-Eres libre. Has actuado desde tu libertad. Pero desde esa libertad, hoy, eliges tu regreso al plano físico, y has de recordar perdonar a quien te arrolle, porque antes, ya lo has arrollado tú. Y al perdonarle a él, te perdonas a ti.

Y tus pasos avanzan hacia la evolución, al reencuentro con el Bello Ser, desde tu Alma elevada y luminosa.

 

Así se teje la evolución.

Celia Álvarez Fresno. 2018.

 

Celia

martes, 15 de diciembre de 2020

UNA MIGRANTE








 Solía mirar desde la ventana de mi habitación, esperando que pasara aquella mujer casi diminuta, que arrullaba con su paso, lleno de ternura.

Yo le decía “buenas noches”, mientras ella llevaba cogido de su pecho, un pequeño fardo, en donde se vislumbraba una carita morena.
Y ella me decía “buenas noches, nena”, y yo, quería que aquel bracito corto, que era mío, pudiera alargarse mucho… mucho, hasta alcanzar a aquella pobre mujer, de rostro triste. Y acariciar su cara.

Pero mi intento fallido, terminaba siempre en un intento. Nada más

-¿Quién es esa mujer que pasa por nuestro camino?

-Una migrante, hija. Una migrante.
-Y ¿Qué es ser una migrante?
-Migrante son personas que vienen de otros lugares en busca de mejor modo de vida.
-¡Ah! ¿Y ya ha encontrado eso que busca?
-Es difícil, hija. Tal vez lo consiga o tal vez no. El tiempo lo dirá.

Pasaron los años, y no olvidé nunca aquella escena de antaño en dónde yo sufría por las carencias ajenas.

Pero el tiempo avanza y nuestro corazón endurece, tal vez como medio de defensa para no sufrir. O quizás esté escrito en los genes de los que vivimos que la dureza se vaya apropiando de los sentimientos, y ya, las lágrimas dejen de brotar ante las terribles tragedias que cubren las vivencias.
Sólo sé que mi deseo de poseer un largo brazo, se vio cumplido con el paso de los años.
Pero… ¿Qué ha pasado? Ya no encuentro a ninguna pobre mujer que pulule en las mismas circunstancias de ayer…O… ¿Será que no la veo?

Sí. Tal vez sea un medio de defensa para no sufrir.

La vida nos endurece para sobrevivir. Sí, eso es
15-12-2018

CÁNTARO DE LUZ

 


Caminante del Cielo, hoy en la Tierra. Lazo de unión, que alumbra el creador. Cántaro de Luz, con savia propia. Pedestal olvidado, al transitar la Tierra.

Asidero de vidas que establecieron pacto de vivencia absoluta.

Canciones entonadas, con brillo eterno. Fuente de Verdad, de Amor y Vida.

Suceso comenzado, regresando a la vida, con sonidos de Amor.

Crisantemo florido en pos de la Verdad. Entusiasmo y gozo, al despertar primero. Zozobra y pena al temer el suceso y derivar en caos, lo establecido.

 

Alma afanada, en llevar el canto del corazón.

 

Perpetua agonía en los comienzos con derivas y fracasos, mirando letras bellas, situando unos... ¿Por qué?

 

Mujer de luto al alcanzar recuerdos de Consciencia y dejar atrás condicionantes del ayer.

 

Alegría y capitulación ante el hallazgo, trazó tu ruta nueva.

¡Despertar al Amor! Que yacido entre las Luces apagadas, voló con canto nuevo.

 

Regocijo de Vida y creencia de Muerte inacabada al encontrar la Luz Eterna.

Ausencia de tristeza al conectar Contigo en tu Esencia inmortal.

 

Canto hacia las flores y las colinas bellas, del Amor Eterno.

lunes, 14 de diciembre de 2020

ESTRELLA DE AMOR




 Ser humano elevado, estrella de Amor.

Letargo en un día gris de estrellas fugaces. Consuelo de Almas nobles que brillan al son del Amor.
Fuente en el día, agua en la noche, mansedumbre de Amor.
Reina y trono, Luz en la oscuridad. Ansia de remarcar palabras que con tu dicha, llamen a dicha ajena.

Ausente de odios, la belleza cubre el corazón.
Ausente de bajas vibraciones, el corazón reparte Amor.
Ausente de temor, el corazón se tiñe de Esperanza.
Ausente de sollozo, el corazón se interpreta alegría.
Ausente de rencores, el corazón se vuelve niño.

Porque las ausencias de bajas vibraciones, trazan cánticos de Luz y de Paz.
Porque las vivencias colmadas de Esperanza, son timón en noche oscurecida.
Porque las vivencias del Espíritu al son del Alma, invitan al Amor.

Entusiasta de experiencias amables, el ser humano se vuelve siempre niño.
Y ese niño, en el Alma, es un cántico nuevo, de Esperanza y Amor.

El niño que vive en el sollozo, está pidiendo un trozo de comprensión en su vivir. Porque para vivir bien no son necesarios los aderezos, ni las prestancias de fastos ni de joyas.

Porque para vivir bien, consigo mismo, solo es necesario no ir a tientas por la vida, y será así, cuando te recuerdes, ser humano... Amor y Luz

domingo, 13 de diciembre de 2020

¿QUÉ SON LAS ESPINAS PARA EL BOSQUE?

 






Las espinas... ¿Qué son las espinas para el bosque?

 

Las espinas forman parte de la manifestación de la flora, pero nada es casual; las espinas están para preservar su fruto, su tallo, la planta en sí y aún así, en las propias espinas pueden albergar las flores.

Así ocurre con el ser humano y sus vivencias, esas que aunque se tornen difíciles contiendas, siempre llevan, en su Esencia, una flor, para ofrecer a ese Alma que se involucra en las difíciles vivencias del plano físico.

 

Y ¿para qué, el Alma elige difíciles vivencias, antes de encarnar? Te preguntas...

El Alma, creación Espiritual, es muy curiosa y antes de encarnar se involucra en retos sucesivos de Luces y de Sombras, dependiendo de ese trazado que miró junto al Espíritu, ese que Es y permanece desde el antes hasta el después.

 

Existen acuerdos de Almas y unas se prestan en su propia experiencia a la par que lo hace en unión a los diferentes proyectos, de otras Almas.

 

La vivencia no es quietud, la quietud se experimenta cuando el Todo, observa la parte, siendo Este, inalterable, Absoluto, Esencia de Vida, Esencia, de Sí mismo.

 

Pero esa quietud, Siendo, también es parte de las experiencias al proyectar vivencias a través del Espíritu.

 

El Alma oscura, por los sucesos, es tan blanca como la más sutil de las Almas, aún teñida de tintes diferentes para experimentar diversidad de vivencias.

 

Los lutos son amargos, cuando vierten las experiencias, muertes o letargos de Amor.

Pero de los lutos, siempre surgen los colores.

Nadie, al nacer a esta vida, está exento de una experiencia nueva,  pero desde su nacimiento, el velo de la Vida cubrirá los recuerdos.

Nadie, al nacer a la vida, lo hace porque Dios así lo dispuso, sino que son las propias Almas quienes se involucran en grandes retos.

 

Una vez completada la rueda de las encarnaciones, las Almas viven en la inmensidad de la no materia. Porque existen diversas encarnaciones del Alma. Pero las Almas, aún encarnando, cada una lleva su propio código, sin derivarlo al encarnar, siendo únicas e irrepetibles.

 

La Inmensidad es infinita y las derivaciones, también.

 

El mayor reto que nos presta la vida del plano físico, es el despertar hacia nuestra Realidad hermosa del Amor, y el recuerdo de nuestra Inmortalidad, nos secará tantas lágrimas, cuando perdemos a un ser querido, al saber que sigue existiendo...

 

Celia Álvarez Fresno. 13-12-2020.

 

Celia

sábado, 12 de diciembre de 2020

¡ALTO!

 




Ya no tiene caricias el niño aquel que quedó solo un día.

Ya no tiene caricias ni el Cielo, ni siquiera las nubes, cuando son ignoradas por el corazón.

Ya no tienen caricias los seres solos, que perdidos en la tristeza de la soledad, vierten susurros hacia  esa caricia del viento, única compañía. 

 

Cuánta soledad tiene la vida, cuando duerme el corazón, cuando ese corazón se asusta con las tristezas y desdenes y se encoge en sí mismo para no ser dañado.

Cuántas vidas muertas mueren en la vida aunque sigan viviendo, y cuántos sucesos hacen temblar los pilares de nuestra vivencia...

 

¡Alto!

Vale ya de tristezas, me dice el Alma positiva.

¡Alto!

¿No ves cuánta hermosura llevan tantos ojos que miran las situaciones con esperanza?

¿No ves esos rayos que envía ese Sol expectante y feliz?

¿No ves las orquídeas que se mantienen vivas, aún después de muertas, por haber tenido un lugar hermoso en el corazón, cuando un día fueron regalo de tú Amor?

 

Ser humano... No tengas pesares. No tengas cubierto ese positivismo, con la sábana oscura de la decepción.

 

 ¡Alégrate!

 

Porque las olas grandes, siempre se sortean cuando nuestra percepción se muestra positiva y capaz de sortearlas.

 

Ser humano... ¡Qué hermoso y que grande eres!

Celia Álvarez Fresno 12-12-2020

viernes, 11 de diciembre de 2020

ESPÍRITU Y ALMA, EN LA NATURALEZA

 





Las vivencias establecidas antes de encarnar pueden tornarse también vivencias libres de trazado, por la libertad humana.

Las vivencias establecidas siempre responden a una causa, a una circunstancia a vivir, acomodada a la evolución del Alma.

 

Cuando el Alma encarna en ser humano, no lo hace de manera casual, ya que el Alma, en conjunción Espiritual, elige vivencia a transitar, aunque sea de dureza absoluta, ya que desde la Inmensidad, el paso por la Tierra, es un espacio de tiempo ínfimo, comparado con la Totalidad de las experiencias.

 

El Alma es blanca o gris dependiendo de las vivencias transitadas.

 

Las Almas son cúmulos de Energía, en los que el aprendizaje trazan sus vivencias. Quien vibró en dureza experimentará esa dureza en sí mismo. Quien subió peldaños de trascendencia hacia el Amor, regresará para brindar Amor al caminante de la Vida.

 

El Alma puede ser enorme, Amorosa, sabia, infinita presencia desde lo inabarcable, o puede ser dura, pétrea, hostil; trazadora junto a la Mente, de los mayores despropósitos en su encarnación.

 

El Alma es moldeable a las manifestaciones de la razón mental.

 

La mente encarnada lleva su conexión con la parte espiritual, -Espíritu-Alma-, y juntos pueden elevar sus percepciones y sentimientos o aquietarse en la más absoluta oscuridad.

 

El Alma, -prolegómeno del Espíritu, que siendo en lo Eterno-, se interpreta Alma, para transitar y vivir a través del humano.

 

El Alma es un Todo en sí misma, ya que tiene la capacidad de crear, de expandir, de involucrarse en grandes retos.

 

El Alma no es mortal, porque nunca ha nacido, y en sí misma lleva diversos colores en sus manifestaciones.

 

El Alma Es en todo viviente y en cada cual se adapta a sus experiencias: los animales, las vegetaciones, las manifestaciones aire-fuego, todo responde al Alma Universal.

 

El Alma es ese gran Paraguas, con su tela, sus varillas, su empuñadura, como también es el Ser que lo contiene.

 

El Alma es de colores brillantes u opacos. Es hacedora de misterios y realizaciones espirituales.

 

El Alma encarnada va capitaneada por la razón y por ello, el Alma sigue los dictados del bien-mal, dependiendo de los pensamientos cuando forman parte de la razón oscurecida o Luminosa.

 

El Alma es pura cuando se interpreta Naturaleza y reparte instinto, y Vida, y Creación.

 

Porque el Alma es bella y armoniosa cuando vive  vibrando  en  Creación y Luz eterna.  Pero el Alma... es solo timonel, cuando la dirige la Mente.

Celia Álvarez Fresno 11-12-2020

martes, 8 de diciembre de 2020

EL CUERPO HUMANO Y LAS ESTRELLAS

 








El ser humano es levedad, dentro del proyecto existencial. 

El ser humano, en su experiencia física representa una ínfima porción de tiempo, pero a la vez, determinante para la experiencia de las Almas, en su encarnación.

El ser humano, dotado de inteligencia, de percepciones, de vivencia elegida, así como derivación de la misma, es una experiencia única, pero repetida tantas veces por el Alma encarnada, hasta concluir las experiencias pactadas.

¿Ves cuantos seres humanos viven en el Planeta Tierra?

Tantas y aún más... muchas más, son las Estrellas en el Cielo: unas están ya muertas cuando contemplas el firmamento y aún así, brillan a tus ojos.

Cada ser humano, encarna, y junto a él, lo hace esa estrella celestial. Su misión es establecer unidad y en su encarnación, el ser humano, desde el comienzo de su andadura, su instinto le hizo mirar hacia esas estrellas Celestiales, conociendo que unas mueren, pero dejan su testigo a aquellas otras que se forman como producto de un Asteroide que se multiplica.

Las Estrellas no tienen conocimiento pero sí forman parte de la Sabiduría. Las Estrellas están siempre pero necesitan de oscuridad para brillar.

Las Estrellas albergan sabiduría y en el Magno Universo, conocen su función y se interpretan genialidad o silencio, según elección del trayecto humano.

Las Estrellas no tienen forma de puntas, sino que su reflejo se expande en la misteriosa habilidad para proyectar sus vértices.

Las Estrellas son vida, y te preguntas si ellas piensan y yo te digo que el pensamiento lo genera la Mente encarnada, pero el pensamiento Universal, en Todo Es.

¿Crees que un árbol piensa en hacer brotar sus flores?

El árbol sigue los dictados de su núcleo y su núcleo sigue los dictados del Núcleo Universal de la Vida.

Todo está en función de todo y los alimentos están servidos y los trazados Universales, están servidos y las manifestaciones en todo lo creado, Son.

TODO Y TOTALIDAD.

 


El Todo y la Totalidad son la conjunción de las Partes.

En ambas vertientes existen sus derivaciones, por ello, hablaré del Todo como "Parte" que se involucra en la Existencia plena y la  Totalidad es el culmen de la Existencia blanca u oscurecida.

Cuando el Todo, derivado de la Totalidad, se involucra en las distintas Vertientes de una única Realidad, es por ello que el Todo es parte de dicha Totalidad. 

La Totalidad es la no derivación de parte alguna, pues la Totalidad acoge al Todo y a la Parte.

El Todo,  es tu cuerpo, a su semejanza con todas sus percepciones y sentimientos que la Totalidad.

Y la Totalidad es el Todo, que en Todo Es, con sus derivaciones. Tu cuerpo es un todo, pero a la vez tus sentimientos y pensamientos hacen tú Totalidad, junto a las realizaciones percibidas, vividas y experimentadas.

Dios es la Totalidad de muchos Todos.

Un ser humano individual es un Todo, pero no es la Totalidad, pues la Totalidad serían los Todos llenos de Parte.

El Todo alberga Luces y Sombras y esas Luces y Sombras derivan en sentimientos y en realizaciones que pueden ser luminosas o sombrías.

La Totalidad son todos los conceptos, las vivencias de las distintas manifestaciones en cualquier parte o Dimensión.

El ser humano alberga al Todo, que puede ser Amor o interpretación sombría (dependiendo del Alma). Es juez y parte. Es lección de aprendizaje y a la vez es Sabiduría plena en el encuentro Consigo mismo, sin ser Sabio ante la Totalidad.

Cuando el ser humano se encuentra con su Infinitud, ya todo es comprendido y sus juicios, sus cuitas, sus desarrollos espirituales, están ligados a Sí mismo, junto a la manifestación de las Dimensiones en sus diversos estados de Conciencia y de Consciencia.

El ser humano es Alma y es Espíritu. El Espíritu es el que Es y el Alma es parte Espiritual, que puede ser luminosa y oscurecida.

"El Todo alberga la parte y la Totalidad alberga al Todo y a la parte"

Celia Álvarez Fresno. 8-12-2020


lunes, 7 de diciembre de 2020

SER Y RAZÓN

 






A las Cimas Espirituales se sube con el beneplácito del Alma y la predisposición de la Razón.

Para alcanzar la Cima es necesario haber partido de ella con la finalidad de mostrar pisadas y recuerdos de Amor.

 

Desciende de la Cima, el Ser bendito que busca ir al encuentro de las Almas, para trazarles un rumbo nuevo.

Desciende de la Cima, el Ser que se involucra en plano físico, -olvidando recuerdos-, para comprender al humano, que olvidó su Casa.

Desciende de la Cima, el Ser que ya alcanzó las victorias de Luz, para mostrar pisadas y recuerdos. Para regar de Luz las estancias oscuras de la vida.

Desciende de la Cima, un Maestro que fue alumno en las distintas vertientes de la Montaña. Y que habiendo alcanzado Sabiduría y recuerdo de Amor, se percibe unido a la Fuente, y entona lo que la Fuente dijo:

“Has llegado a tu Casa, con bolsillos vacíos de sentimientos bajos.

Has llegado a tu Casa, con bolsillos colmados de desinterés por las fortunas de baja densidad.

Has llegado a tu Casa, siendo  Alma Luminosa, abrazado a esta Fuente, que perdura en sus aguas.

Has llegado a este Universo de Conciencia plena: plena de Consciencia de Luz. De Consciencia de Sombras, esas que abrazan con el triste abrazo de la caída.

 

Has llegado a este Universo de perpetuidad, sin hora de llegada, sin hora de partida, sin sueños... sin avatares de la vida física.

Has llegado, después de la agonía y aún así, tú Ser se desdobla para sembrar ayuda, pues un Ser de Amor, cuando encarna humano, sigue siendo Ser puro en la Cima, porque ya alcanzó su ruta.

Has llegado después de haber partido y en esa partida, cuando un Ser de Luz encarna, puede olvidar su ruta y vivir encarnado tanto tiempo como experiencias realice para avanzar.

Porque una ruta establecida, puede derivarse o aquietarse y así, el Maestro que va él lección del Todo, pierde el Libro de sus rutas detrás de la ignorancia de saberse Luz en la Inmensidad.

 

Las rutas de la vida física son tan variadas...

Los pasos llevan tantas derivas que, un Ser elevado puede comenzar de nuevo en su letargo y así, aquietar la vivencia espiritual.

 

Te preguntas: “¿Cómo, si Dios es conocedor de los devenires, deja que el Alma noble de sus rutas?”

 

Y Él responde: “Porque en las experiencias, todo es Libertad. Y Él inspira pero no realiza y deja hacer aún conociendo el resultado antes que sean los hechos”

 

Dios no lleva papeles para ser firmados como compromiso. No lleva facturas para cobrar sucesos. No lleva opiniones para zanjar palabras.

 

Porque Dios lleva el Amor y el descuento de Amor, pues quien encarna en Amor tiene la opción de regalarlo y compartir con sus hechos, o por el contrario, olvidar y en ese olvido, el Amor ya no es Fuente de Amor, sino que es un descuento de vivencia de Eternidad.

 

Cuando un Ser de Luz encarna en el plano físico, las trabas de la Sombra son inmensas, entonces la Luz fluctúa y pierde consistencia; pero cuando superados los pasos de las derivas, se eleva, regresa a Dios, Cima y Casa eterna que le conminó a interpretarse mortal para mostrar la Realidad del Camino.

 

La Esencia infinita Es, en el interior humano y en todo lo que las Almas alcanzan a contemplar.

 

Celia Álvarez Fresno 7-12-2020 Celia