La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

miércoles, 7 de mayo de 2008

Tal vez... un día

Seré una nube copiosa que nunca oculta el sol.
Seré una fuerte simiente que haga lucir el fruto.
Seré una vida con luces, inclinada en el campo, abriendo en la maraña aquel sendero.
Seré, una forma viviente de decir que la Vida, no acaba con la vida, sino que la distancia continúa sin brecha alguna.
Seré, el recitar de las vivencias y el contemplar de los caídos, cuando, yaciendo busquen una mano.
Seré, la esperanza de aquel que perdido se siente solo y triste.
Seré, la certificación de que la Luz vive y no se apaga, y todos algún día acabaremos en su regazo.
Seré, la mano que acaricia los rostros de la vida, cuidando a aquel que sin fortuna, ni motivos de felicidad, busca esperanza, entre las vivencias absurdas de la vida.
Seré, el comienzo de las mañana, y al comienzo de las noches, diciendo que la noche terminará con el alba.
Seré, motivo de reflexión para aquel que busque su lugar, y motivo de pregunta, para el que nunca se la ha hecho.
Seré, una estrella en el confín de la tierra, tirada por el hilo invisible de la Estrella que yace en la eternidad.
Seré, el remanso de la paz, porque con la vivencia, plena y asumida, haré que uno y el otro y el otro, se alimenten de esperanza, y ya muera la desdicha y la fatiga.
Seré, la certificación de que la Luz, y la Verdad, y el Entendimiento, no mueren y que el tránsito de los seres que pasan la puerta, es una mera circunstancia, y ya al otro lado, todo continúa.
Seré, la certificación de que los alborotos, las guerras, y los dogmas que separan, debieran de callarse para siempre.
Seré, la luz para aquellos que perdidos en la vida, no encuentran su lugar.
Seré, la mujer que teniendo vida en la tierra, y aferrada a ella, degustando la vida, tiene el Alma tan elevada, que absorbe del Todo, la Realidad, pero confundida por las vivencias, queda aturdida en este mundo oscuro.
Seré la que soy. Una mujer más que vive, y que sabe que nada termina, y que las dimensiones de la vida son varias. Que nadie muere para siempre, porque el Alma, que vive en todos es inmortal. Y que ese Alma, es conocedora, en mayor o menor medida, de los secretos de otras Realidades, pero que yaciendo en el silencio, a menudo, no expresa nada.
Seré, la certificación de que lo espiritual, no está reñido con la vida misma, y que no es necesario dedicarse a la vida contemplativa para llegar el estado Nirvana, que te hace ver las cosas con más claridad.
Seré la que soy. Una mujer llena de errores, y de Amor, de silencios y de comprensión. De reencuentros y de despedidas.
Y hablaré, y contaré mis experiencias, y alguien dirá que sí, y alguien dirá que no. Pero yo diré y daré un testimonio de la existencia del Amor, sin fines y sin fronteras. Porque el testimonio de otras Realidades, que aunque parezcan irreales, son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario