La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 1 de febrero de 2009

La Liga de la Vida



¿Es posible que seamos marionetas guiadas por los hilos de las Energías?.


Tal vez, en los espacios Siderales, o en otros mundos inimaginables para esta caminante de la tierra, sean poseedores de unas “tecnologías” incomprensibles para nosotros, y jueguen a vivir con los habitantes de este planeta. O sea, con nosotros.
Tal vez formemos "panda" con unos o con otros, dependiendo de la tendencia de nuestros sentimientos y demás abanicos de la vida.
Me imagino... un muñeco inanimado, lleno de hilos; siendo una concursante del Más Allá, en donde mis acciones no sean realmente mías sino de aquellos que juegan por mí.
Y allí, es posible que existan diversos bandos disputando el mismo partido, con la intención clara de quedar cada uno el primero, en la Liga de la Vida.
¿Qué quienes forman los partidos?
Creo que con tres equipos es suficiente:
- Los que tienen tendencia a escalar con cordura y aprendizaje haciendo el menor daño posible en la escalada, y también tendiendo una mano a aquél que intenta lo propio pero que algunas veces se desprende de la cordada y tiene algún que otro fallo en el manejo del piolet.
- Los que sienten cierta apatía por la propia vida, y se arrinconan en la experiencia que les ha correspondido, sin escalar, ni mirar, con un sentimiento indolente; perdido en contemplaciones sin contemplación
Y por último
-Aquellos que cuando observan que algún concursante se interesa por saber qué esconde la cima, se afanan en ponen clavos en la falda de la montaña; borran el senderito para poder dificultar la escalada, y además, si es posible, asestan duros golpes con el piolet, diciendo que no es la marca recomendada -ya que existen de diversos colores, aunque todos hacen la misma función-; y les convencen por las buenas o por las malas (casi siempre) para que se queden quietos y se olviden de la aventura.

Sí. Tal vez seamos muñecos inanimados de las Energías.

Y nosotros, creyendo que somos, lo más de lo más...

¡Ah! Pura comedia...