La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 24 de abril de 2009

Sábados literarios de Mercedes. "Relato Erótico"


El tren camina medio derrengado entre las montañas asustadas por el humo negro y el tintinear pesado de su hierro.
En los bancos de madera, un hombre y una mujer comparten departamento en ese viaje Transiberiano.
Hace frío. Un frío gélido que entumece el cuerpo de los dos pasajeros. El hombre, lleva ya unas horas medio dormitado en su asiento compartido con fardos. Su fortuna.
La mujer ha cogido en la última estación su medio de llegar al lugar en donde es esperada.
Al principio, no existen las palabras. Más tarde él levanta su mirada azul y choca con la de esa insospechada acompañante que el destino le puso.
Le sonríe, y quedamente le dice no sé qué. Ella se despoja del gorro entapizado que cubre su cabeza, y sin decir palabra se sienta junto a él.
La reseca piel… se cubre de humedad; los latidos del corazón… bombean a la par que las ruedas de hierro viejo; los suspiros… se entremezclan con el silbido de la máquina; y ya… por fin, el tubérculo que yacía bajo la tierra gris, despierta a la vida, entre las nieves y las llanuras frías de un lugar cualquiera, en la maraña helada de un viaje inesperado.
Anexo:
En un comentario me han dicho que todo ha sido demasiado rápido y que parece... una eyaculación precoz.
Pero ¿No habéis reparado en el hecho de que estuvieran muertos de frío? Había que ir al grano, bueno, en fin, por decir algo...
La cuestión no era como para tomárselo con mucha calma. ¿O no es así?

Un trocito de "Una historia en el aire"



-Mi vida. ¿Cómo no me has llamado? ¿Por qué has tenido que sufrir sola sin decirme nada?

-Ricardo, no tenía por qué llamarte. Ten en cuenta que Nueva York no está al lado, y todos tus temas profesionales, son muy importantes para ti. Además ya sabes que me acompañó mamá y que tú, no podías... no puedes, hacer nada. Ya sé que, siempre me has demostrado que el trabajo y tus asuntos son mas importantes que tu propia familia. No quiero truncar tu carrera.

-Es tu percepción. Pero no es la realidad. No te equivoques, Alba. No te equivoques. Y… ¿cuándo tendrás los resultados? ¿Qué te han dicho?

-Sobre quince días, pero… ya han transcurrido diez, así que… unos cinco. Sí, cinco días más o menos.

-No tengas miedo, cielo. Ya sabes que aún en el peor de los casos, ahora muchos cánceres se curan. Estate tranquila. Todo va a cambiar y nosotros volveremos a ser felices.
Reconozco que en estos últimos años, las cosas no han ido bien. Y me culpo por ello. Soy demasiado radical, y te he menospreciado muchas veces. Perdóname Alba. Todo será diferente.No llores. ¿No ves que soy sincero?

-No. No lloro por eso. Sé que eres sincero.

-Alba vuelvo a decirte que no debes llorar por tu enfermedad. Ya verás como todo sale perfecto.

-No. No lloro por eso. Espero que sea así.

-Alba, entonces ¿Por qué lloras?

-Lloro porque hace unos días estuve sentada en la mesa de un café, con alguien que no estaba. Y que no tenía que estar. Pero hoy me siento mal por haber siquiera entrado en el lugar.