La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

lunes, 11 de mayo de 2009

Hola

Mis imágenes desde Asturias

-Hola Dios.
-Hola hija. Hace tiempo que no vienes por aquí. Eso no es bueno.
-Pero… ¿No me has dicho que no hiciera tantos viajes? ¿No me has repetido hasta la saciedad que no gaste mis Energías y mi tiempo en ello?
-Si, querida Celia. Te lo he dicho. Pero eso no quiere decir que no pienses en mí, y que algunas veces incluso dudes de mi Existencia… ya que últimamente derivas tus escritos y opiniones hacia lo terrenal.
Dime ¿…?
-Es que he leído una preciosa carta de una compañera del Desván, que ha sido finalista en un prestigioso premio, y que dice muchas verdades. Y eso me ha ofendido mucho.
-¡Hija mía! ¿Te ha ofendido que alguien haya sido premiado por una carta?
-No, Dios. No. Me ha ofendido porque ha hecho una reflexión muy buena. Habla de todos los padecimientos de las mujeres, durante toda la vida, porque parece que Tú lo has querido así, con eso de la costilla y de la manzana.
-¡Ah!. Ya sabía yo que tus ojos desorbitados, tu pelo casi sin peinar, tus ojeras de no haber dormido, y tus puños cerrados, encerraban algo... que no te ha dejado descansar.
Mira querida niña… Todo ha sido fruto de interpretaciones desmedidas. Nada ha sido así. Los Paraísos no están en la tierra. Las manzanas están para ser comidas por hombres y mujeres. Las costillas, cada ser humano, tiene las suyas. Por cierto ¿Has visto si algún hombre tiene una costilla de menos?
-No. La verdad es que nunca lo he mirado. Por cierto Dios ¿Por qué me llamas niña? Hace mucho tiempo que he dejado de serlo.
-Porque tu Alma, al igual que todas las Almas, no tiene edad. Pero voy a contarte algo; algo de lo que siempre se me ha acusado:
“Jamás he creado diferencias. El Ser humano está en el camino de la evolución, y vive las experiencias terrenas. El hombre y la mujer. Y yo que vivo en todos, también estoy como Parte en cada uno de los que viven.”
-O sea que ¿cuando estás en algunos hombres, eres abusador de algunas mujeres? ¡Dios
eso no puedo admitirlo! Ese pensamiento hace que se derrumbe mi castillo de naipes.
-Hija mía… se nota que no has dormido bien… estás confusa.
Vivo en todos los que viven; soy la Esencia, esa parte pequeña que alberga todo. Pero el ser humano, elige con su actitud, que ella, esa Partícula de mí, crezca o se quede arrinconada en un trocito del Alma.
-Resumiendo… Dios ¿Qué pasa con eso de la costilla y con eso de comenzar, nosotras las mujeres, desde el principio de nuestra existencia con puntos de menos? ¿eh?. ¿Qué puedes decirme, de eso.
-Te lo he dicho muchas veces.
Lo que en realidad hubo ha sido un campeonato de pesas. En ese momento el hombre subía piedras hasta lo más alto y sus brazos se elevaban hacia arriba sin el menor trabajo. Cuando les tocaba el turno a las mujeres, no podían encumbrar el peso más que unos centímetros.
Entonces ellos se pusieron a hacer una cabaña con piedras, subiendo una a una y haciendo cobijo; menospreciando a la mujer por su incapacidad para el trabajo, la manipulearon y la obviaron; la taparon, y tomaron las riendas de la vida…
Pero algunos, no quisieron darse cuenta de que al otro lado del ramaje, ellas, poco a poco, con piedras muy pequeñas, construyeron un hermoso Palacio, con gusto y armonía.
-Conclusión y resumiendo… Tú no has sido partícipe de ese cuento de la manzana, la serpiente y la costilla y que seamos culpables de todos los males del mundo…
-No, hija mía. No. ¿Cómo puedes creer tú semejante idea?
Hija ¡Vuelve! Todavía no he terminado con la lección… ¿Cómo habré podido darle a esta mujer tanta prisa?
Sobre este diálogo:
Por supuesto, es mi creencia. Yo lo siento, lo palpo y lo percibo así.
Pero como ser humano que soy, puedo hacer interpretaciones que no se ajustan a la Realidad.
Aunque... también puede haber ocurrido lo mismo, con otros seres humanos de aquel entonces...
Desde luego, si Dios, al que siento, amo, y en el que creo, estableció diferencias entre hombres y mujeres, con supremacía del uno sobre el otro; que me perdone.
Pero prefiero estar sin Él.


Nuestra querida compañera Felisa, http://felisamorenoortega.blogspot.com/2009/05/sin-paraiso-carta-de-amor.html, ha sido Finalista con una preciosa carta de amor, que me ha hecho reflexionar. Y hacer una visita...