La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 21 de agosto de 2009

La "Coluzna" de opinión. Edificios en la playa de Gijón..


Introducción:
Gijón, es una Ciudad preciosa. Sus alrededores también están llenos de belleza, aunque tenemos algún que otro patinazo urbanístico como ocurre en todas partes y que desluce nuestra hermosísima estampa. Uno de ellos son las construcciones que bordean la playa de San Lorenzo.
Ayer, estaba comiendo con una amiga en un lugar desde donde se divisa toda la playa y su entorno y, de pronto, viendo los “entelados” que cubren los edificios que se están reparando para corregir tanto desaguisado, intentando crear armonía, se me ocurrió algo que por supuesto, seguro que mentes mucho más inteligentes que la mía, ya han pensado y desechado, pero como no sé si es así, comenté mi hallazgo hace escasos momentos, ya en la intimidad de mi hogar. Y digo esto para entrar en la situación que nos ocupa y que hoy sí, es un diálogo realidad.
-¿Sabes? Ayer, cuando estaba en tatata tatata, me he fijado en los edificios de la Playa. La verdad es que está de pena ... y el problema es que la solución que han dado, pienso que no queda bien porque no se disimulan las diferentes alturas, que es de lo que se trata. El color de los cristales, comienza y termina de la misma tonalidad, yo haría...
-Dime, cielo... ¿qué harías?
-Pues, cogería como referencia el edificio más bajo, que tiene unas tres o cuatro plantas. Y todos hasta esa altura, llevarían las cristaleras que se están colocando con un tono más fuerte para seguir subiendo a las plantas superiores con el color más difuminado. Así el efecto óptico no sería tan agresivo, y la conjunción de edificios muy altos con los bajitos, pasaría más desapercibido...
-Ya... Acabo de escuchar la perogrullada número infinito de tus ideas... Es una pena que no te fichen en la Nasa.
-A mí me parece una ídea muy buena.
-Lástima que no te hayas presentado al concurso de posibles soluciones, cuando era el momento.
Mira, al César lo que es del César. O lo que es lo mismo... zapatero a tus zapatos. Deja de solucionar lo insolucionable y tú a lo tuyo.
-Y aquí estoy, pintando mi desilusión con tonos otoñales... y preguntándome ¿qué es lo mío? mientras pienso:
"¿Cómo es que no me he enterado del citado concurso?"
De ser así, ahora mismito estaría sobrevolando Miami en un Jet privado...
Porca miseria...