La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 27 de enero de 2012

Tú Dictas, yo escribo. 3


Año 1990.

“Celia, haces poco caso del contenido de la visión, y sin embargo te obsesiona la visión, y yo te digo ¿por qué me buscas si no crees en mí?”

“No es tu mente. No eres tú por ti misma. No dudes. No llores por la losa que dices llevar encima. El Amor no pesa, y tú, lo único que estás percibiendo son los dictados del Amor. Todo será claro para ti, cuando formes parte del propio secreto que todos lleváis prendido en el Alma, aunque jamás podrás comprender ciertos misterios, mientras formes parte del Mundo”

“Vamos unidos. No temas. El encargo es entrega y Amor”.

“Celia, cuando el Corazón habla, las palabras sobran”

“Los que entregan su vida al amor de los demás, ven Luz al final de su camino”

“Te pregunto ¿Cómo crees que puedes hilar las palabras sin pensar siquiera? ¿Cómo se va desarrollando la frase, si no pones pensamiento alguno. Sin embargo, te parecen conocidas una vez escrito lo dictado?
La Sabiduría interior vive y es común a todos los mortales.
Celia, harás que el Conocimiento despierte en muchos Corazones. Todos portáis el libro de las Palabras en vuestro bagaje, cuando comenzáis la vida física.
Los años anteriores a hoy quiero que formen parte de ti, y que seas tú quien vaya recordando las vivencias que tienen relación con tus visiones”
.
"Agua en agua es agua. Agua en sed es vida"
.
"Cuando veas duda en los ojos que te miran, sobre tu Verdad, admite que tu Verdad, no es comprensible."

P.D.
Las cosas no ocurren porque sí. La casualidad no existe.
Por lo que pude saber, en la Tierra existen miles y tal vez millones de personas que han tenido y tienen este tipo de experiencias.
Unas, lo meten en un cajón y... si te he visto, no me acuerdo.
Otras, se ponen una túnica, mil medallones, un aspecto un tanto peculiar y ¡a decir que son elegidos y vete tú a saber que cosas más!.
Y por otra parte, yo formo parte de los osados, quito la careta, y escribo la experiencia, así, sin tapujos. Y la opinión ajena -claro que me importa-, pero me hago a la idea de que no.
¿Cómo voy a guardar todo esto en el cajón, si a mí me dio la Vida? -cierto es que en el comienzo... casi me mata del susto.
Pues eso... que no estamos solos. Que somos Energía que nunca muere. Y que estemos esperanzados aunque nos caigan pedrones como puños en vez de gotitas acariciadoras.
Aprovecha todo lo que puedas los momentos de felicidad, intenta no hacer daño a los demás y sobre todo... quiérete mucho, porque nadie puede dar lo que no tiene.

Tú Dictas, yo escribo.