La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

miércoles, 3 de octubre de 2012

¿Me puede decir en dónde está mi hija?





Caminaba ayer, muy gayaspera, por la calle Corrida y en esto, me aborda una mujer, pequeñita, con los ojos vivos,  sonrisa franca y una saya un tanto desgastada:
.
"-Por favor... ¿me puede decir en donde está mi hija? Me pregunta
-¿Perdón?
-Que si me puede decir en dónde está mi hija...
-Lo siento; no entiendo el motivo de su pregunta... es que... pienso que... creo que no nos conocemos.
-Sí. A usted la he visto en el Periódico, y en la Tele, la he escuchado hablar del Más Allá. Dice que cree firmemente en la existencia de Dios y en la Eternidad. Dice que nadie muere para siempre y que tan solo se cambia de lugar. Verá...mi hija se murió hace poco tiempo.
Quiero que me demuestre que eso que dice es así. Quiero que me diga en donde está. Yo no puedo llegar a ella por más que ruego y pido, una señal que me diga de su rastro... Pero, Providencialmente la he encontrado a usted, y... y pienso, que si habla con tanta seguridad es porque realmente sabe mucho más que yo".
.
No puedo responder. Me falta el aire. Estoy desarmada ante esa mirada llena de ternura y de esperanza.
No sé que decir.
.
Le extiendo mis manos, y le susurro:
.
-"Lo siento. No puedo demostrarle que ella siga viva. Lo siento mucho. No puedo decirle en donde está, pero tengo la percepción y el sentimiento,  que lo que digo es cierto. Estamos viviendo una vida de Experiencias, aquí en la Tierra; de Experiencias Evolutivas. Más tarde, cuando la vida física termina, regresamos a nuestra verdadera Casa.".
-¿Eso es todo? Me dice.
-Lo siento. Eso es todo. Le respondo llena de frustracción
.
Entonces, me observa con incredulidad. Su expresión lastimera; más tarde mira al suelo. Se aleja despacito y mientras, vuelve su rostro lloroso sobre mí.