La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

lunes, 28 de enero de 2008

Crítica sobre mi novela "Pinceladas de soles y lunas" (D. Vicente Araguas)

AHÍ VAN UNAS PINCELADAS
Me piden que lea "Pinceladas de soles y lunas" y que después la comente. Y yo me aplico en la tarea que me encomiendan, con la presteza debida y el cariño que me merece un libro escrito con ilusión, como la que sin duda ha desplegado su autora. A quien, obviamente, no conozco sino a través de estas páginas, suficientes para entender muchas cosas de quien las ha escrito, y justas en su extensión para que no salgamos maltrechos de la batalla. De la lucha que toda lectura bien hecha implica. Con autores y contenidos, a riesgo a veces de enfurecernos con ellos, otras de caer en complicidades, enemigas del distanciamiento, tan preciso éste para que entremos en los libros con cierta lejanía que no tiene por que estar reñida con la pasión. Dicho lo cual me interesa decir que esta novela (con su aquel de docudrama) se lee muy bien (yo lo hice en tres sesiones sin que se me cayese jamás de las manos), suspendiendo al lector en un aire de emociones encontradas. Porque, primero, es imposible no simpatizar con la narradora, mujer llena de transparencias, entregada a una causa familiar que acaba venciendo. Y, segundo, que su historia (su intrahistoria), viaja en paralelo con la de Manu, y ya es de agradecer que coexistan aquí dos roles o papeles. Pero es que además el propio Manu nos brinda sus reflexiones hechas libro, con lo que esto tiene de “tour de force” por parte de la autora, esta Celia Álvarez Fresno, que sabe narrar pausada, demoradamente pero -ya lo dije- enganchando al lector de manera que este se sumerja, con la debida lentitud. Y aquí cabría hablar del “tempo lento” que Álvarez Fresno administra con toda corrección, lo que está muy bien en una época acelerada o alebrestada como la que vivimos. Luego, se me ocurre, los personajes creados por Celia son de verdad, no parecen el consabido cartón-piedra de los tiempos “light”, también para la novela realista, en los que vamos nadando, a veces -mejor- chapoteando. De lo que vengo diciendo podría (y debería) inferirse que lo he pasado muy bien leyendo este docudrama (o novela), real como la vida misma, sentimental como los poemas que Celia intercala. Me gustan también las máximas, aforismos o epigramas de Manu; algunos un poco edulcorados o previsibles, pero en general vigorosos y elegantes, como el estilo de esta autora que supera con nota la barrera de la dignidad exigibles a quienes ponen su oferta literaria ante el ojo público.
Pero es que además el resultado ha sido bien sabroso.

VICENTE ARAGUAS

domingo, 27 de enero de 2008

Cocido anti-abusos

Cocido anti-abusos

Ingredientes:
Un Kg. de intolerancia
Un Kg. de incomprensión
Un Kg. de odio
Un Kg. de incoherencia
Unas hojas de calamidad
Un vaso de falta de amor
Un Kg. de ingratitud
Virutas de sometimiento
Una vara de fanatismo
Unos gramos de explosión.

Se reúnen diez chefs de cocina de todo el mundo. Van a hacer un guiso a gusto de todos ellos y cada uno deposita un ingrediente en una gran olla.
Lo guisan entre sonrisas, gritos y algarabía.
Se prepara una mesa en el lugar más lúgubre del jardín, invitando a varias personas, que por azar pasaban por el lugar.
Los chefs , a su vez, habían confeccionado para ellos otro menú menos variado y más exclusivo, pero la situación hizo que reinara la confusión, y tomaron todos los cocineros el guiso destinado a los otros.

The New York Hour
Noticias:

En estado de coma diez chefs de cocina de fama mundial, reunidos para hacer un guiso especial. No se sabe qué ha ocurrido, pero todos se encuentran en grave estado.
Se desconoce si habrá supervivientes, pero de ser así, a buen seguro no volverán a hacer el mismo cocido, ya que al probarlo ellos mismos, tal vez no vuelvan a repetir la fórmula.
Moraleja:
“Nunca hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran a ti”

viernes, 25 de enero de 2008

Suflé para combatir la ira.

Suflé para combatir la ira.

Un Kg. de tranquilizante
Una pizca de sosiego
Dos hojas de comprensión
Un Kg. de reflexión.
Unos números.
Un brote se silencios.

Se mezcla todo, haciendo una masa esponjosa.
Mientras se amasa, se cuentan tantos números como vueltas des a la masa., que serán muchos, para lograr nuestro objetivo.
Solo se tomará cuando exista peligro inminente de explosión.

Cóctel para combatir la lujuria

Cóctel para combatir la lujuria

Ingredientes:

Un Kg. de raciocinio
Un Kg de cubitos de hielo
Dos guindas de cordura.



Se bate el contenido, una y otra vez, hasta cansarse.
Se sentará el comensal, tranquilamente, para degustar la maravillosa mezcla bien helada.

Ideal para tomar en los momentos de calor sofocante.

Magré anti-edad

Magré anti-edad
Ideal para las personas que ya han pasado la juventud.

Ingredientes:

Un vaso de voluntad
Dos dientes de confianza
un soplo de sabiduría
dos ramas de conformidad
un Kg. de experiencia

una gran copa de ilusión

Se envuelve todo, mimando cada contenido. Envolviendo sin prisas esa maravillosa masa de las vivencias.
En esta receta, a la hora de elaborarla, tenemos que tener en cuenta, no idealizar momentos pasados que en su momento seguro que no han sido tan magníficos.
Se debe reflexionar sobre la sabiduría que aportan los años, y el valor de nuestro equipaje.
Se toma todos los días, como aperitivo.

martes, 22 de enero de 2008

Milhojas para olvidar

Ingredientes:

Una hoja de ignorancia
una libra de optimismo
un gran chorro de futuro
unos granitos de adiós.

Se hace una masa bien espesa. Lograremos reducir volviendo una y otra vez sobre la mezcla.
Se tomará, cuando sientas deseos de volver atrás la mirada.

lunes, 21 de enero de 2008

Receta para combatir el odio

Ingredientes:

Un corazón duro
1 Kg. de Amor.


Se dejará macerar durante mucho tiempo el corazón impregnándolo bien de Amor. De vez en cuando se frota el preciado órgano con su ingrediente. Día tras día.
Dependiendo de la dureza, se necesitarán más o menos tiempo.
Éste menú no se degustará.
Se depositará el corazón en el mismo lugar que antes ocupaba.
Y esperaremos...

Receta para combatir la envidia

Ingredientes:

200 gr. de vida propia
150 gr. de valoración personal
una pizca de amor
una nuez de conformidad
1/2 Kg de superación
unos gramos de autoadmiración.

Se envuelve con cuidado todo el contenido.
Se toma mañana y noche.

Receta para ser feliz

Ingredientes:

Una pizca de locura
Un pellizco de olvido
1 Kg. de esperanza
unos brotes de desprendimiento
una rama de inconsciencia
un gajo de imaginación
dos varitas de ilusión.

Se hace una masa homogénea.
Se disponen los servicios con mimo, sobre una mesa llena de luminosidad; y más tarde, al degustar el exquisito plato, en cada bocado, penetrará en ti una maravillosa sensación de felicidad.

Volovanes de futuro.

Receta especial, ideal para que unos hijos crezcan felices y arropados:

Ingredientes:

1 Kg. de dedicación
1 Kg. de Amor
1 Kg. de rectitud
1 Kg. de apoyo
1 Kg. de comprensión
1 Kg de diálogo.

Se van mezclando poco a poco todos los ingredientes, con suavidad; un día y otro.
Se dispone la mesa familiar y se adorna de risas y palabras.

Esta receta hace que los niños se conviertan en muchachos sanos y felices.

martes, 15 de enero de 2008

Receta de amor eterno

Ingredientes:

2 corazones
una pizca de sinceridad
un baso de admiración
una rama de amistad
un pellizco de ceguera
1/2 Kg de pasión

Se vierten todos los ingredientes en un recipiente transparente. Se revuelve con mimo varias veces.
Cada mañana se toma una cucharadita.
Es milagroso.

lunes, 14 de enero de 2008

Receta para combatir el insomnio

Ingredientes:
½ hora de baño relajante.
2 sábanas suaves
22 grados en la estancia
1 playa desierta
Varias olas.
Algunas nubes de pesares (si tienes a mano). La receta resulta mejor, si no tienes.

Te das un baño relajante de una media hora, en agua tibia.
Más tarde te envuelves en sábanas suaves, en una estancia con temperatura media de unos 22º.
Tumbado, con los ojos cerrados, imaginas una maravillosa playa desierta, en donde las olas envuelven, con ternura, tu cuerpo; una y otra vez. Y te arrullan con suaves caricias.
Y si tienes pesares, imaginas que esa ola, que llegó grande, se dirige con todos tus problemas, hacía el horizonte.
Y se pierde en la lejanía, dejando que te invada un plácido sueño.

Esta receta es espacial para la noche.

domingo, 13 de enero de 2008

Canapés de ilusión.

Canapés de ilusión.

Se pone en un recipiente:

Un poco de anhelo
Un chorro de futuro
2 vasos de emoción
Una larga rama de esperanza.
2 brotes de imaginación.

Se coloca la mezcla cubriendo trocitos de tristeza.


Se sirve templado.

jueves, 10 de enero de 2008

Receta para combatir el rencor

Receta para combatir el rencor.

Ingredientes:

Un soplo de comprensión
Una cucharadita de mala memoria
Virutas de olvido.
Un chorro de amor.

Se envuelve bien haciendo de todo ello una amalgama.

Se toma en ayunas.

miércoles, 2 de enero de 2008

Presentación de mi último libro en el Corte Inglés de Gijón


"Asombrado está aquel que sintiéndose poco es aplaudido".
"Pinceladas de soles y lunas"

Presentación en el Corte Inglés de Gijón.


Día 19 de Diciembre, presentación de mi tercera novela "Pinceladas de soles y lunas"

martes, 1 de enero de 2008

Gnomo

Doblando por el serpenteante camino, bajo el matorral, estabas tú, acuclillado como un pequeño gnomo de las tierras Astures. Con los inmensos ojos negros mirando hacía no sé donde. Tenías rastros de dulzura en aquella mirada, y un toque de tristeza. De alejamiento… de pregunta. Estabas frío y lleno de humedad. Tal vez te inquirías ¿en dónde estoy? ¿Qué hago yo aquí? ¿Y quién soy yo? .Pero sólo son suposiciones mías, porque no sabías hablar. Me acerqué a ti y me mostraste una fina sonrisa de tristeza, y me imaginé un cuento a tus espaldas. Una historia de desamor y ausencias. Recogí tu cuerpo y enardecida corrí sendero abajo, hacia el cercano hogar que aún no era tuyo. Y atrapé tu fino cuerpo contra el mío, como si siempre hubieras formado parte de mi vida. Te sentí tan cercano… te sentí tan dentro como si fueras cualquiera de mis órganos, esos que me acompañan desde siempre. Deshice con cuidado tu ropaje, mientras me observabas, y una tenue ráfaga de vida, inundó la mía. Tenías aroma a sabia y a miel. Tenías un mensaje en tu sonrisa que ahora afloraba en tu cara de niño abandonado. Me pregunté el porqué de tú soledad, pero también el porqué de la mía. Y es posible que el viento, en su susurro, me contara el cuento de las necesidades mutuas, y de tú fortuna que será la mía. Encendí un candil, para segur viendo tu rostro cuando los ojos ya, vencidos por el sueño, se habían cerrado. Intenté mecerte suavemente, como si fueras fino cristal de bohemia; pero mis manos temblorosas, inundaban de tintineos la estancia. Y mis dientes también sonaban los unos con los otros, acompañando la melodía de tu llegada. No tenía con qué envolverte, pero mis brazos abarcaban tu cielo, y mi pecho junto el tuyo, se hacían uno. Deslicé en tu boca, el alimento del animal cercano, y tú hipaste saciado. Junto a mí. Pensé en mi pasado lleno de bonanzas y en mi retiro a la cabaña del puerto, para palpar la vida. La que discurre fuera de la ciudad. Para escribir la vivencia interminable de las historias de la existencia. Me refugié en tus brazos, no tú en los míos, y la leyenda vino a contemplarnos desde tu ayer y nuestro hoy. Ya no ví flores en la colina, ni tormentas cortando la arboleda. Tampoco imaginé las vides llenas, ni los silbidos del viento otoñal. Sólo tú contabas en la historia de mi cuento. Y… rompiendo los folios que tenía ordenados bajo la ventana, .comencé a escribir una nueva historia… La tuya y la mía._________________