La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

miércoles, 12 de noviembre de 2008

A quien le falta un ser querido


He visto con estupor cómo en televisión se anuncia un número de teléfono –imagino que con elevadísimo coste por minuto- en el que se invita a llamar a todo aquél, desesperado por la pérdida de un ser querido.
A quién haya podido hacer semejante negocio, le auguro un futuro brillante aún en estos tiempos de crisis, porque desesperados en la vida por esas ausencias, existen multitud -por desgracia- y todos tenemos algún ser querido que ya cerró la puerta de esta vida.
Yo diría a aquellos que se sienten con ese terrible agujero en el estómago, con esa pena inacabada por una gran pérdida, que tengan la seguridad de que la Energía de quien ha partido no se evapora, como el humo. Que sigue viviendo de otra forma, pero nuestros ojos es difícil que puedan percibirle como era, porque quien partió se mueve sin cuerpo, éste que nos ata y del que nos liberamos cuando pasamos la Puerta hacia nuestra verdadera Casa.
¿Por qué digo esto y por qué estoy tan segura?
He tenido muchos testimonios a lo largo de mi vida, de otras Realidades. Al comienzo, ello me creó un serio problema a todos los niveles, ya que yo deseaba vivir mi vida entre lo “fashion”, y la realidad del aquí ahora. Y todas estas experiencias me atan y ataron de alguna forma a ir por cierto camino del que algunas veces me encantaría huir.
Mi última experiencia es tan impresionante, que para mí, es ni más ni menos el sello certificador de que quién se ha ido, sigue aquí y allá. Y que nos escuchan y nos miran y acompañan.
No… no tengan miedo si quién se fue, ha sido un sinvergüenza y temen no arrancárselo de su lado en toda la Eternidad… Simplemente seguimos viviendo pero con orden y concierto, y cada cual estamos y estaremos en el lugar que corresponde, pero las Energías, o Dios, o Luz, -creo que podemos llamarlo a nuestro antojo- hace ver a quien llega de esta experiencia, su forma de actuar en la tierra, y eso es suficiente para que con la mirada del después se comprendan ciertas actitudes adversas.
Tengan conformidad, pidan a la Luz un destello, y sepan que nada termina, solamente, cambiamos de casa.

En las nubes, sin pena ni gloria. Mi creencia sin Dogma.


Estamos preparados para muchas situaciones en la vida cotidiana, incluso esperamos esto o aquello, pero de la muerte no intentamos hablar ni pensar.
El mayor sabedor de su propio fin terreno, es el que porta la vida, pero un desconocimiento adquirido en la aventura de la experiencia, hace que el conocimiento se desconozca, como así deberá ser, por el bien del que vive.
Cada uno tiene un conocimiento que viene con él desde el momento de su encarnación. Todos debemos recordar que el camino de la vida tiene un final y todos sabemos que la experiencia de la vida, es nuestra aportación a las dimensiones superiores cuando se acaba la experiencia. Es nuestro bagaje, y en él llevamos las vivencias de la experiencia terrena.
Los Sabedores –sin olvido- de nuestros comienzos y finales, son las Energías que continuamente se están renovando en los espacios Siderales, pero que cada una es única por los siglos de los siglos, ya que la perpetuidad es nuestra mayor Realidad.-
A esas Energías debemos de pedirles Luz, Amor, Sabiduría... para que nuestra tendencia hacia lo oscuro se vuelva claridad.
Tenemos las experiencias que vamos cosechando en nuestras continuas vidas, y también alcanzamos las Sabidurías sobre la Eternidad cuando somos libres y volamos acá y allá con presencias en varias dimensiones. A la vez podemos formar parte de la Luz, como también formamos parte de nuestro conocimiento limitado. No es el don de la ubicuidad, es el don de la perpetuidad.
Estamos alimentados por la Energía de las energías y poco a poco nuestro acercamiento al que Fue Es y Será, se va realizando en los días de la vida.
Tenemos el suficiente conocimiento para sabernos inmortales, pero la formación de la carne, impide ver la claridad de la perpetuidad, por eso el ser humano se encuentra tan huérfano, y en su desconsuelo realiza actos con bajos instintos, y alejados de todo amor y comprensión, ejerciendo sometimiento del otro a su forma y voluntad, destruyendo cuando realmente su misión es sentir que en el camino existen los obstáculos, pero no debe olvidar que nadie es nadie para tomar la justicia sin justicia, sobre todo debe de saberse arropado y amado por el Amor, que da el Dador de los sentimientos y de las actuaciones de la Luz.
La evidencia de la negrura de las almas, viene dada por el cosechamiento de experiencias alejadas de toda evolución, y por lo tanto, llegan a ser las piedras del camino que zancadillean a los caminantes de la vida, entre los que se encuentra el propio distorsionador.
Pero… otra experiencia hará posible que un Alma pesada y aplastada por rencores y mala vibración, se pueda volver tierna y brillante.