La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

jueves, 11 de diciembre de 2008

Conferencia en Luarca.








Esta tarde a las 6,30, me esperaba una conferencia en la Biblioteca de Luarca sobre "La importancia de la lectura y la escritura"

Adjunto algunas fotos.

Dictados de mi Yo.


D. Gabriel García Márquez, me ha firmado "Vivir para contarla".
Un descuido con mi perro, hizo que mi preciada dedicatoria esté así.
Hoy quiero presumir un poco y la cuelgo como preámbulo de los "Dictados de mi Yo."
"Atesorando deseos vives, entre ilusiones vanas que no perduran, y tú esperas.
Deseas comenzar, abrazando vidas que imprimen sufrimiento, y no comienzas.
Y te digo que había en un tiempo pasado un hombre que contemplaba flores en su jardín desde su ventana, en primavera. Y dejó pasar un día y otro, tal vez encadenadas semanas, siempre con el propósito de salir a recoger aromas y dárselos a su esposa amada, que esperaba.
Un día, inició camino, y la puerta se abrió, y ya... no estaban.
De vuelta a casa con las manos vacías, esgrimió la mueca de la nada, mirando aquellas manos. Sin nada que ofrecer. Y un "lo siento" silbó como plegaria en labios comprimidos por la pena y un silencio se oyó.
Créeme que tus manos llevan flores que no miras.
Que tus labios llevan sabias palabras que no dices. Que tu tiempo pasa y tú, sin respuestas, buscas vivir sin vida de la Vida.
No pienses que dirán que no razonas, pues cuando cumples lo pactado el cielo ancla sus alas en tu espalda y sus murmullos impregnan tus palabras dando consuelo al que yace sin esperanza, y fe, a aquel que nada encuentra en el mañana, y calor arropando noches que no acaban.

Cómo es posible que vivas ignorando tu ayer. Ese ayer de dichas susurradas, cuando veías el espacio terreno tan lejano.
No encuentres escaleras a cada paso y mira los jazmines desde tu ventana.
Sal a mirarlos y contempla la vida que apaga los sabores, los olores, los días, y haz que esa contemplación se torne dicha ajena.
Alimentas olvido a cada paso, sin pensar que has bajado para que surgieran esperanzas. Para que tus alimentos saciaran las vidas. Para Amar.
Y no amas tanto como debieras, y ya no lloras cuando piensas en mi como lo hacías cuando percibías sin verme mi presencia y tú, sin casi saberlo, llorabas por la lejanía que hubo, hoy cercana.
Y ya no lloras, y yo te digo que tal vez sea porque el ayer se hizo hoy, y tú, acostumbrada a mí, no me añoras.
O porque ya no buscas y tu corazón ya no encuentra dicha y ya no me recuerda.
Cómo encuentras pasiones pasajeras sin darte cuenta de que todo carece de valor cuando nada perdura.Y has llorado ayer y ya no lloras, tal vez porque la fuente del llanto ya no fluye. O tal vez porque, manando tanto, se ha agotado.
Y ya todo para ti, tras las nubes, carece de valor, y ya las estrellas se apagan a tu mirada cuando, escondidas, no las buscas.
Y ya ves a la Esencia lejana, y no la buscas, y no te miras, y no ves que vive en cada uno que vive. Y no ves la grandeza que vive en ti, abanderando el Alma sin bandera y recomponiendo historias que no ves.

Intento acariciarte cuando me miras sin verme, y tú, carente de contacto, no estás viendo lo que tan claro se muestra a tus sentidos."