La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 20 de febrero de 2009

La Mente. (Deliberaciones)


La Mente, ausente de ausencia, vive en la plenitud siendo Todo; y sus partículas viven en la vida. La propia naturaleza es Mente.

Su poder absoluto se relativiza en los seres, cuando imparte Conocimiento, porque la Energía fluye y es captada, pero nunca el Conocimiento adquirido es la Fuente del conocimiento absoluto.

El Alma, cuando anhela su Casa, y ante la vibración, escucha y aprende lo ya sabido y escuchado, recordando su antes en su ahora.

La Macromente abarca las mentes, y estas grandes ignoradas en la vida, son capaces de que con su solo pensamiento, realicen acciones verdaderas.

Todo está en el Ser Humano, que vive implorando fuera, lo que vive en él.

Todo lo evolutivo vive en quien vive, y todo lo destructivo también, ya que en cada ser, habita la Luz y la Sombra.

El Ser Humano, debe saber escucharse y conocer que en la trascendencia, habita el lugar, el destino, el cobijo, el Amor.

Y en la quietud, el regreso de nuevo al lugar de aprendizaje.

Las laderas empinadas, cuesta subirlas, pero por el esfuerzo realizado, rara vez son olvidados el trabajo y la fatiga.

Cuando llegas a la Cima, todo es claro, y ya comprendes el motivo de tu esfuerzo…

16 comentarios:

  1. Celia, yo no tengo blog. Pero me tienes impresionada con tus escritos. Me parece que ayudan a llevar la vida con más alegría.
    Un beso.
    Conchi.

    ResponderEliminar
  2. El dia que aprendamos a "escucharnos" será más fácil para nosotros alcanzar esa "cima" de la que hablas.
    Hasta entonces deberemos vivir entre la algarabía de voces que nos impiden escucharnos a nosotros mismos y que nos impiden progresar.

    P.D.
    Estoy acabando tu libro (soy un poco lento cuando algo es importante), solo quiero que sepas que lo volveré a leer. No porque no lo haya entendido, sino por todo lo contrario. Finalmente tengo una copia impresa para facilitarme el poder hojearlo más a menudo.

    Leyéndolo me he sentido a gusto, no lo voy a negar. No me ha sorprendido nada de lo que se expone en sus páginas. Solo me ha hecho recordar lo que ya sabía desde hace mucho tiempo y que había dejado arrinconado debido al ajetreo al que me ha llevado mi vida.
    Quizás ahora era el momento de volver a recordar ciertas cosas importantes para mi.

    "Si encuentras un caminante hambriento, dale pan..."

    Yo era un caminante hambriento de respuestas y las encontré de nuevo en esas páginas...

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hay que mirar hacia dentro y abrir bien los oidos. Escucharnos dos veces. Y querernos.

    Un fragmento muy hermoso.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  4. Una profunda reflexión para una realidad que en la limitación de nuestra porción de mente, a veces se nos escapa, y que sin embargo, al igual que tu, yo también creo que existe y no solo eso, sino que además "ES".

    Que distinto sería todo si disfrutásemos del silencio interior suficiente como para poder vivir en esa, tu reflexión, y sin embargo, debemos seguir intentándolo....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando aprendamos a vivir sin miedo La Mente se mostrará en todo su esplendor y el mundo caminará hacia La Unidad en el Todo. Humildad, mucha humildad :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. hola celia , yo estoy intentando aprender a escuchar mis silencios y te digo que no me resulta facil ...pero me encuentro mas calmada , bueno solo llevo dos meses espero poder hacerlo mucho mejor con el tiempo , preciosa entreda , me voy en calma y con sesación de paz ....gracias celia me gusta pasar por tu casa aunque no visite tanto como quisiera vuestros blog
    me quedan los fines de semana
    un abrazo cariñoso preciosa .

    ResponderEliminar
  7. Un texto lleno de esperanza; al menos yo quiero verlo así.
    Todo vive en nosotros y hay que dejarle espacio.
    Espacio= Extensión del universo donde están contenidos todos los objetos sensibles que coexiste.

    Tu sensibilidad impregna mi sensibilidad y me hace coexistir con el resto.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. ME ENCANTAN ESTE TIPO DE ENTRADAS CELIA,LA VERDAD ES QUE ES DIFICIL ESCUCHAR A TU INTERIOR,PERO UNA VEZ QUE EMPIEZAS TE SIENTES RENOVADO Y CON MAS GANAS DE AFRONTAR LOS RETOS.
    COMO SIEMPRE,GENIAL.
    UN BESO AMIGA.
    SHERE

    ResponderEliminar
  9. He visto en tu presentación que vives en las nubes. En eso coincidimos. Yo también soy lo que se llama una nefelibata, una persona que vive en su mundo de las nubes...Soy escritora como tú, debe ser que lo da el oficio.

    ResponderEliminar
  10. Fluir... quien pudiera hacerlo libremente... Ascender por la colina sería mucho más sencillo.
    Un beso, linda
    Natacha.

    ResponderEliminar
  11. Quien algo quiere, algo le cuesta, o al menos debería ser así, pues se aprende a valorar que es tan importante como conseguir lo que se anhela.
    Un beso y ...
    me gustan estas entradas de pensar.

    ResponderEliminar
  12. Me han encantado tus reflexiones.
    Como siempre, vaya.

    Un beso, Celia.

    ResponderEliminar
  13. Querida Celia:

    Preciosas palabras. Cuando llegamos a nuestra meta entendemos todo. En el camino siempre necesitamos de los demás y de su apoyo y su cariño.

    Me ha gustado mucho esta entrada Celia.

    Muchos besitos y que pases un buen find.

    Ángeles

    ResponderEliminar
  14. La mente trasciende la materia y hace de ella el paradigma de la finitud. Elevarse y alcanzar el ideal es trascender la propia mente hacia la casa del alma.
    Estupendas reflexiones las tuyas.
    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por todos vuestros comentarios.
    Estaré ausente unos días.
    Os contestaré con más tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Sin duda, Celia, nuestra mente parece la cesta de la compra, en ella hay de todo.

    Bikiños

    ResponderEliminar