La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 5 de marzo de 2010

Sábado literario de Mercedes. "Perdidos en la gran ciudad".


Tom, nos hemos perdido. Siento mucho este momento; es todo tan nuevo para mí…

Compréndeme.

Hemos de regresar y no sé cómo, aunque esta Ciudad es mi Ciudad desde siempre, me encuentro en un callejón sin salida...

Ya sé que no vas a responderme, y ya sé que esta situación se te escapa y que te sentirás tan frustrado como yo… Me han dicho que puedo confiar plenamente en ti y que, a tu lado, nada malo va a ocurrirme. Pero… te has parado en un lugar y no has querido continuar, tal vez a la espera de una respuesta de tus instintos.

Un momento...

¡Mis percepciones se llenan de aromas hasta ahora desconocidos!. Son aromas distintos, fuertes y maravillosos en donde parecen bailar todos los perfumes de la vida. Siento los latidos del viento, y noto cuando las calles se estrechan. Percibo a la gente que pasa cerca y mi oído, escucha lo que antes no escuchaba. Estos matices de la vida, ¿en dónde estaban hasta este momento?

¡Oh, Tom! Es necesario que tú y yo nos transformemos en uno sólo. Tus ojos serán los míos, estos que ya no pueden ver y, a cambio… yo te cantaré todas las canciones que pueda captar esta mirada, que hoy parece despertar de un gran letargo.

Acércate amigo, mi perro guía..., sigamos nuestro camino hacia ese lugar en donde se aloja la Esperanza.

46 comentarios:

  1. Llego en viernes por el chivato Reader.
    Me encuentro un relato muy tierno y a la vez sobrecogedor. Sin darnos cuenta todos necesitamos un guía que acompañe nuestras flaquezas y debilidades.
    Como siempre espero, desde ahora, tu próxima entrada.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Y es que a veces todos nos sentimos muy perdidos.
    Si tenemos la suerte de tener a alguien que nos acompañe (un perro guía me parece estupendo), seguro que será más fácil encontrar el camino, no?


    Besos, Celia!

    ResponderEliminar
  3. Hola José Ignacio.
    La historia es ciega. Mejor dicho, mi protagonista es ciega, y está aprendiendo a vivir con la ayuda de su perro guía; pero... ¿qué ocurre?
    Dice el dicho que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana.
    Cuando la cegura de los ojos llega, se abre la puerta del conocimiento, de las percepciones que hasta entonces, estaban cerradas. Se aprende a mirar con la mirada, que no es más que la verdadera forma de ver.-
    Ahí es en donde encontramos esas sensaciones interiores que conforman nuestra Existencia.
    Todo es por algo.
    Un abrazo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lourditas.
    Muchas gracias por estar siempre presente.
    Me ha encantado la propuesta literaria, y me he convertido en ciega para descubrir todo el elenco de colores que conforman nuestra vida.
    Un tierno abrazo, amiguina mía.

    ResponderEliminar
  5. Que duro eso de ser ciego...
    Pero nohay nada como tener un buen perro, el más noble amigo del hombre.
    UN abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Triste relato, al menos a mí me ha proporcionado una inmensa tristeza.
    Un saludo, hacia tiempo que no pasaba por aquí.
    Juanma

    ResponderEliminar
  7. Sin esperanza ya no podremos respirar, así al menos vamos respirando.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy buen relato! Creo que seamos ciegos o no, siempre necesitamos a alguien que nos guie.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. La necesidad de alguien o algo que nos guíe, ya sea humano, animal o ideal es común a todos los humanos.
    En tu caso en tu relato elegiste un perro guia por ser ciega la protagonista, pero podemos ampliar el escenario.
    Pensaré con qué me quedo yo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¿Que haríamos nosotros sin esos fantásticos animales, como los perros que sirven de excelentes guías? Son los ojos del que no ve y eso es tan importante que no se paga con nada.eso
    Relato lleno de ternura
    Un b

    ResponderEliminar
  11. Triste relato, pero a la vez tierno y conmodedor. La esperanza siempre es un buen recurso para cuando no encontramos solución a nuestros problemas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Si todos tuviéramos un Tom que nos acompañara y nos guiara, no estaríamos tan perdidos en la ciudad y en la vida.
    Un beso, Celia.

    ResponderEliminar
  13. Mientras leía todas esas sensaciones nuevas que iba percibiendo el personaje, pensaba: ¡Se ha enamorado!
    El final ha sido diferente, pero sigo pensando que se ha enamorado.
    Como siempre, Celia, un placer leerte.

    ResponderEliminar
  14. Me ha enganchado tu relato de compañerismo. No me ha resultado triste sino mas bien tierno. Necesitamos ayuda y por lo menso encontramos a ese ser que nos da todo sin pedir nada a cambio.
    felicidades
    besos

    ResponderEliminar
  15. Los ciegos y Tom, veeeen muuucho, cualquiera pierde la pista de los olores y los sonidos, es fácil en la gran ciudad.
    Una nota sorprendente y vivida, mensaje que no VEO triste, lo veo positivo, que la ceguez ataca a veces con los ojos abiertos, porque el humo de los coches y los ruídos, en la gran ciudad, nos pierden. Bsitoo cariñoso.

    ResponderEliminar
  16. Triste relato. Te dejo mi esperanza.
    Besos y se feliz.

    ResponderEliminar
  17. Te leo por primera vez y tu escrito rebosa sensibilidad por todas partes.
    Hay mucha ceguera oculta en el ser humano, y lo peor es que no nos dejamos guiar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. AVISO IMPORTANTE DE TÈSALO.
    ACABO DE RECIBIR UN MENSAJE DE TÈSALO EN EL CUAL ME DICE QUE DESDE AHORA,"LOS JUEVES UN RELATO" PASA A MANOS DE ESTE MARAGATO AMABLE Y AMIGO. ASÍ MISMO ME PIDE QUE LO HAGA PASAR...
    GUUUUS, BUEN CONDUCTOR, SEGURO, A ver ¡qué temas inventa para estrujarnos el cerebelo!
    !Ave! GUS, y un bsito muuuuy dulce para Tèsalo, el inefable creador de "los jueves" Le esperamos cuando quiera, que se recupere, que descanse, eso antes que todo. Ánimos Tèsalo.

    ResponderEliminar
  19. No hay mejor manera de ver, de mirar..
    aunque es de los impedimentos que siento más difíciles de superar...
    Leerte siempre me place mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Muy bello. Todos tus escritos dejan un sabor dulce. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Moderato.
    Pienso que ser ciego debe de ser algo terrible. Curiosamente ellos transmites felicidad. Por algo será.
    Gracias por tu coemntario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Hola Juan Manuel.
    Sí. Es tristón el relato, pero mañana será otro día.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Hola Marian.
    La esperanza nos mentiene vivos, está claro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Hola Quien Sabe.
    Pienso que el mejor guía que podemos tener, vive en nosotros.
    Con el tema de la ceguera física... un perro es buena cosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Amiga: Algunas veces necesitamos apoyarnos en alguien, pero pienso que es bueno sabernos con potencial suficiente para sobrevivir por nosotros mismos. Eso nos da independencia física y espiritual.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Hola Carmen.
    Un perro está lleno de intuición; tanto que puede leer los pensamientos de algunas personas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Hola Balango.
    La ceguera física, me espanta.
    Mi subconsciente me ha traído este relato.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Teresa:
    Siempre me han dado mucha pena las personas ciegas. Estoy segura de que crecen interiormente y también que sus sentidos se agudizan captando mucho más de lo habitual.
    Un beso, amiguina.

    ResponderEliminar
  29. Hola Mercedes.
    No. Mi protagonista no se ha enamorado. Simplemente está presente la ley de la compensación.
    Un besito, guapa-

    ResponderEliminar
  30. Hola María José.
    La verdad es que yo, le relato lo veo tristón. Pero el lado positivo, el amanecer de otras sensaciones, le dará consuelo.
    Un abrazo, escritora.

    ResponderEliminar
  31. Natalí... tu imaginación es desbordante jjejeje.
    No. El relato habla de una mujer ciega, que no ve y que su perro no puede guiarla y se encuentra sola.
    Pero... la esperanza es que ella misma encontrará la forma de guiarse, con los aromas, los sentimientos de proximidad... las bajadas y subidas.
    El perro, siempre a su lado, pero si falla su intuición, es bueno tener otros recursos.
    Un beso, cielo.

    ResponderEliminar
  32. Hola Mistral.
    Gracias por tu esperanza. Sólo es un relato que habla de ceguera física. No más.
    Puedo dar la sensación de tristona y melancólica, pero te aseguro que soy muy feliz.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Hola Rosa.
    Gracias por tu visita. Yo también te he visitado y estoy encantada de ello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Hola Cas.
    Estoy contigo. Debe de ser algo terrible eso de la cegura. Curiosamente siempre están de buen humor, y tarareando canciones. Es seguro que brota esa fuerza interior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Milagros. Muchas gracias por tu visita. Estamos en contacto porque tus poemas no me los pierdo nunca.
    Un beso-

    ResponderEliminar
  36. Estos perros son los ojos de sus dueños y su compañía mas fiel y necesaria. Y pensar que hay lugares donde no los dejan entrar por eso de que "está prohibido entrar con animales". Me tocó presenciar un episodio de estos hace mucho. Que brutos podemos ser a veces.
    Hermosa historia
    un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Yo me pido un perro guía como ese que en vez de llevarme donde quiero ir me lleve directa a la esperanza, hasta en contra de mi propia voluntad, me ha hecho sonreir tiernamente tu relato, muy bonito, original y esperanzador, todos estamos a veces muy ciegos, miles de besossssssssss.

    ResponderEliminar
  38. mi primera reacci0n a eerte, ya a lunes y c0n un retars0 de mil dem0nis, ha sid0 esta:
    "0hh, me encanta 0 distint0¡¡¡"
    tratare de expicarme....
    has sabid0 irte del titul0 c0m0 ningun0 de n0s0tr0s, l0s participantes del sabad0 y a la vez te has centrad0 en el titul0
    extraña mezcla
    preci0sa mezca llena de 0riginalidad...
    medi0 bes0, celia

    ResponderEliminar
  39. Hi... Looking ways to market your blog? try this: http://bit.ly/instantvisitors

    ResponderEliminar
  40. Que cierto es que el perro guía llega a fundirse con su dueño.
    No lo considero un relato triste, sino lleno de esperanza

    ResponderEliminar
  41. Hola Any. Sí. Estos perros son los ojos de sus amos.
    Me encantan los perros, y los considero una maavillosa companía.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  42. Susurros de tinta.
    ¿Qué sería de nosotros sin esperanza?
    Si cerramos esa puerta, la vida carecería de sentido en los momentos bajos.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Hola Gus.
    No he leído aún tu relato. Espero hacerlo en breve.
    Ten envío un beso entero y bien grande.

    ResponderEliminar
  44. Januskied,
    Gracias por tu mensaje.
    Te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Cesar. Sí, dicen que los perros y los dueños terminan por parecerse.
    Por eso es buena cosa elegir un perro elegante, dócil, y de gesto agradable ¿no crees?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Caray Celia,qué bonito de verdad.
    No acertaba a imaginarme a quién se dirigía y el final,me ha pillado desprevenida.
    Sinceramente emotivo y precioso.
    Una vez más.
    Besos.

    ResponderEliminar