La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 10 de septiembre de 2010

Siguiendo el camino de mi vida.



Era tiempo de calma y el Alma sola, se inventaba una historia. Una historia de abrazos, de besos compartidos de pasado en presente... de presente en pasado.
Los abedules, se impregnaban de viento y en cada soplo, una reverencia de hojas muertas.
Las nubes enviaban la savia de la vida, para que los manjares de la tierra brotaran en cascada.
Pero el Alma cantaba al corazón, mientras mi razón rozaba el suelo.
Arrinconada en un rincón, con sueños en las manos y vendas en los ojos, entoné la canción de la tristeza un día y otro, haciendo de los sueños bellos... un letargo.

Había tormenta, y un rayo repentino, iluminó mi noche.

Entonces... la sacudida del corazón vibró tan fuerte, que yo entera, enternecí con mimos su presencia.
No reparé que el rayo siempre hiere... y entonces me soltó de repente desde lo alto de aquel peñasco gris.
Mi fin era esperado, no reparé siquiera que los sueños perfectos se cubren de otros sueños que en fortaleza pueden hacerse realidades.
Y reboté con saña entre los espinos y fangos pantanosos.
Entonces... escuché unos latidos que llegaban despacio y luego mi Yo salió de su letargo. Con brillo ardiente. Con posos bellos. Con Luz itensa y al alba... yo misma era la Luz que abarcaba más Luces y que yacía en presente habiendo sido el antes y habiendo sido el antes... me contemplé en después.

Una conclusión bella llegó a mi vida:
Aprender de experiencias amargas o dichosas, es una clave. Sabernos inmortales, es la dicha. Encontrarnos de pronto con el antes el ahora y el después... en uno mismo, en el mismo momento... un regalo del Cielo.
Las horas no se miden. El Tiempo se ha parado. Todo es presente en donde nada acaba.