La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

martes, 26 de mayo de 2015

DESCARGA MIS LIBROS GRATIS

Este enlace te lleva a una página donde puedes descargar todos mis libros gratis:
DESCARGA MIS LIBROS GRATIS

 

lunes, 25 de mayo de 2015

A continuación de la FERIA DEL LIBRO DE MADRID. Con escritores Murcianos. Gracias por invitarme a compartir con vosotros...

I Feria del Libro en Eroski Infante Murcia Taller de Prensa Murcia I Feria del Libro en Eroski Infante aller Tde Prensa Comunicación
DÍAS
15, 16, 17 y 18 de junio (de lunes a jueves)
LUGAR Y HORA
Departamento de Librería del Centro Comercial Eroski Infante Murcia, ampliando
notablemente su espacio habitual, durante todo el día. Todos los títulos tendrán un
descuento del 5%.
FIRMAS Y ACTOS PROMOCIONALES
CADA DÍA. Firma de entre siete y nueve autores locales, desde las 18.00 hasta las
21.00 horas. Los clientes del centro comercial podrán ver a todos los autores, de
manera simultánea. Para las firmas, se habilitarían varias mesas (ver plano de ubica-
ción en página 3).
Durante el evento, se harán entrevistas con cada uno de los autores, se reproducirán
audios de extractos de libros, así como diverso material audiovisual. Asimismo, plan-
tearemos varios juegos y un concurso entre los clientes del establecimiento comercial.
AUTORES YA CONFIRMADOS
María Teresa Carretero García Espíritu González
Jesús de las Heras Francisco J. Sánchez Lizón
Mari Carmen Pérez Vera Francisco José Motos Martínez
Gudea de Lagash Jane Cronin
José Antonio Flores Yepes María Pilar Herrero Martínez
Paco Rabadán Aroca Manuel Morales
Pedro Molina Moreno Amparo García Barberá
Víctor Mirete Cayetana Martínez Moya
David Sánchez Florio Juana Mateos Blázquez
Juan Manuel López Nicolás Marcelino Menéndez
Rosa Campos Amy Birkeen
Raquel Mengual Juan José Córcoles Lajara
George Wembagher Amelia Pedreño
Fulgencio Caballero María Jesús Juan
Carmen Gallego Paco López Mengual
Celia Álvarez Fresno (*)  Julia R. Robles
(*) Autora asturiana invitada

martes, 12 de mayo de 2015

Mi lectura de ayer, en la ASOCIACION DE ESCRITORES DE ASTURIAS


La Calle. Mi calle.
Había senderos que deseaba transitar, llenos de risas y placeres, sin compromisos ni rediles que ataran.
Pero la Calle ancha, empinada se empeñaba en llamarme invitándome a toda clase de pruebas, de trabas, de surcos movedizos.
Pero algo en mí, quería saltar libre por la pradera Asturiana, y tumbarme al abrigo de los árboles, mirando primaveras y veranos…
Final de juventud, cuando las patas de gallo ya aparecen y con ella mi primer libro:
Entre el Alma y la Razón, en los albores del 90, del pasado siglo. Y poco a poco, se fueron desgranando entre las plumas y las teclas, siete  libros más. Uno tras otro; deseando decir que había encontrado el Camino que lleva a la calle ancha.
Sorprendió aquel encuentro mío conmigo misma, porque nunca he dado imagen de mea pilas, ni fui visitadora de templos que acogieran esas plegarias dichas con las palabras.  Mis libros se asocian con esa forma de adorar. Algo que no es así. Porque tengo alas propias que forjé en una calle que aquel día me invitó a ser transitada...
Descubrí tantas cosas…  Descubrí ese Camino que no lleva Dogmas aprendidos, ni tiene correas que te apaleen. Ni tiene juicios finales con fuegos eternos.
Comprendí en esta calle ancha, que transito desde hace muchos años, que todos somos uno. Que el daño que le hagas a otro, te lo haces a ti. Ese es mi sentimiento. Ese es mi Dogma.
La calle de mi vida, ya va larga. Ya se cruzó, con baches, con caminos de delicias que me invitaban a alejarme del mío… y alguna vez lo hice…
Encontré a tantos caminantes que en mi ignorancia, que otrora,  tal vez, he empujado hacía la acequia…
Porque la vida puede ser corta o larga, cuando miden las horas, y estamos aquí para aprender. Por ello errar tal vez sea necesario para saber discernir.
Creo en ese Ser Supremo que todos llevamos en nosotros mismos. Creo en mí y creo también en todo ser humano,  sea quien sea, ya que no es ni más ni menos que yo.
Hoy, aquí, ahora, no digo adiós a esta Gran Asociación de Escritores de Asturias, sino que digo adiós con mi último libro a la Edición literaria. Y lo hago con “Deva. Un océano en el Cantábrico”.
Creo que todo lo que tenía que decir, sobre el encuentro conmigo y a la vez, con todos los seres humanos, ya lo he escrito, ya lo he comunicado.
Sólo quiero dejar un mensaje… un mensaje que me dicta esa Sabiduría interior que todos llevamos y que no se aprende en las escuelas de la vida, sino que la propia vivencia, ya tenía escrito en su interior. Solo quiero mostrar una Calle Nueva, que me muestra la libertad y el Amor en este bello Mundo de enseñanzas, de lecciones, de gozos y fatigas.
Todos, sin distinción de razas ni lugares, sin distinción de credos, sin distinción de clases sociales, somos Grandes. Somos Amor.
Si somos capaces de sonreír, con el Corazón, de desear un buen día, desde el sentimiento más profundo, a todos los demás. Si deseamos abrazar a todo aquel que un día, tal vez nos hizo tropezar y enviarnos a la cuneta de nuestra calle… si somos capaces de darnos cuenta que todos somos iguales, y comprender que también hemos herido muchas veces…;  ese día…, te habrás encontrado y con ello, verás en ti a todos los caminantes de la vida.
Tengo que decir que no me presenté nunca a premio alguno. No busqué sobresalir como escritora buscando en diccionarios y empleando léxicos que adornaran los textos.  Soy una  simple trasmisora de muchas  experiencias que hablan de Luz, de Unión, de Paz y de Amor, bañado con la Esperanza .
Mi calle no fue fácil. Pero… ¿quién ha dicho que la calle no  tenga que llevar piedras, adoquines, algún hoyo… y muchas derivaciones?
Allanemos en lo posible la calle, para que quien la transite, tenga más llano el camino.

 

domingo, 10 de mayo de 2015

Ya, de regreso, de un largo viaje.

Una mezcla de zozobra, ilusión, temeridad... me acompañó al principio de ese viaje que la Vida me invitó a transitar.
Me había embarcado en una experiencia que había llegado a mí, de la mano de Estefanía Bernabé. La conocí un momento, durante la entrega de un Premio literario que ella había ganado, con justo merecimiento. Y me habló de un proyecto allá, en el lejano Brasil.
Sin dudarlo me embarqué en él. Y crucé el mar con dos vertientes en mi misma. Por una parte, la mente, me hablaba de zozobras y miedo. Por otra, mi Ser, estaba tranquilo y se manifestaba en las pequeñas señales que a lo largo del trayecto se fueron mostrando.
Se me mostró un mundo nuevo a mis ojos. Sabía que existía pero no... cómo era la verdadera realidad. Allí, vive la felicidad, la calidez. La palabra compartir, está  presente. No importa la cantidad, pero siempre se participa de todo.
Llevaba un proyecto: Mostrar mis libros, mis conocimientos existenciales, esos comunes a todos, pero que se manifiestan de una u otra manera en todo aquel que vive.
Tenía interés en participar en eventos, y sobre todo, me interesaba que una Editorial, se interesara por mis Mensajes de Luz y Amor.
Miré a mi alrededor, y fui guardando en mi mochila, poco a poco, todo aquello que deseaba y comenzó a brotar de mi interior, la necesidad de colgar todos los libros, escritos con el Alma, en descarga libre. TODOS gratiutos. Desde el primero al octavo. Porque realmente, solo pretendo que aporten esa gota de Luz que hace que todos nos unamos en torno a ella.
Durante los diez días de mi estancia allí, las palabras llegaron en forma de Amor, y calaron en los corazones que se unieron en pequeñas reuniones. En diversos lugares. Desde Aguas Claras - Brasil. Hasta Montevideo -Uruguay. En distintos días. Con distinta gente, pero a la vez igual en el latido del Corazón.
Señales en el cielo, me hablan del acertado Camino elegido. Palabras desde el suelo, me alimentan para continuar periplo tras periplo, hasta que la vida me haga callar.
Estoy en el camino de la Vida y voy a caminar.
Parece que un nuevo proyecto está en ciernes: Un gran evento en Noviembre, me llevará de nuevo a Montevideo. Y yo iré con la mente, vacía de dudas, y con la certeza de que ese es mi Camino.
En el Sol, encontré la Energía suficiente, para que en él, mi Alma se sintira una. Relumbrando con los destellos que un día, hace ya muchos años, encontré en cada uno de los que habitamos en el Planeta Tierra.
Porque todos somos Radiantes, aunque alguna vaz, olvidemos nuestra Realidad, y nos metamos en charcas que opacan esa Luz, que aún así... sigue existiendo.
Gracias, amigos. Gracias a tantas personas que de una u otra forma, estuvístéis. Prometí que regresaría y así lo haré.