La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 8 de mayo de 2009

Desde el Viento.

Mis imágenes- Vegetación, movida por el viento...

Y Otis, piensa en voz alta; con desnudez de pensamiento:
"Estoy aquí, viajando por el camino de espinas, sin manantiales de Amor.
Viviendo en la vida como un viviente más. Invitando al diálogo a unos y a otros.
Existo desde el antes y hasta el después. Y en esta experiencia, intentando calmar ansiedades y despejar tristezas, invito al raciocinio ante acciones adversas.
¿Tengo la Verdad?
Respuesta afirmativa en algunos momentos. En otros, desconcierto.
¡Cómo deseo tener las sensaciones que un día sentí! y que, hoy, en mi mente, martillean ya irreales. Como un sueño.
Contemplo los destellos fugaces de las estrellas y pido ayuda para que me abarquen con su presencia.
Terrena vida, que haces olvidar lo imperecedero ¡Que difícil eres!
Cómo comprendo al ser humano que intenta sobrevivir en el día a día y que encuentra barreras a cada paso.
¡Qué fácil es juzgar desde la lejanía y que difícil es palpar la realidad juzgada!
¡Oh!, extraños pensamientos que abarcáis mi mente con la duda.
Ayudadme en la coherencia de mi actitud. Que el hilo de la Sabiduría no quede roto".

12 comentarios:

  1. ¡Bonito! melancolico...

    A veces estamos sumergidos en tantas cosas, que nos olvidamos de vivir, de sentir y disfrutar.

    Me quedo con ganas de seguir leyendo.

    Besos Celia.

    ResponderEliminar
  2. De verdad es difícil palpar la realidad. Llegar a la esencia de las cosas duele...

    pero siempre nos quedan tus cantos a la esperanza.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Es que el hilo de la sabiduría es de una delgadez extraordinaria...
    Saber y sentirse coherente siempre, es practicamente imposible.
    Los obstáculos hay que sortearlos,sopesando en ese instante, sin saber si es lo correcto o si no, con certidumbre...
    ¿Quién tiene la verdad?
    Cada cual tiene la suya propia,¿no?
    Profundo texto,Celia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Después de leer tus palabras el hilo de la sabiduría no queda roto, de ninguna forma. Excelente post una vez más!

    ResponderEliminar
  5. Si Celia, que no se corte el hilo de la Sabiduria.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, hay que ir andando día y a día, paso a paso,
    superando los obstáculos y dificultades que nos encontramos.
    Y no dejar nunca de hacerlo.

    Besos, Celia.
    Feliz Finde!

    ResponderEliminar
  7. El camino de Otis, es el nuestro más de una vez.
    Todos en algún momento sentimos lo mismo...
    besos

    ResponderEliminar
  8. Que ilusión me hace que en tú relato esté presente Otis,ese maravilloso protagonista de tú libro Desde el Viento,lo recomiendo a todo aquel que no lo haya leido.
    Celia me siento muy agradecida de poder disfrutar de tus relatos tan llenos de poesia,los espero con impaciencia.
    Muchos besos.
    Conchi.

    ResponderEliminar
  9. Sí Celia, tenés mucha razón, Otis debería vivir entre nosotros solamente para que sepa qué es vivir. Aún así, con todas nuestras miserias humanas y nuestras dificultades ¡es hermoso seguir viviendo como lo hacemos!
    Bello texto, como siempre querida amiga.
    Un beso grande y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Hola Celia,siempre te leo y a los comentaristas también, te dedico estos momentos con mucho cariño.Bendiciones y un abrazo,
    Carmen

    ResponderEliminar
  11. Tienes mucha razón, esta terrena vida a veces nos aleja de lo esencial, de lo imperecedero, de lo divino.
    Apapachos

    ResponderEliminar
  12. Hola amigos.
    Muchas gracias por vuestros comentarios.
    Otis, es muy importante en mi vida. Le siento. Le escribo poemas. Me da Vida. Me da Esperanza. Todo sin su presencia, carecería de sentido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar