La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

viernes, 30 de noviembre de 2012

Conozco una historia






Conozco una historia. Una historia de alguien que despertó o vino despierto, que no lo sé muy bien.

Un día, el bombillón de la Existencia, de la Luz, se hizo más y más evidente. Tomó conciencia y sus actuaciones en la vida, estaban medidas, pasito a paso, adecuándose a aquello que le dictaba su Ser interior.

Supo del “yo soy tú y tú eres yo”, desde el mismo momento en el que tomó conciencia de sí mismo y de quien era y a qué había venido.

Vibró con la Luz, y trabajó su Alma para que no supiera albergar odio ni rencor. Para que el Amor del Espíritu bullera en todos sus actos y palabras.

No le importó ni le importa que pocos le comprendan. No intenta sobresalir ni saber siquiera si es ciudadano de la tercera, de la cuenta o… de la séptima.

Dice que siente arraigado a su interior la vibración del Verdadero Amor. Tiene grandísimas experiencias que le confirman su misión. Todo ello le hace albergar una profunda Felicidad Existencial.

Sin embargo… sigue triste porque, esta misma mañana, a una de sus mejores amigas le diagnosticaron un cáncer; un “carcinoma vasocelular nasal”. Sigue triste porque la vida no es un jardín de rosas para muchas personas que habitan el Planeta. Sigue triste porque la Luz, a menudo, se ve tras el cristal, pero no se abre la ventana para que penetren sus rayos en el Alma. Y sigue triste porque si el otro sufre, él también lo hace: ¿o no soy el otro? Dice.

Algunas veces, se repliega en esa Felicidad interior que le hace sentirse arropado y esperanzado por el después y aún así, me dice, jamás será feliz mientras alguien sufra.

Me dice que, solo una mirada hacia la vida, le indica que no ha encontrado aún el Paraiso, aunque viva en la cuarta… o en la séptima…

Y entonces yo le digo:

No sufras. Pronto estaremos todos iluminados y será un jardín de rosas.

Y él me contesta:

¡Ah!





miércoles, 28 de noviembre de 2012

Nuestra Realidad conocida.



 
La Muerte, nuestra Realidad conocida.

La única verdad palpable de la que tenemos certeza, y a la que deseamos obviar desde el mismo momento en  que comenzamos el camino de nuestra vida, que no es otro que comenzar el camino hacia nuestro adiós.

La Muerte se trata de ocultar, de ignorar, y nos pensamos accionistas eternos de la Tierra, haciendo tantas cosas y acumulando tanto… creyendo que todo va a permanecer y nosotros, desde luego, también, en el terruño que venimos a ocupar.

Realmente somos “okupas” de este lugar en donde vamos a cosechar experiencias.

Nacemos un día, no importa donde, -bueno sí importa, pero esto es otra cosa-.

Creo que venimos con un libro de instrucciones, y que en muchas ocasiones, nos olvidamos de leerlo; ves unos carriles, y tienes pila para caminar.

Hay pilas que duran más y otras menos. Unas son más bonitas, por el colorido, y otras casi pasan desapercibidas por quien las usa.

Casi siempre nos olvidamos de leer el libro de instrucciones y nosotros comenzamos a labrar esto por aquí… eso por allá.

Hacemos la zancadilla a aquél que avistamos de lejos, y corremos a su alcance, cambiando de vía, y derribándolo, no sea que nos adelante.

Pero, no contentos con eso, también en el lote y después de haberle hecho añicos, queremos quedarnos con el carril por el que transitaba.

Y avanzamos, sin darnos apenas cuenta de lo que estamos haciendo, y por supuesto en ningún momento reparamos en mirarnos para intentar recoger a quien ha quedado por el camino.

Y el libro de instrucciones ya quedó en el olvido, y como sustituto, vamos imaginando el libro de la puñetería, de los acosos, de las zancadillas, de los triunfos… creyendo que nuestra vida en la tierra va a ser infinita.

Hay muchas vías, y el que se queda atrás porque el otro le ha derribado, se pudre en la ladera, en donde nadie va a reparar en él, ya que estamos mucho más entretenidos mirando ese futuro, que realmente va a ser nuestra trampa.

Un día, llegamos a la última estación y nos encontramos con el final del viaje. Lamentos y más lamentos… Pero ¿y esto? piensan y pensamos. ¿Qué ha ocurrido?

Entonces llegamos a donde teníamos que tener en cuenta, íbamos a llegar y Alguien nos recibe.

-¿Has leído el libro de instrucciones?

-¿Qué libro?

-Aquél que yo te regalé para que supieras caminar por la vida.

-¡Ah! No. ¿De que libro me hablas?

-Del que llevabas impreso en el corazón.

-No. Yo sólo atendía al jefe de las vías que me decía por donde tenía que ir.

-¿A cuántos has derribado mientras caminabas?

-A nadie, Jefe. A nadie.

-Yo te he visto dejar tirada a mucha gente, y abusar de tantos y tantos, y comenzar las luchas por llegar el primero, y has hecho que otros muchos se doblegaran ante ti. Yo te he visto que has arrollado en tu carrera y no miraste siquiera los despojos que has dejado.

-Es que yo creía que tenía que ser así.

-Eso es porque no has mirado las lecciones… Tal vez… tendrás que repetir curso.

martes, 27 de noviembre de 2012

Caminando por la Vida. Suma y sigue...





Capítulo XXXXXXXXXXXXX... y suma y sigue.

Sé que os he ahuyentado de mis páginas. Jejejej. No me extraña; pero yo sigo participando lo que "me llega":

"No busques reconocimientos en la Tierra y haz de tu vida motivo de orgullo para aquel que acierta a mirarse.
Tus hijos en la Tierra son seres que necesitan de ti y tú de ellos para vivir las experiencias evolutivas, pero tus hijos de hoy, tal vez no lo han sido ayer, ni lo serán mañana, porque la Esencia de Dios, vive en todo el que vive, ya que es la Esencia del Ser.
Tu gratitud hacia la Vida se demuestra con tu mirada, hacia aquellos que aún no aciertan a mirar.

Escucha:

El Cielo vibra en la antagonía con muchos hechos de la Tierra y los seres humanos, vagan de un lado a otro, envueltos en sus propios conflictos, sin mirar siquiera su Cielo. En el ser humano habita el recuerdo del ayer que aunque así es, muchas veces no acierta a comprenderlo.
La vida no es un juego, pero sí es necesario jugar a vivir, para que las circunstancias resulten menos penosas.
A menudo, el ser humano, que regresa a la Tierra, habiendo bebido de la fuente del olvido, como así está escrito en la Existencia, ya que así debe ser, hostiga, animaliza, odia y culpa a alguien que bien pudo haber sido su amado hijo en vida anterior o que tal vez será mañana.

Si el ser humano, acertara a comprender el juego de la vida, la vida dejaría de mostrar tanta carga pesada para el propio Cosmos.

Las Energías de Luz vibran constantemente y las de la Sombra, también.
En la Tierra se ha ensombrecido la vibración y los seres luminosos no aciertan en diversas circunstancias a encontrar su camino, sumidos en los destellos oscuros de tanta humanidad perdida.
Es altamente necesario, que todo aquel que alcanza altos niveles de Luz, expanda vibración.

Los fenómenos atmosféricos circundan la Tierra y arrasan vidas y sustentos.

Y tú no entiendes el motivo, pero debes comprender que tú, también has regado un hormiguero para que la hormiga dispersada, buscara un nuevo lugar. Así ocurre con la vida.

Cuando algo importante entorpece una vida humana, otros humanos arropan los momentos amargos y ahí, la Energía de Luz, parece despertarse, humanizando las vivencias. Quien odiaba al vecino, ayuda al vecino.

Cuando un ser humano, muere en una catástrofe, es necesario, ante todo, ver que la vida en la Tierra forma parte de la propia Muerte y que los seres humanos eligen sus vivencias de comienzo y de final. Y también transitan lugares pactados mientras viven, aunque a menudo la experiencia elegida desde otro plano no es la elegida. El libre albedrío hizo lo posible.

Escucha:

No te abroches el botón de tu chaqueta si con ello haces que el ojal se rompa.

No dejes solo para ti, aquello que puede hacer feliz al otro".







viernes, 23 de noviembre de 2012

Diciembre ¿21-23?

                                       APRECIACIONES DE MI ESPÍRITU.

"Durante la experiencia terrena, el ser humano a menudo, se siente huérfano y perdido.
Tú sabes que el ser humano está adherido a su propia dimensión de Luz.
Se espera que el próximo Diciembre ocurran grandes hechos. Incluso se dice que la fuerza gravitatoria de la Tierra, cambiará su rumbo. También se habla de tres días de noche plena.
Nada de esta experiencia física, va a suceder.
El ser humano está experimentando variadas oleadas de Energía, proveniente de la Luz, cierto es.
Cuando se espera un acontecimiento evolutivo, el propio ser humano mira y advierte su propio Ser, y con la fuerza de su creencia y convencimiento, llega a experimentar su propio cambio.
No habrá más caos que el que acontece hoy. Y no habrá más noche que la que vive hoy.
Constantemente existen escritos catastrofistas, incluso, con beneficio para muchos que ven negocio derivado de la circunstancia.
Se crean incertidumbres variadas ante una fecha que se ha magnificado por diferentes teorías. Se interpreta, se afirma etc.. etc...
La Luz vive por y para el ser humano y no está lejos, sino que se aloja en el propio Ser.
En este momento, las vibraciones de conciencia y de búsqueda, se intensifican, y ahí es en donde muchos dormidos despertarán a la razón del Ser.  Ciertamente habrá un cambio evolutivo, de conciencia.
Todos somos uno. Todos tenemos que tirar los unos de los otros para que unidos, lleguemos al lugar que nos pertenece. Llegaremos algún día al Summum de la Permanencia".
Pienso que jamás, alguien que se siente portador de Verdades, pide nada a cambio.
Es importante recordar que somos Ramas de un mismo Tronco que nunca, nunca, muere.
Todo seguirá más o menos igual. Unos se elevarán hacia la Luz. Otros permanecerán en la Sombra. Y otros muchos... entre lo uno y lo otro, que somos la gran mayoría.
No os dejéis los cuartos en adivinadores ni presuntos iluminados. Porque el verdadero Iluminado, jamás pedirá nada por sus lecciones, que por cierto, pertenecen a todos por igual.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

¿Cuándo supe de rimas?




No puedo ser poeta

¿Cuándo supe de rimas?
¿Cuándo escribí, sonetos?

No puedo ser poeta y aún así
siento la poesía.

Como si fuera poeta desde siempre

Pero hoy... mucho más que otro día
me hubiera gustado, ser poeta
para decirte, escrita, una palabra.

Triste...
tal vez...,
de despedida.


Por eso, soplo, una tarta sin velas
Una rima sin rimas
Un sueño

y un

adiós.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Todo es fácil






"Todo es fácil. Todo sería sencillo si el ser humano comenzara por alejar su individual ascenso personal y ayudara al otro, en la difícil cordada de la vida.

No olvides qué, de ser así, la vida no llevaría los derroteros tristes en las sombras del hoy"

lunes, 5 de noviembre de 2012

Tú Dictas, yo escribo.



“Intento demostrarte que estoy aquí y allá. Que mi espacio carece de fronteras.

Tú estás físicamente viviendo en la Tierra porque el Alma necesita de ti para hacer, para experimentar, para lograr su ascenso evolutivo.

Tu corazón no es más que un órgano. El Alma cuando duele, trota, ama o espera, refleja su sentir en el chakra azul.

Escucha:

En el Mundo existen muchos seres humanos, todos y cada uno, diferente.
Cuando la encarnación comienza, el Alma y el Espíritu de Dios, viven en quien vive.

Imagina el Alma como un libro sin escribir, en donde las vivencias van llenando páginas.
Imagina el Espíritu como el libro completo de palabras en donde yace la Sabiduría Infinita.

El Espíritu tiene dos vertientes:

- En una reina la Felicidad, la Vida, el Conocimiento y la Seguridad de saberse Inmortal y sobre todo vive el Amor.
-En la otra no existe nada escrito, pero tiene un lugar en donde la Sombra puede habitar.

Por eso la elección del Ser Humano, es su elección más real.
Porque todo está en él, pero él, puede decidir en donde estará en el paso del después y del antes.

Me preguntas si debes dejar nuestra comunicación para continuar tú viaje y yo te digo que la mayor parte de los Seres Humanos, jamás encontraron su Todo, en la escritura y algunos, sin haberse hecho preguntas, jamás, en la Tierra, sobre otras Dimensiones, alcanzaron metas evolutivas por su buen hacer, en lo más alto de la Luz.

Nuestra comunicación será siempre, aunque tú no muestres escritos ni preguntas”.