La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

martes, 26 de febrero de 2013

Un día





Un día, había una gaviota que después de haber sobrevolado el mar, llegó a la tierra.
La gaviota fue a un lago y se puso a buscar alimento encontrando una garza que deseaba lo mismo.
La gaviota le dice que ella llegó primero y que la pesca le pertenece.
La garza le dice que ella está ahí desde siempre y que le pertenece a ella.
Entonces el pez, que nadaba en al lago, motivo de su disputa, emergió entre las vibraciones y dijo:

El primero que me de la respuesta que busco llevará ese alimento, que soy yo.
¿Cuál de los dos llegó primero?
Ellas le dicen: No sabemos
¿De dónde habéis venido la una y la otra?
Ellas le dicen, del cielo.
Y ¿A qué habéis venido a la Tierra?
Bajamos para alimentarnos.

Pues no importa si venís de la tierra o del mar, ya que ambas sois del cielo.
Tampoco importa vuestro tamaño ni vuestra destreza, si ambas sabéis surcar el cielo.
Por eso os digo que yo me brindo a ser vuestro sustento. Pero en vista de que vengáis de un lugar u otro, no aporta privilegio, tomad de mí, un bocado cada una.
Pero, así no nos atrevemos a comerte, nuestros picos no quieren hacerte daño, le dicen.

Así es.
Estáis reflexionando y la reflexión es buena consejera.

Por eso, cuando deseéis hacer algo en el cielo o en la tierra, debéis parar de batir vuestras alas. Reposar las patas en el suelo y alcanzar con vuestras vibraciones, el conocimiento.
Debéis saber que unos vuelan, otros reptan, otros caminan, otros nadan, porque existen caminos, mares y alfombras en donde reptar en la pradera incluso árboles majestuosos para escalar.

Todos somos vida y juntos conformamos la diversidad. Habéis de saber que yo, un pez, también soy necesario; tanto como vosotras, aves, que surcáis el cielo.

Respetémonos, y antes de comer el bocado del otro, sepamos que el otro también tiene algo que decir, por ser un viviente más.



domingo, 24 de febrero de 2013

Pantalla mágica





 Exposición de Obras en El Corte Inglés de Gijón (19 al 30 de Marzo)

Hacemos muchos amigos a través de la pantalla del ordenador.
Llegamos a amar a esas personas que se esconden y que, en la mayor parte de los casos, solamente muestran sus letras. Su nombre es ficticio y su fotografía, difuminada.
Decimos “te quiero mucho”, porque realmente es así. Y amamos todo eso que dicen porque las palabras tienen el don de vivir y de llegar al corazón, al Alma.

Y nos amamos de verdad, ya que en el fondo, somos amor y estamos prestos a dar y recibir.

Pero… un buen día, esa persona a la que tanto admiras, y esperas leer… no está.Y ya, tal como llegó se fue. Sin decir adiós.
Piensas que tal vez mañana escriba. Y como un perro fiel que espera a su amo, ese que ya no va a regresar más, esperamos también.
Y pasa un día, un mes, tal vez un año. No sabemos qué ha sido de él, o de ella. Tal vez haya pasado al otro lado.
Lo único que no podemos hacer es rezar un réquiem sin tener fallecido.

Pero, ¡siempre nos quedarán sus letras bellas, en ese recuerdo de la memoria!.



lunes, 18 de febrero de 2013

Pensamientos en una mañana de Febrero.





"El Alma es la Fuente. Y la Fuente es el agua de la Vida"
"La Luz es el Todo en el Cosmos. La Sombra es la parte que vive para llegar a la Luz"
"Ligero como una Flor y pesado como un Tronco, forman las caras de la misma balanza"
"Alúmbrate antes de entrar a la Cueva y así sabrás caminar por la penumbra"
"Si enlazas Alma, Mente y Espíritu, habrás alcanzado el Conocimiento pleno"
"No tiembles cuando te habite la desesperanza y piensa que ella está ahí, para que llegues a afianzar tu Esperanza"
"Debes ser Feliz y bailar al son de la música y si esta no suena, no dudes en leer la partitura del Silencio"
Celia

lunes, 11 de febrero de 2013

Entre el cielo y el suelo.





Mi aceleramiento es un hecho. Siempre  tengo prisa –como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas-, y esa prisa me juega malas o malísimas pasadas.

Un día:

-¿Señora se ha hecho daño?

-No, gracias. Le digo mientras me siento en la acera que había acogido todo mi cuerpo “estrapayado”.

-Puedo ayudarla? Me dice mientras me ofrece la mano…

-No, gracias. Le vuelvo a decir, a la par que me acomodo en mi postura, esta vez, recogiendo mis brazos alrededor de las rodillas, como cuando estás en la arena, sentada sobre la toalla, mirando al horizonte.

-Señora, la veo conmocionada. Está tomando una actitud muy extraña… ¿Quiere que avise a una ambulancia, o a alguien?

-No, gracias. No te preocupes, guapa. Es que a menudo, me gusta tirarme al suelo, y ver la vida desde la acera. Ya ves… eso ayuda a comprender muchas cosas.

Y se va, mirándome entre espantada e incrédula. Veo que mira para atrás, hacia mí, y echa a correr como si hubiera visto una aparición.

Me puse a reír. A reírme de mi misma, y de ese orgullo que me hizo argumentar algo absurdo.

¿Por qué tenemos esos prejuicios tan "fatos"? ¿Por qué con cada caída física hacemos como si no nos hubiéramos caído, y miramos a otro lado, intentando decir que la caída no fuera con nosotros?

En mí, tal vez tenga que ver aquel consejo de mi abuela:

"Nena… tú, siempre para adelante. Y si un día te caes, no olvides que abajo, también existe vida. Sólo tienes que apreciar tu caída, para tomar impulso".

martes, 5 de febrero de 2013

La Guerra y la Vida






En la Guerra está la vibración más baja con la que palpita el ser humano que crea y se recrea en la contienda.

El desconocimiento evolutivo, el desconocimiento de la Esencia, el desconocimiento del mismo ser humano, alberga el vacío de conciencia. Alberga la ignorancia del Amor. Alberga todo el peso de la Sombra.

Desde el comienzo de la humanidad, el ser humano urdió estrategias vivenciales como colofón de la astucia y del desconocimiento de su grandeza. Olvidó quien era, al haber elegido el libre albedrío, por el camino equivocado.

El guerra es el usufructo de la Sombra. Es el regocijo del triunfante que no ve su propia derrota, aunque aya friunfado a los ojos de las contiendas.
Quien hace la guerra, bien en el plano físico o espiritual, habrá de reconocer las Leyes de la propia naturaleza.

Su evolución espiritual, quedará cerrada en el círculo de la incoherencia, durante tanto tiempo, como circunstancias adversas haya causado.

Y no es la Luz quien le ajusticia, sino que él mismo, se hará cobarde para subir su ascenso ni un solo peldaño, aunque la escalera esté ante su mirada.

La evolución es contraria a la agresión, al abuso, a la Sombra.

Para poder ascender es necesario alumbrar las vivencias oscuras, la incoherencia y los disturbios.

El ser humano ha de mirarse y ver qué, ese otro, que yacerá en sus manos, lleva la misma Esencia que él mismo.

Por eso, quien hiere, se hiere. Quien mata, se mata. Quien anula, se anula.

Los pensamientos diferentes han de existir, las discrepancias han de dirimirse. Pero todo ello ha de cubrirse con la comprensión y el Amor.

Por eso:

No luches contra ti.

No te agredas.

No te destruyas.

No te odies.

No te aflijas si todo eso lo vierten sobre ti. Pon un rayo de Luz de Amor, para quien intente enturbiar tu ascenso.

Sólo cuando el ser humano se vea en el otro, vivirá la libertad, la coherencia, la dicha y el Amor incondicional.

Todo es muy sencillo. Todo es fácil cuando abarca la Mente, la coherencia. Todo es fácil cuando  habla el Alma.

Todo es tan alcanzable cuando se manifiesta el Espíritu…



lunes, 4 de febrero de 2013

Las críticas?






A mí, me gusta sentirme uno con el Todo. Me gusta que nadie sufra y me encantaría que el odio no rozara jamás corazón alguno. Creo que lo he desechado de mi vida.

Las críticas? no suelo hacerlas. La envidia? No la conozco.

Me gusta que todo el Mundo tenga lo mejor, porque ¿no son yo?

Me gustaría despojarme de esa punzada de ira, que me invade ante algo que me hiere. Me gustaría no juzgar y juzgo, como si tuviera el don de saberme justa.

No quiero pertenecer a lugar alguno, porque siendo de un lugar, no estoy en la Totalidad.

Me gustaría afianzarme siempre en la creencia y no caer, ladera abajo, en momentos puntuales de mi vida, en los que me veo, una impostora de pensamientos que tal vez fluyan en el Éter y los recojo para mí.

Porque es tanta la verborrea que brota como la Fuente que mana desde las entrañas de esta "Tierra", que me asombro, y a la vez, al aturdirme, me veo pura imaginación y desecho la Eternidad, y el Todo y las creencias, viéndo sólo mi parte física e intelectual.

Ah! Cuanta retahila de palabras me burbujean. Mi premisa mejor para la vida, es desear a todo el Mundo lo mismo que deseo para mí misma: Justicia, Paz, Amor y Felicidad.

domingo, 3 de febrero de 2013

La Perla.





El ser humano ha buscado durante siglos y siglos, la Verdad. Se ha inclinado ante Monumentos naturales o realizados por el propio humano. Ha adorado a astros, árboles, ríos y hasta a las mismas nubes.

Ha seguido a Líderes interpretando lo que la razón les sugería.
Y así, el ser humano levantó Edificaciones "Sagradas", a los que era necesario acudir para encontrar a Dios
Y buscando en otros, no supieron buscar dentro de sí mismo, como muchas veces los Líderes espirituales, les sugirieron.
Han venido en diversos momentos, seres de Luz, a vivir en la Tierra, para enseñar la sencillez de la enseñanza que se fundamenta en "volver la mirada hacia el interior del que vive y verse reflejados en el resto de los seres humanos".
Se levantaron Edificios y se interpretaron las palabras como distintos Dogmas de fe.
Pero, en la vida, todo es muy sencillo, aunque se tornó difícil al haber edificado murallas entre las lecciones en Luz y el propio ser humano.
Y a lo largo de la Historia, dichas “enseñanzas” han sido tan variadas como mensajeros hubo.

Hoy, las circunstancias de la vida, nos hace ver que el Mundo, dividido, no encuentra la armonía de Paz ni de Evolución tan esperados, para el bien de todos los vivientes.

Las fronteras han de ser unidas.

Los lugares de oración, han de ser alumbrados por una Perla común, símbolo de Amor Universal,  que brille en el firmamento del Templo para acoger todas las manifestaciones Dogmáticas en un solo Amor. En donde todo sea percibido de igual manera por las distintas creencias, con tolerancia y aceptación de  nuestra hermandad.

Mirando a esa Cúpula que brilla, descubriremos las Perlitas luminosas que somos todos los humanos vibrando con el broche de la Esencia colgado al pecho.

Todo es muy sencillo:

La Unión, el Amor, la Comprensión, la Tolerancia, la Esperanza de los unos para con los otros, es la clave.

“Busca dentro de ti. Escondes Universos”