La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

lunes, 30 de junio de 2008

Tú puedes

Piensa que puedes, con el pensamiento de la realidad; y podrás.
Piensa que la Luz te dará sus destellos; y serás Luz.
Piensa que tu sonrisa hará que otros sonrían y así será.
Piensa que tienes el poder de hacer que tu vida ruede por la senda llana, y verás el valle ante ti.
Sólo una cosa es necesaria:
Tus pensamientos deben de ser firmes y tu mente ver con claridad las escenas ficticias que más tarde se plasmarán reales.
Piensa que puedes escribir pensamientos profundos y llenos de sabiduría; y escribirás.
Pero algo tiene que cubrir siempre pensamientos y acto:
El Amor, como Fuente que mana todo lo que mana de ti.

viernes, 27 de junio de 2008

Somos capaces de hacernos felices.

Las situaciones que pacedemos y sentimos, a menudo, son el resultado de nuestros pensamientos.
Estamos conectados al Universo por hilos invisibles, y nuestras peticiones y deseos, deseados con la fuerza de la Realidad, son las vivencias.
Los pensamientos oscuros, se traducen en oscuridades, y nuestros pensamientos luminosos en luz.
Las capacidades que poseemos, admitidas como reales, porque lo son, se transforman en realidades.
Pensamos, con seguridad, que somos capaces de hacer y hacemos.
Somos diminutas motas de vida, unidos al Todo, y bebemos de Él, en la medida en que seamos capaces de sentir sed.
Tenemos que creernos fuertes, para palpar nuestra propia fortaleza.
Nuestra mente vibrando en sintonía de Vida, será capaz de hacer que en la propia vida se instale el bienestar y los sentimientos positivos.
Y dejando que el Alma vibre con la Esencia que es, el Amor regará el conjunto de las vivencias.

martes, 24 de junio de 2008

Niebla

Una niebla gris cubre mi valle
Tupido y triste
Tan triste como yo.

Una cortina oscura no deja percepción
Y se cubre de noche
Sin respetar el día.

Una esperanza ténue late en mi corazón
Y se viste de anhelo
Con deseos de ver luz.

Pero hoy...
todo es noche.

domingo, 22 de junio de 2008

Te dije

Te dije:

Si yo soy quien deseo ser

tal vez sea por que tú deseas que sea...

y así es.


Han llegado

circunstancias adversas a mi vida

y vi la muerte de cerca.



Lo acepto

y siento que todo es, porque

ha tenido que ser

y que... así es


Y siento

que lo que ha venido

era esperado y sentido

aunque no supiera

que lo esperaba

mi sentimiento lo sabía.

miércoles, 18 de junio de 2008

Te llevaré al jardín

Solías decir:
Te llevaré al jardín
y verás flores blancas
y jazmines azules...
y tintes rojos al atardecer.
Y creció la noche
cuando el sol se escondió
Y dices hoy:
¿De qué jardín me hablas?
¿qué flores de color?
¿qué luces de la tarde?
Y entonces yo:
¡Oh, mi amor!
No culpes a la noche que ocultó el día
Sólo fué
que el agua...
no llegó a regar las flores.

lunes, 16 de junio de 2008

Vegetación y vida


Habité en el regazo

sin saber que existías.

Encontré una plegaria

con suspiros y dichas.

Sollocé noches largas

Arrullé tu presencia

sin estar tú presente.

Huérfana de dichas

colmada de penas

escuché una sonrisa

Pero

venció...

la sombra.

¿Cuánto queda?

-¿Cuánto queda?
-¡Qué más da!
Queda lo que queda...
-No entiendo.
-¿De qué te vale entender lo absurdo?
¿De qué te vale saber, si no alterará el camino?
-No entiendo.
-Hijo, yo tampoco.
Sólo intento que mires despacito...
Poco a poco.
Tal vez eso, te yude a caminar.

Puesta de sol

Sentimiento de pena, una despedida
Palpitación, tristeza
Una sombra en el alma.

Amanecer y risas
Llegada y acogida
Un hola
¿Cómo estás?
Una carcajada.

Así es la vida.
Así es el sol de nuestra vida

Una despedida...
y
Un comenzar de nuevo.

viernes, 13 de junio de 2008

S.O.S.

-Buenos días, le habla Maía Pps ¿En qué puedo ayudarle?

-Buenos días, mire es que acabo de adquirir un ordenador personal, y también me han vendido un aparatito para instalar, porque vivo en el campo, y no tengo buena cobertura.

-Y qué quiere que le haga... si usted no tiene cobertura...

-Ya, pero me han dicho que con el aparatito que me han vendido, la conexión será muy rápida.

-Y ¿No es rápida?

-No tengo ni idea, porque no encuentro el modo de hacerle funcionar, aunque me han afirmado que es para tontos, que es muy... muy fácil su instalación.

Y usted dice que no puede?...¿Qué es un "modem" o un "routter"?

-No tengo ni idea, pero tiene unas letras y unos números .... y .... ¿de qué me está hablando?.

-Ya... ya, y su conexión es ¿yiii, you, yoxxx o plin pum?

-No lo sé, señorita. Sólo quiero poder escribir y estar conectada a internet. Sepa usted que ya soy un poco adicta, y sin él no vivo.

-Pués dígame que conexión tiene.

-Y eso ¿en dónde lo veo?

-Detrás del rimplim pul?

-Y eso en dónde está.

-En el guipoll del wipiling.

-Y eso... ¿Qué es?

-Señora ¿Hay alguien a su lado un poco listo?

-Pero ¿Qué se ha creído?, mi coeficiente intelectual es muy alto. Y si no lo cree, señorita, tengo todos los test, que me avalan. ¡Será posible!, niñata inculta...

-Señora, no dudo de su inteligencia, pero hoy tiene un día bloqueado.



Y entonces, sin mediar palabra, le cualgo el teléfono, y me voy con mi mal humor hacia la copa del árbol mas próximo, que es un hermoso roble.

Y aquí estoy intentando buscar la conexión con el guipoll y el wipiling o cómo se diga. Y mientras, me suena el móvil que llevo en el bolsillo del pantalón. Y una voz me pregunta ¿cómo ha sido la atención recibida?, y entonces le grito que estoy a punto de suicidarme lanzándome al vacío desde las alturas de un árbol.

Y aquí sigo, moviendo el aparatito a diestra y siniestra, haber si pillo la onda.

jueves, 12 de junio de 2008

Absurdos

Neblina gris
octubre en mayo
cometas que sin viento
yacen
Quimera y oro
tristeza y risa
mensajes altaneros
azul y brisa
¡Ah!
Fatales aspavientos
palabras deshiladas
líneas alimentadasAlineación al centro
de lo absurdo...
¡Ah!
Torpes pensamientos
inundando las horas
que no existen
¿Qué no existen las horas?

No, niño querido
sólo existen las medidas
sólo existen los conceptos
ellas... son nada.

lunes, 9 de junio de 2008

Algo de mi próxima novela "Entre el Norte y el Norte"






La habitación que contemplaba hace unos momentos, ya no es la misma. Los muebles tocan las palmas como un aplauso colectivo en una obra de teatro. Los jazmines que penden de mi ventana se arrullan los unos contra los otros, coreando la viva imagen de la felicidad.
La lámpara se balancea como si estuviera bailando al son de alguna nota musical. Tal vez un vals vienés de aquellos tiempos pasados, cuando en los salones de sociedad, las damas y los caballeros se unían en medio de las lujosas estancias. Las alfombras se elevan, flotando en el espacio vacío y arrullando a su paso las pequeñas partículas de polvo que se mecen a su antojo.
La figura, que yacía quieta, varada por los años, siendo testigo una y otra vez de mis noches de soledad, toca las palmas, sin importarle que su fuerza pueda acabar consigo misma, haciendo que el fino cristal se haga añicos.
El espejo que impertérrito se acomodó en la pared durante muchos años, viene hacía mí, y me muestra mi rostro, que ya no es tan mío.
Las incipientes arrugas que me acompañaron, no están. Y detrás de mí, observo una especie de Luz viva, que alumbra mi cabello castaño.
Sigo sentada en el borde de mi cama, y las mantas una a una, envuelven mi cuerpo que ahora yace medio inconsciente, y en esa inconsciencia, imagino que la misma ropa que me abarca, se transforma en un boeing, y que atravesamos los confines de la tierra en busca de quien me habla.
Me elevo sin saber cómo y salgo disparada por la ventana planeando sobre unos lugares y atravesando otros que casi no percibo.
Sobrevuelo arboledas y todos yacen debajo de mi vuelo como inmensas manchas verdes.
Sobrevuelo tierras arenosas, sin ver más que una inmensidad de color parduzco, y ya la tierra se me antoja un terruño oscuro y tenebroso, perdido en la lejanía.
Las estrellas que vislumbraba desde mi vida, medio adormecidas, cobran un brillo que inunda mis deseos, sin que mis ojos sufran por sus destellos.
El sol de la tierra, no es sol… El sol que nos inunda con sus rayos mientras vivimos, es una pequeña farola, comparada con el espectáculo del que me nutro hoy.
Porque aquí brilla un Sol, pero no con el brillo conocido, sino que el propio Sol cobija y mece con su Luz, que ya no quema.
Intento ver la tierra desde el lugar, y veo una pequeña pelota de golf, zarandeada por los palos de una lucha fiera.
Tengo flores a un lado y otro de mi viaje, con colores inimaginables, y todas ellas sonríen mi llegada. Van trazando un inmenso reguero de suaves curvas, por las que yo me deslizo con la libertad del movimiento. Y unos árboles mecen mi paso y me acunan con precisión y vida.
Y sigo balanceada por los antojos del lugar, y la sensación de libertad, me invade. Pero sigo siendo yo, sin serlo.
Vivo suspendida, y de mí, pende una especie de hilo que aún me une a la tierra, esa a la que no deseo regresar.
Veo inmensos lagos de color brillante y transparente, a su lado interminables campiñas de un verde que jamás había visto. Con suaves lomas y flores de diversos colores.
Las aves no huyen a mi paso y me acompañan en mi vuelo sideral, como escuadrones alineados formando una escolta precisa.
La claridad existe. Tan claro es todo, que me parecen irrisorios los faroles que alumbran las noches de la ciudad.
Me adentro más en la Luz y encuentro a mis antepasados que aplauden con su aplauso sin brazos mi llegada, y también a mi madre, que expectante, me llama y me cobija en su todo. Y veo a mis abuelos y a tantos y tantos que yo conocía y que había olvidado en las duras y frías experiencias de la vida.
No veo ángeles ni siquiera encuentro a Dios, pero le veo a Él, en cada uno de los que están, y sus presencias, me dan tanta paz, tanta alegría y tanta libertad, que ya no quiero partir. No me importa la vida, ni siquiera mi padre, ni mi hija… ya no me atañe nada, porque sé que la nada no existe, y entonces ellos vivirán sus experiencias y volverán a este hermoso lugar, en donde el Sol no se oculta.
No deseo volver a mi habitación, ni siquiera los maravillosos parajes del Occidente asturiano, hacen que quiera regresar.
Quiero ser aquella nube gris que se empapa de agua, para verterla más tarde haciendo crecer las simientes. Quiero ser polvo para vagar de aquí a allá, sin ser percibido por quien habita. Quiero ser libre y pasear sin pesos ni pesares, por los confines de la Vida, siendo Vida, y sintiéndome a mí como esa partícula energética que jamás dejará de existir.
Quiero ser sentimiento de Amor, de Unidad y de Vida, y meterme en cada rincón de Alma, que vive en el que vive.
Alguien dice que debo volver, y yo me resisto, jugando a esconderme para que no me encuentren, y entonces me doy cuanta, de que entre tanta Luz no veo oscuridad que me oculte. Me resisto, como cuando en el hípico algunos caballos se paran por la altitud de las vallas, pero nada es posible, y entonces… aquél hilo casi imperceptible que me unía a la tierra, tiró de mí; y yo regresé.

martes, 3 de junio de 2008

Mis luceros.


Mi amor, dador de mis amores
Que amándonos nos dimos
Y nos damos
Los lirios que encumbran nuestras flores

Nos amamos,
Y fuimos
Y aún hoy, somos.

Mi amor, dador de mis amores
Que nos amamos sin prisas, poco a poco
Con el amor tranquilo y reposado
Con amistad y gozo.

Ya, juntos desde el antes
Ya, juntos hasta el hoy
Tú me has dado, amor, nuestros amores

Esos, que son
Luceros

Los luceros

de luz…
de sol…
de fuego.

lunes, 2 de junio de 2008

Los paraísos




Existen paraísos en el centro de la tierra que expandiendo sus lazos unen a los misteriosos hados en su implantación evolutiva.
Existen paraísos dentro del ser humano que le llevan a la quietud, permanencia y sabiduría.
Existen falsos paraísos en el medio prohibido y que sólo llevan al ser humano hacia la destrucción y la oscuridad.
Existen paraísos en las mentes creadoras que con su creación hacen resurgir su placer y el del otro.
Existen paraísos en la contemplación de la Vida, en donde el éxtasis por la belleza inunda al ser.
Existen los paraísos de la contemplación, en donde se puede observar el nacimiento de una flor. En donde se pueden observar los milagros de la Vida.
Existen paraísos en la unión del ser humano con el mismo ser humano, en donde llegado al éxtasis se contempla el amanecer de la vibración.
Existen paraísos en la palabra, en la escritura, en las miradas…
Sólo es preciso hacer un alto en el camino para poder contemplar los paraísos que existen en el camino de la Existencia.