La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

domingo, 29 de noviembre de 2009

Un trocito del Valledor, en favor de la Cocina Económica de Gijón.


Lo que deseaba decir y no he dicho:
"Este cuadro, lo he realizado sobre pizarra ya que, en el lugar que me ha inspirado, forma parte de nuestro techo y nuestro suelo. Hablo del Valledor.
Hoy, en honor a tantas personas que sufren, he querido traerlo, y colaborar con él, poniendo mi granito de arena, para esas gentes que no tienen suelo, ni techo, ni tal vez, algo que llevarse a la boca.
Nuestra Cocina Económica, es un referente en la Ciudad de Gijón y con su esfuerzo y sus manos abiertas, hace que el sufrimiento sea menor, para muchas personas que pasan por momentos difíciles.
Por eso traigo un trocito del, a menudo olvidado, Occidente Asturiano, en donde el Cielo parece fundirse con las Montañas, impartiendo esperanza para aquél que mira.

Gracias por haberme invitado a participar en este evento tan importante en favor de los necesitados de nuestra Ciudad."
Celia.
San Salvador del Valledor. Allande.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Cena en el Hotel Silken. Mi blog...cerrado por disgusto.


¡Ay Dios!
Voy a resumir, por que tengo que marcharme a meditar con esta decepción mía.
Os voy a contar algo… así… por alto.
Resulta que ayer, en un Hotel de Gijón, hubo una cena organizada por AEN, con el fin de otorgar el premio de Novela Corta, Luis Adaro. Todos los beneficios se destinarían a favor de la Cocina Económica. Una institución que presta una incalculable ayuda a los más necesitados.
Para que voy a hablar de la categoría de las Personalidades que acudieron al evento, junto al pueblo llano. El gran salón, completemente lleno.
A lo que iba. Hubo varias donaciones para la Mesa cero, y varios regalos -entre los que se encontraban dos cuadros pintados por mí-. Todo entraría en un sorteo, para el fin benéfico.
Yo, que estaba sentadita en una mesa con amigos y familia, veía como se desarrollaba el acto y la cena.
Lidia, quien presentaba el evento, nombró a este y aquél. Hablaron personalidades…
Cenamos –muy bien, por cierto- y de pronto… escucho mi nombre y se hace alusión a mis cuadros, mientras me reclaman para dar yo misma mi obra a quien tenga el gusto de sacar su número.
Y aquí está lo bueno.
Cuando creía que estaba curada de espantos, que ya tenía guardada -pobre de mí-, mi timidez; ésta, vino a la cena. Hizo acto de presencia moviendo los músculos de mi cara, sobre todo el labio superior, que no paraba de zarandearse.
Estaba espantada ¡no podía detenerlo!. El resto del cuerpo, también temblaba un poco.
Y lo peor de todo…cometí otro error, estando como estaba, tan mermadita…atacada por esos nervios, que vinieron también no sé aún cómo, me puse a explicar las maravillas de uno de mis cuadros, pintado en pizarra, para que no hicieran una libre interpretación de él. Y me salió un hilo de voz, diciendo justamente lo que no quería decir.
Mira… tengo que reconocer que la palabra espectacular, la escuché durante todo el evento. Pero estoy segura, de que hoy, en periódicos, revistas, tertulias varias, se habla de eso tan dicho “de que la apariencia externa no tiene nada que ver con el intelecto”.
Y aquí estoy… preguntándome: ¿Qué me ha pasado?

¡Ay... que disgusto tengo!.

lunes, 23 de noviembre de 2009

La edad de la inocencia.


Siempre pensé que había pasado la edad de la inocencia, hace ya… muchos años.
Pero no... ¡qué va!.
La diferencia reside en que, cuando eres niña, hasta donde alcanzas a comprender, todo te parece bello y las cosas son así, porque te dicen que son así. Sin preguntas. Sin darle vueltas.
Te vas haciendo mayor y entonces, cuando realmente te das cuenta de que el río no sólo es transparente, que el río también tiene piedras y se transforma en turbio... tiras del hilo de la imaginación, esa que te hace regresar a la inocencia que yace no sé por dónde; pero yace, quizás acurrucada en algún lugar a modo de fuerte, para no ser atacada.
Y vuelves a creer en el ser humano… vuelves a soñar pensando:
Si no te han saludado, es porque no te vieron. Si no te dicen cosas bonitas, es porque no les gustas. Si no te dan un abrazo, es porque no tienes brazos lo suficientemente largos para responder. Si no te susurran es porque no encuentran palabras. Y si hablan demasiado, porque su garganta necesita desahogo.
Sí… vuelves a tirar de la inocencia como refugio, para que el corazón, no se parta de pena.

sábado, 21 de noviembre de 2009

A vueltas con mis reflexiones.


De nada sirve ser gorrión y hacer creer que eres cisne.
De nada sirve decir, si realmente no tienes la certeza de lo que dices.
No somos todos. Somos Uno, disgregado en muchos.
Nuestros ojos brillan porque la Luz ilumina con su presencia. Nuestros pies caminan, porque somos Agua en forma de gotas. Somos un gran motivo de demostraciones de existencias Superiores; aunque, no tenemos que demostrar algo que ya, de por sí, es una mostración.
¿Cómo dudar de la Vida, si somos Vida? ¿Cómo dudar de la existencia Eterna, si nuestra Alma, esa que nos hace Ser, esa Esencia que nos conforma, está en nosotros? ¿Cómo poner en duda el día, si conocemos la noche? ¿Cómo poner en duda la noche, si conocemos el día?
Somos Todo, y estamos en la Evolución, viviendo en la Materia.
Toca tu cuerpo y siéntelo tuyo. Si tocas tu Alma sientes que no te pertenece. Simplemente… eres tú.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Un susurro

Un susurro.
Tal vez… una canción.

Motivo suficiente
para que la chispa feliz
prenda...

en el Alma.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Feliz.





Estaba intentando escribir algo sublime y bello. Algo que me hiciera vibrar de emoción, y al vibrar yo, entender que la marabunta enardecida de mis cientos de lectores, harían lo propio.
Pero… bajo de la parra.
Y escribo que hoy, no sé por qué, siento el corazón alterado y feliz.
No entiendo... pero me he despertado así. Y me pregunto qué ha pasado ya que, tengo los mismos motivos que ayer y que el otro día, para sentir estos pálpitos.
¿Mi subconsciente llevará un mensaje que mi mente no sabe y hoy me espera algo bueno? ¿Quizás sea mi intelecto quien lo sabe y no sabe que lo sabe, pero sí lo presiente?
¡Ah!. No me complico más y voy a disfrutar de la dicha que, la verdad, así, tan fuerte, no me visita muy a menudo.

lunes, 16 de noviembre de 2009

¿Cómo?


-¿Cómo? ¿Que vaya preparando todo el tinglado, porque estás llegando? Pero… ¿tan pronto? ¿Cómo que ha pasado casi un año?
Lo siento mucho pero no estoy para celebraciones. Ten en cuenta que cada vez que llegas me vacías los bolsillos, además me haces tocar la zambomba, cuando quiero dormir, y me haces cantar cuando quiero callar.
¿Qué? ¿Que no vas a volver a darme disgustos? ¿Quieres que olvide que casi todos los años vienes con una tristeza, metida dentro de tu regalo colorido con lazo de frambuesa?
Piensa un poco:
Celebramos la llegada de un Niño, en el que casi nadie, cree que llega.
Miramos al Cielo, pero para ver las luces que cuelgan calle arriba, calle abajo, sin dejar que se vean las estrellas.
Tocamos mil artilugios, comemos mil demasías, bebemos con sed intensa, para celebrar ¿qué? ¿la llegada de… nada?
Nos decimos piropos sin ser sentidos, deseamos paz y prosperidad, de boquita para afuera, amamos, así, con la letra pequeña del momento…
Pensamos que somos santos y buenos por dar la palmadita al otro, y un turrón al pobre de la esquina al que el resto del año, no le hacemos ni caso.
Lo siento, Navidad. Tengo que dejarte.
¿Qué dices? ¿Que.. si estaré?
Mira… la verdad es que hice una reserva para pasar ese tiempo en un barquito, en alta mar. No sé lo que resistiré ya que... es de papel.
Pero, mientras dure… bailaré al son de las olas, que me gusta mucho más.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Somos cebollas.





Pienso que somos cebollas. Un inmenso huerto de cebollas caminando de acá para allá. Sin pararnos nunca, aunque estemos parados. Moviéndonos para no acabar en ninguna parte.
Estamos formados por capas. Muchas capas.
La apariencia se pinta de matices. En algunos casos brilla y reluce, todo depende del huerto o del invernadero en donde ha crecido la hortaliza, así como del cebollín del que proviene.
Una cebolla mira a otra… y nos encontramos con que a menudo, el brillo que nos hechizó, no era brillo. Simplemente estaba adornada para ser vista.
Y aquella otra, que está medio enfangada, cargada de manchones… es desechada por quien la mira, aunque detrás de su apariencia tenga una verdadera estela de sabores y además no pica, ni hace llorar.
Así, llegamos a casa y nos llevamos sorpresas y sorprendemos y lo que parecía que era…esto y lo otro… ¡oye!... que no era.
Que… ¿Qué debemos hacer para adquirir unas buenas cebollas?
Pues pido a quien ha inventado ese scanner para ver lo que no merece la pena ver, que lo aplique a estos vegetales, o sea, a nosotros. Así al ver cómo es su interior, podemos tomar nuestras propias decisiones. Y no llevar esos chascos que salpican con los goterones de las lágrimas cebolliles.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La poesía y yo.


-Te amo con todas mi fuerzas y tú…me has abandonado, dejando tu abandono prendido de mis letras.
Durante tantos años fuiste fiel a todo aquello que realizamos juntos, y nuestro vuelo… ondeaba en amor y… adversidad.

-No me culpes pasión, no dejes ese trozo amargo incrementando los sueños acabados.
Te amo por encima de todo, pero la vida no es sólo poemas y letras ondeantes que se asemejan a notas musicales…
He tenido que opacar mi pasión por ti, en beneficio de la supervivencia…
¿Qué haría yo si mis palabras se desgranaran siempre como poemas tristes o bellos? ¿Qué pensarían de mí, cuando entrando en la tienda, al tendero, le pidiera verduras con rimas asonantes, o consonantes, dependiendo del tipo de producto?

No te olvido, amor, y tampoco te dejo abandonado en beneficio de la Prosa o la Reflexión.
Tú, Poesía… tú, mi amor, formas parte de mí, y sabes que sólo tengo que abrir la espita de mi corazón para que te explayes libremente.
En el fondo de mi Alma… siempre serás tú.

martes, 10 de noviembre de 2009

Y tú...


¿Cómo debe de ser un buen poema, para que cale hondo?
te pregunté un día.


Y tú… miraste fijamente las estrellas para volar de pronto
a mi mirada:


"Un poema… nunca jamás será forzado
No tiene que ser exactamente bello
Es necesario que cante libre el corazón, en cada estrofa

Un poema… no ata cabos de palabras ni deja nada suelto
No tiene que decir las letras que no dicen
Es necesario que rime sin tener siquiera que rimar

Un poema… es esa nota que se aleja como el eco del viento
Un poema… es ese sentimiento abierto al corazón
Un poema… es esa melodía que suena, aquí, en el Alma
y que ella vierte…

a quien quiera

escuchar."

domingo, 8 de noviembre de 2009

Asociación de Escritores de Asturias.


Acabo de llagar de Pravia.
El primer día… apertura de las Jornadas, por todo lo alto. No recuerdo nada, porque he entrado en estado de éxtasis.
El segundo toqué el Cielo, con tantas personas extraordinarias.
Compartimos ponencias, y ya, al final de la tarde, mientras un cantautor lanzaba al aire sus letras y sus notas, algunos de los presentes, recitamos poemas, relatos, dimes y diretes.
Entrada la noche, volvimos al Hotel, envueltos con el aroma de las esperanzas.
Gracias. Ha sido un fin de semana que nunca olvidaré.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Espiral de la Vida


Espiral de la Vida. ¡Ayúdanos a encumbrarnos con el Absoluto!.
Espiral de la Vida, ¡deja que nuestra relatividad absorba sus conocimientos!
Me siento la punta del embudo de le espiral. Tú, la parte ancha en donde todo acontece. Quieto. Desde el antes hasta el después, pasando por el hoy.
Yo, brizna de polvo, acoquinada por la angosta oscuridad.
Tú con tu Ser abarcas todo lo relativo, pero sin expandir las sintonías de las Sabidurías absolutas, porque tal vez, en el recorrido de las experiencias se va perdiendo la percepción de la real Realidad.
Nuestras limitaciones son tan grandes que vemos el comienzo de la figura, tan inmensa, que por grandiosa, no la vemos; y perdemos la percepción de lo abarcable. No existe fuerza alguna que nos haga percibir lo inimaginable.
Por eso, hoy, pido un deseo:
Ábrenos paso para que nuestras percepciones de grandiosidad se agranden. Para que nuestras percepciones de Amor perpetuo, se palpen. Para que nuestros Conocimientos del Conocimiento se amplíen.
Para que sepamos percibir sabiduría con la ayuda de la Sabiduría, y así, sabiéndonos Inmortales y conociendo la Casa que nos espera, aunque sea desde el quicio de su entrada, intentemos encajar de otra forma, las vivencias de la vida.

martes, 3 de noviembre de 2009

Noticia.




La “ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS”, a la que pertenezco, celebra su IX Jornadas Literarias en Pravia, durante los próximos días 6 y 7 de Noviembre, aunque hoy ya han comenzado algunas actividades.
Tengo el programa que me han enviado en PDF, pero, dado mi nulo conocimiento de informática, no puedo subirlo al blog, y no debo molestar a mis compis, que ya me han prestado más de una ayuda.
Es una pena… y quiero morderme la lengua, pero como tengo pocas oportunidades de presumir… es una pena… -repito- bueno ¡lo digo!:
Figura mi nombre en dos lugares; en una como Ponente y en otra… ya a la noche del sábado para leer uno de mis poemas, en el transcurso de un Espectáculo Literario-musical.
El problema es que va sobre el lema “Variaciones para dejar de mirarnos el ombligo” y servidora, va a hablar de ella, en la Ponencia.
Ummmmm, no sé cómo terminará esto….

Lo hice por que...


Asomaste el pie por debajo de la puerta, y entonces abrí confiada.
Tu zapato… ¡te reconocí por tú zapato!. Y poco a poco seguí subiendo la mirada hasta terminar en aquel rostro en otro tiempo bello.
Estabas salpicado por pequeños huecos que dibujaban una erupción cutánea, por lo que pude ver… de tiempo atrás.
Te tendí la mano, y tú hiciste lo propio.
No te invité a pasar.
Y no lo hice, ni por tu aspecto decrépito, ni por tu cabeza vacía que alumbraba como faro en la oscuridad, ni por tu aspecto desaliñado y desteñido.
Lo hice por que tu mirada ya no estaba…

lunes, 2 de noviembre de 2009

Pienso qué


Pienso qué, a menudo, existe dentro del Ser Humano, la imperiosa necesidad de tomar éste o ese camino que no estaba en el proyecto de su mente racional.
Mientras la nebulosa cubra el entendimiento, no existe explicación para muchas situaciones que se presentan en el transcurso de la experiencia terrena, y sólo despiertas del letargo cuando te das cuenta de que estás completando el Puzzle de tú vida.
EL Karma nos acompaña como la campanilla que suena en el recodo del camino; como la punzada que llega al corazón; como el vacío que deja ese hueco triste en las entrañas.
El Karma, tal vez sea ese proyecto que hace la Vida, para que la evolución del que vive, Reine y regrese al círculo de la Existencia, con su deuda saldada.