La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.

La Perla de la Unión. Un Simbolismo Universal.
La "PERLA DE LA UNIÓN". Si todos aunáramos Creencia, en un Ser Único, sabiéndonos parte de Él mismo, la vida cambiaría.

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...

Mi obra Maestra. Ven, dame la mano, vamos a recordar quién eres...
Amazón y descarga libre en Celia Álvarez Fresno Mis libros

sábado, 31 de mayo de 2008

Llueve


Llueve, y los regueros de finas gotas llegan hasta la ventana. El cielo está plomizo, y todo hace presagiar una jornada gris.
Odio la monotonía y la pasividad. Me agrada el movimiento y las sensaciones que hacen que mi corazón se mueva de forma cardiaca para más tarde reposar.
Por eso amo los días entre nubes y sol; cuando la lluvia cae con fuerza y azota los cristales, para más tarde dejar paso a los rayos del Astro Rey.
Por eso hoy, se me antoja triste. Porque el cielo está lleno de nubes, y la lluvia fina está cubierta de monotonía, y penetra en mí cubriendo de melancolía mi Alma, que hoy está muda, porque no quiero escuchar.

viernes, 30 de mayo de 2008

Quisiera


Quisiera ser la luna
pálida de la mañana
quisiera ser su rostro
que se esconde…
que se agranda.

Quisiera ser ese sol
ese, que está en la morada
para darte mi calor
y la sonrisa temprana.

Yo quisiera ser tu río
siendo una gota en tu agua
buscando corriente abajo
ese mar…
toda esa calma.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Mi último día


Si me dijeran que hoy es el último día de mi vida ¿Qué haría?
Quizá me quedaría en mi casa, cerrada a cal y canto, pensado en lo que he sido y hacia donde voy. Recapacitaría sobre todo lo realizado en mi camino, y en lo que nunca realicé. En las heridas que hice, y las que porto en mi equipaje.
O… tal vez, ajustaría pequeñas cuentas llamando aquí y allá, dando gracias a unos y entablando conversaciones aclaratorias sobre esto o aquello.
O… a lo mejor me pondría a llorar, viendo tanto espacio de vida perdido en inútiles desvaríos; o a tiritar pensando en mi Realidad más próxima, si realmente es Real.
O… me daría un atracón de vida; de todo eso que aún tengo pendiente de realizar, y nunca hice. Y me saldría de mi carril, ese que llevo siguiendo día tras día; año tras año.
¿Quién sabe?
Pero lo más seguro es que me quedaría en una habitación a oscuras diciendo con ojos enrojecidos y corazón desbordado:
¿Por qué a mi?
Y alguien me diría
¿Y por qué a ti no y a otros sí?

miércoles, 21 de mayo de 2008

Y una historia




Y un pensamiento

Mil veces
un millón...
decir adiós.

Pero no fue

¿Responsabilidad?
¿Renuncia?

Tal vez...
cariño.

Tal vez...
amor.

Pero no fue.

Y un pensamiento

Mil veces
un millón...
decir adiós.

martes, 20 de mayo de 2008

Un borrón.


Me siento un borrón en la escritura de la Vida.

Y no es falsa modestia ni nada parecido. Tal vez mañana me contemple como la reina de los mares, pero hoy, que me veo un poco de “esa manera”; pienso que soy así.
Tal vez cometo pequeños errores, pero uno tras otro hace que una diminuta manchita de tinta, se convierta en un borrón.
El Alma, tiene bombilla y me alumbra mis “meteduras de pata”. Sin reproches. Sin cargos de conciencia... pero entonces interviene mi razón, y ya está liado el tema.
¡Ah!, la vida…
Pero ¿Quién dijo que la vida es camino recto? La vida es un cúmulo de circunstancias, y tenemos que aprender. Y unas veces vamos al arroyo y otras volamos por los aires.
El problema es, cuando intento lanzarme desde las alturas, y no llevo paracaídas… Y entonces me sumerjo en las profundidades del Océano.

¿Qué importa el Nombre?


Son lilas…
¡No!
Son margaritas…
¡No!
Son rosas…
¡No!

¿Qué hacéis?

Discutimos sobre el nombre de las flores

Y…
¿Quién lleva razón?

¡Yo!
No… ¡Yo!
No… ¡Yo!

Pues llamadles flores
Porque… ¿No son eso?

Sí.

¡Qué importa el nombre!
Mientras estáis discutiendo
No miráis.
Sentidlas… admiradlas… oledlas…
¡Qué importa el nombre!
Ademas...
Son tulipanes
Pero
¡Que importa el nombre!

domingo, 18 de mayo de 2008

¿Por qué?


¿Por qué no me descubres? ¿Por qué sólo conoces la parte liviana de mi yo?

Tú, a mi lado...
Yo, al tuyo...

Pero desconoces esa Realidad que me acompaña desde siempre…

¿Por qué no me escuchaste ni me escuchas, habiéndome escuchado tantos otros?

Quizás eso sea necesario para equilibrar nuestra balanza… para vivir la vida, aferrada a la tierra. Sin levitar.

Tu aquí... en este espacio...
Yo… en las profundidades de mi misma.

viernes, 16 de mayo de 2008

¿Qué diferencia tiene la vida con la Vida?

¿Qué diferencia tiene la vida con la Vida? me preguntas... Verás: Es un lugar enternecido por la brisa y los colores por los cantos y las flores, y sobre todo... por presencias armoniosas. Los jilgueros no cantan porque su canción se escucha sin ser cantada. Los brazos no abrazan. Ni besan unos labios porque las caricias se sienten sin que sean necesarias demostraciones amorosas. Las rosas, de colores no imaginables para ti hoy, cubren los lugares, apacibles con su presencia. Sin que exista rosal. Sin que existan espinas en sus tallos. Las orquídeas son hermosas en la tierra, pero no puedes compararlas al jardín imperecedero. Las nubes no se agolpan. Ni ennegrecen. Ni sueltan agua, sino que acarician a su paso. Y el que duerme es acariciado con su silencio. Con su suavidad... ¿El que duerme...? La permanencia es sentir sin cuerpo, y mirar sin ojos y dormir sin sueño. En el dormir estás despierto. No existen matorrales, ni sustancias malolientes ni cuervos ni reptiles ni flores sin aroma... Percibes los olores sin que exista membrana que los capte. Porque los sentidos perduran aun sin soporte. No hay senderos con piedras afiladas en la montaña. Existe la montaña y una colina ardorosa en la que surge un manantial. ¿Ésto es así?, me preguntas Y te respondo que cuando piensas e imaginas vuelas con la imagen a lejanos lugares. Y esa imaginación, hoy pobre, te niega muchas cosas porque la razón te ata. ¿Cómo que la razón me ata? Cuando estás en el cuerpo, es necesario razonar, para tomar decisiones. Pero cuando el abandono del cuerpo es total, lo inimaginable hoy, se vuelve realidad mañana.
"Desde el viento" Celia Álvarez Fresno

jueves, 15 de mayo de 2008

No importa

No importa
que seas el arrebato de unas horas
Horas ennegrecidas
de recuerdos absurdos
de plegarias calladas
de un hola y un adiós

No importa
que tu simiente de palabras
yazca
en la ventana cerrada
con bagajes anudados por la vida
Tan lejos
Tan cerca

No importa
que canten trovadores en la calle
canciones entonadas en el quicio de la noche
sin ser oídas
Con notas
Con penas

No importa
que el tiempo se haga día
que mueran o que nazcan las desdichas
Porque ya
ya no estoy

Aunque sí esté.

miércoles, 14 de mayo de 2008

yo le pregunté a mi Yo


Yo le pregunté a mi Yo:
¿Qué pasa con el que mata? ¿Si Tú estás en él, como en todos, en dónde estabas cuando fue?
Y Él… mi Yo, el que vive en todos los que viven, me dio el siguiente argumento:
La chispa de la Luz, vive en todos los que viven, porque es la Esencia de la Existencia, pero la actitud ante la vida hace que el brillo brille y se agrande el Conocimiento y por el contrario, cuando no se alimenta la actitud positiva y evolutiva de la vivencia, hace que quede casi imperceptible. Pero nunca muerta porque lo que Es y habita no puede morir.
El mal, es la ausencia de bien. No es mal, como tal, porque el mal no existe. Existen las acciones desconsideradas del que vive. Sólo así se pueden comprender tantas actitudes contrarias a la propia Naturaleza.
El Ser Humano, vive en la vida y se siente inmerso en ella... Nunca juzgues. Tu satisfacción será mayor.
-Me has dicho que existe en el ser Humano la Luz y la Sombra… ¿Entonces?
-La Luz existe… Y tú ¿has visto la existencia de la Sombra?
-No.
-La Sombra existe cuando algo impide que la Luz se filtre. Y ese algo en el plano físico es algo físico. Y en el plano evolutivo, es la mente con el pensamiento irracional.

Hoy hace sol


Hoy hace sol. No sé por cuanto tiempo. Pero como aprendí a vivir el momento disfruto de él.
¿Qué siente mi Alma? ¿Qué siento yo?
El Alma me eleva, y también intenta un compromiso con la vida, y como siempre desea darme lecciones sobre esto o aquello. Y hacer que reflexione cada paso en falso que da esta caminante de la vida.
Intenta hablar y argumentar una y otra vez eso de que no estamos solos... que somos las chispas de la Luz... que mire al que camina como yo... y que la vida en la tierra es sólo un paso dentro de la Existencia.
Pero hoy, no me da la gana de escucharle, y va a hablar mi otro yo. –no se preocupen que no tengo ninguna esquizofrenia, ni escucho voces, ni nada parecido-
Voy a ser muy… muy arrogante. Pero creo que todos tenemos las dos Naturalezas. La Divina o Yo superior, y la humana (esa que viene con los genes), o el otro yo... el más conocido.
Lo que ocurre es que tenemos que salvar las distancias sobre aquellos que vinieron con la balanza muy inclinada hacia la Luz; y entonces se puede decir que les invadía la Naturaleza Divina, y así fueron capaces de curar a los enfermos, y dar vida a los que ya la habían perdido, y de saber mucho más de lo que nosotros podemos alcanzar.
Pero todos, el resto de la humanidad, tenemos las mismas naturalezas, aunque mucho más inclinada hacia la vida terrena. Y es mejor así, porque si volviera Alguien, como ya ha venido hace muchos años, a este mundo de hoy, en vez de crucificarle, comenzarían a hacer lo propio en las televisiones del mundo entero, con dimes y diretes, que sería una forma aún mas cruel de crucifixión. Y más tarde pasaría por ser un Ilusionista o algo parecido.
No. Mejor que no vuelva y que nos hable al corazón.
Pero hoy… como hace sol, y quiero disfrutar de él, cogeré a mi perro, y daré un precioso paseo por el Muro de la hermosa Playa de San Lorenzo.

Y soy tú porque...


Y soy tú porque:
¿No somos chispas de una misma Luz?
La genética es otra cosa. Es nuestra seña de Identidad. Nuestro Documento de Identidad impreso en los genes que nos hace tan diferentes… siendo tan iguales…
El abanico de sentimientos es el mismo.
Pero la Esencia Es, y se expande en éste o aquél. En ti y en mí.
Por eso tú eres yo.
Y yo soy tú.

martes, 13 de mayo de 2008

Una emigrante

Bajo del avión con mis escasas pertenencias. Llevo un fardo lleno de ilusiones que me han vendido allá. Al otro lado del mar.
Voy a cosechar fortuna y triunfos personales, así como un amor que me aliviará las penas, un día y otro.
Me bajo del vuelo y llego después de un largo trecho a recoger mis escasas pertenencias; vienen en una maleta que mi madre guardaba allá, en el lugar oculto del pasado.
Espero un tiempo y al fin, veo el objeto de mi espera. La recojo con mimo y paso por la aduana. Presento mi pasaporte y un “nada que declarar”, sale de mis labios porque ¿qué tengo que declarar yo?, como no sea una vida de escasez y de penumbra, alumbrada por la lámpara de una noche eterna. Esa noche del nada que comer y nada que entregar.
He dejado a mis hijos con mis padres, y también un reguero de pasado a mis espaldas. Pero el futuro, es grande y me sonríe.
Yo digo “nada que declarar”, pero me abren la maleta y un revoltijo de trapos usados me oscurece el Alma.
Más tarde, ya en el autobús, pienso que voy a ver a algunos de mis paisanos. Me han dicho que aquí todo va a ser diferente.
Entro en un cuartucho oscuro, y unos colchones en el suelo se hacinan.
La madre Patria me da la bienvenida…pero ¿Y la luz? ¿En dónde está la luz?, y hablo con todas las personas que viven en el lugar, pero palpo un rictus de amargura y unas miradas de profunda tristeza.
Entonces yo vuelvo a preguntar ¿Por qué está oscuro? ¿En dónde se enciende la luz? Y ellos se miran los unos a los a otros, y en voz baja, me responden:
“No podemos encender algo que nunca existió”
Entonces yo, no hago preguntas… me cobijo en aquel catre húmedo y espero que el sol despierte, y que seque estas lágrimas amargas que tantas veces acunaron mis tristezas.
Y con las lágrimas, un mensaje llega derramado ¿Por qué sueño paraísos sin tener realidad de su existencia?

lunes, 12 de mayo de 2008

La conciencia


La conciencia, ese rincón flexible que nos abarca y que algunas veces se infla hasta hacerse casi imperceptible para la propia conciencia.
La conciencia es como un embudo, comienza siendo muy estrecha y ante la repetición de un mismo acto varias veces, la inicial forma se agranda y se agranda… hasta establecer un conducto por el que pasan libremente dichos y hechos.

domingo, 11 de mayo de 2008

El Alma


El Alma, canto esperado por el ser que ilumina el paso de la oscuridad. Aplaca el miedo ajeno con sus notas, ante el que sufre, ante el que no ve. Vueltas de un collar que poco a poco teje su forma. Inmaculadas cintas de oro que hacen que quien las contemple vibre, con su vibrar. Inmenso sol que abre sus reflejos hacia aquéllos que aprenden el camino del Amor, unas veces olvidado, otras intuido.
¡Qué preciada caja de recuerdos posees, Alma inmortal, que enseñas con la sencillez de la verdad!.
El Alma es tan pequeña que una molécula podría albergarla. Y es tan grande que con solo Ser cubre el mundo entero. Y es tan ligera que el peso con su peso, no se altera; y es tan libre que con sólo saberse libre vuela y se cubre de tintes diferentes jugando a existir. Ella vive prisionera y sueña con terminar la vida en donde sirve a aquél que aprende.

Las sectas




Sometimientos absurdos, con Líder dios a seguir, y un grupo de personas, seguidoras, que no ven su propio Ser, su propia Luz, y se cobijan en pensamiento ajeno.
La desproporción de las situaciones, a menudo, hacen que los seguidores se conviertan en títeres de una alucinado, un loco… que busca la satisfacción propia, bien en favores sexuales, o en enriquecimiento, o en ambas cosas, como suele suceder.
Un niño, es manipulable con una golosina, y poco a poco le vas acercando a donde tal vez, no quiera ir, pero que mirando el dulce se olvide de su propio pensamiento de no ir.
Lo mismo sucede con gran parte de los seguidores de la Nada, o del Abismo, que ilusionado con la ilusión convierten su vida en un infierno. En una tortura, de la que muy difícilmente podrán salir.
Hijos desperdigados, sin padres conocidos. Seres humanos abusados, sin conocimiento de su propio conocimiento. Seres humanos torturados por un fin que aún siendo no deseado, por no cumplir lo esperado, siguen en su empeño por descubrir.
Dicen que existen multitud de Sectas, y que cada día, se descubren muchas más.
Y una pregunta:
¿Por qué no somos capaces de pensar por nosotros mismos? ¿Por qué tenemos que apoyarnos siempre en el otro?
Y otra pregunta:
¿Por qué tanto abuso por parte del que abusa? ¿Por qué tanta mentira y tanto “iluminado” sin tener siquiera la bombilla de un poco de pensamiento racional?

sábado, 10 de mayo de 2008

¿Qué quiero ser?

Cuando era niña, hace de esto ya, muchos años, y me preguntaban qué quería ser cuando fuera mayor, siempre dije que sería Periodista.
Pasaron los años, y desde luego, no lo he sido, pero siempre me quedó la espinita por mi renuncia..
Más tarde, mi mayor deseo era ser madre, y ahí las expectativas se vieron cumplidas, repetidamente.
Y hoy, si me preguntas ¿A qué espiras? Pues te diría que aspiro a vivir, a disfrutar de la vida, a contemplar mi sembrado… Pero sobre todas las cosas te contestaría que mi mayor deseo es ayudar a las personas que ven su muerte cerca.
Y les ayudaría con las palabras y los sentimientos conocidos por mí. Y les cogería la mano, como hice con mi padre, y le diría que nada acaba, que tengan confianza, y que piensen que en la continuación está la Paz, que estén tranquilos y que la Luz les espera.
Les contaría que tal vez, el sentimiento de adiós infinito, ya nos embargó cuando éramos simplemente un feto, y ante la despedida del seno materno, sintiéramos la misma idea de fin, pero que hemos nacido en esta vida.
Así son las cosas.
Nada termina, y la evolución continúa. ¿Qué por qué tengo tanta certeza? Porque mi vida me llevó por el camino del Conocimiento, y lo que es más importante, por el camino del Sentimiento de esa Realidad.
Pero para llevar a cabo mi deseo… ¿Qué hago? ¿Voy a un Hospital y digo lo que deseo hacer?
No. No puedo.
Porque quien va a morir, no va a asumir fácilmente su adiós. Y es lógico porque la muerte es un tema tabú, como si no fuera con nosotros. Y nos han enseñando con el silencio de la enseñanza, a pensarnos inmortales, en la vida de la tierra. Y a nosotros nos va bien ese pensamiento...
Y quien está al lado de quien va a pasar la Puerta, dirá ¿Y ésta? ¿De qué va?
Así es que aquí me quedo escribiendo por si alguien lo lee, que sepa que para bien o para mal, la vida continúa.
¿Tengo un certificado?
Según como se vea...

viernes, 9 de mayo de 2008

Una carta para ti


Si yo tuviera poder, tuviera cercanía... y alguien me escuchara de aquí y de allá...a lo ancho y alto de nuestro planeta les diría:
“Queridos pobladores de la vida:
Soy una mujer española, en plena madurez. Y digo en plena madurez, porque los pájaros de mi cabeza, hace ya mucho tiempo que han pasado, dejando paso al sentimiento y la experiencia.
Desde siempre me recuerdo escribiendo temas muy profundos, que no tenía que pensar para que fluyeran, desde lo más escondido, de mí.
Siempre "supe" de la existencia de otras Realidades, aunque las obvié con mi propia vida, e intentando huir de ellas una y otra vez, las dejé de lado. Porque no quería responsabilidades de esta índole y deseaba vivir mi vida terrena, con plenitud, sin estar condicionada a algo, que aunque intuía necesario transmitir, yo acallaba.
Pero desde hace un tiempo, esa voz se está haciendo más clara y más alta. Y bulle mi Yo una y otra vez, y voy a decir algo sobre mis conocimientos del Más Allá.
Escribí tres libros, en donde de forma novelada, hablé, aunque despacito... y los edité como pude. No es fácil, pero yo tampoco busco hacerme un hueco en el mundo literario, ni mucho menos brillar con unas letras escritas de esta o esa manera.
Intento decir que la Vida no termina, cuando termina la vida. Que todo continúa, y que durante nuestro periodo en la tierra, que es nada, comparado con la Eternidad, el dolor vive, pero también tiene que existir la Esperanza, que nos mantenga con la ilusión de que volveremos al Todo, y que aquí sólo estamos de paso hacia otros Lugares.
Intento decir que las separaciones por Dogma o color, no es el camino. Que nuestro camino está en la Unión de todos los seres humanos con la mirada puesta en una sola dirección. Sabiendo que la Luz, está, y que nos espera.
Intento decir que las guerras, los disturbios, los abusos, no están escritos en el libro de la existencia.
Intento decir que todos llevamos la chispa de la Luz y de la Sombra, en nosotros mismos, y que tenemos que hacer crecer la coherencia y el Amor, con nuestras actitudes ante la vida.
Sí. Somos libres, pero nuestra libertad, nunca debe cortar la libertad ajena.
Intento decir, que tanto la mujer como el hombre, tienen que tener los mismos deberes, obligaciones, pero también los mismos derechos y respetos. Que nuestra apariencia es diferente, pero que los sentimientos anhelos y esperanzas, son los mismos.
Intento decir que el hambre que injustamente padece una grandísima parte del mundo, no debe de existir, mientras exista otra parte que tira sus alimentos, y desperdicia en lo absurdo.
Intento decir que las religiones tienen que comenzar por ver a quien camina junto a ti, y no derribarle para llegar tú el primero a besar los pies de quien tú adoras.
Intento decir, que solo con la Coherencia, el Amor, la Justicia y con el posicionamiento de nuestro mismo yo, en el lugar del otro, sería suficiente para cambiar nuestra vida absurda y egoísta.
¿Quién soy? Una mujer que ha vivido, que ha padecido, que ha hecho muchas cosas mal y algunas bien. Pero que me he mirado y encontré desde siempre que nuestra Alma vive y que conoce todo lo que nosotros creemos ignorar, envueltos en las marañas de la vida.

Sé que esta experiencia sobre el Conocimiento de otras Realidades, les ocurre a muchísimas personas en el Mundo.

Pero, también quiero aportar mi granito de Esperanza y de Realidad, que mi Alma me ha dictado a lo largo de la vida.”

jueves, 8 de mayo de 2008

La vida y... La Vida




La Muerte, nuestra Realidad conocida. La única verdad palpable de la que tenemos certeza, y a la que deseamos obviar desde el mismo momento en que comenzamos el camino de nuestra vida, que no es otro, que comenzar el camino hacia nuestro adiós.
La Muerte se trata de ocultar, de ignorar, y nos pensamos Accionistas eternos de la tierra, haciendo tantas cosas y acumulando tanto… creyendo que todo va a permanecer, y nosotros, desde luego, también, en el terruño que venimos a ocupar.
Realmente somos “okupas” de este lugar en donde vamos a cosechar experiencias.
Nacemos un día, no importa donde, -bueno sí importa, pero esto es otra cosa-.
Creo que venimos con un libro de instrucciones, y que en muchas ocasiones, nos olvidamos de leerlo. Ves unos carriles, y tienes pila para caminar. Hay pilas que duran más y otras menos. Unas son más bonitas, por el colorido, y otras casi pasan desapercibidas por quien las usa.
Casi siempre nos olvidamos de leer el libro de instrucciones, y nosotros comenzamos a labrar esto por aquí… eso por allá. Hacemos la zancadilla a aquél que avistamos de lejos, y corremos a su alcance, cambiando de vía, y derribándolo, no sea que nos adelante.
Pero, no contentos con eso, también en el lote, después de haberle hecho añicos, queremos quedarnos con el carril por el que transitaba.
Y avanzamos, sin darnos apenas cuenta de lo que estamos haciendo, y por supuesto en ningún momento reparamos en mirarnos para intentar recoger a quien ha quedado por el camino. Y el libro de instrucciones ya quedó en el olvido, y como sustituto, vamos imaginando el libro de la puñetería, de los acosos, de las zancadillas, de los triunfos… Creyendo que nuestra vida en la tierra va a ser infinita.
Hay muchas vías, y el que se queda atrás porque el otro le ha derribado, se pudre en la ladera, en donde nadie va a reparar en él, ya que estamos mucho más entretenidos mirando ese futuro, que realmente va a ser nuestra trampa.
Un día, llegamos a la última estación y nos encontramos con el final del viaje. Lamentos y más lamentos… Pero ¿y esto? piensan y pensamos. ¿Qué ha ocurrido?
Entonces llegamos a donde teníamos que tener en cuenta, íbamos a llegar y Alguien nos recibe.
-¿Has leído el libro de instrucciones?
-¿Qué libro?
-Aquél que yo te regalé para que supieras caminar por la vida.
-¡Ah! No. ¿De que libro me hablas?
-Del que llevabas impreso en el corazón.
-No. Yo sólo atendía al jefe de las vías que me decía por donde tenía que ir.
-¿A cuántos has derribado mientras caminabas?
-A nadie, Jefe. A nadie.
-Yo te he visto dejar tirada a mucha gente, y abusar de tantos y tantos, y comenzar las luchas por llegar el primero, y has hecho que otros muchos se doblegaran ante ti. Yo te he visto que has arrollado en tu carrera y no miraste siquiera los despojos que has dejado.
-Es que yo creía que tenía que ser así.
-Eso es porque no has mirado las lecciones… Tal vez… tendrás que repetir curso.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Tal vez... un día

Seré una nube copiosa que nunca oculta el sol.
Seré una fuerte simiente que haga lucir el fruto.
Seré una vida con luces, inclinada en el campo, abriendo en la maraña aquel sendero.
Seré, una forma viviente de decir que la Vida, no acaba con la vida, sino que la distancia continúa sin brecha alguna.
Seré, el recitar de las vivencias y el contemplar de los caídos, cuando, yaciendo busquen una mano.
Seré, la esperanza de aquel que perdido se siente solo y triste.
Seré, la certificación de que la Luz vive y no se apaga, y todos algún día acabaremos en su regazo.
Seré, la mano que acaricia los rostros de la vida, cuidando a aquel que sin fortuna, ni motivos de felicidad, busca esperanza, entre las vivencias absurdas de la vida.
Seré, el comienzo de las mañana, y al comienzo de las noches, diciendo que la noche terminará con el alba.
Seré, motivo de reflexión para aquel que busque su lugar, y motivo de pregunta, para el que nunca se la ha hecho.
Seré, una estrella en el confín de la tierra, tirada por el hilo invisible de la Estrella que yace en la eternidad.
Seré, el remanso de la paz, porque con la vivencia, plena y asumida, haré que uno y el otro y el otro, se alimenten de esperanza, y ya muera la desdicha y la fatiga.
Seré, la certificación de que la Luz, y la Verdad, y el Entendimiento, no mueren y que el tránsito de los seres que pasan la puerta, es una mera circunstancia, y ya al otro lado, todo continúa.
Seré, la certificación de que los alborotos, las guerras, y los dogmas que separan, debieran de callarse para siempre.
Seré, la luz para aquellos que perdidos en la vida, no encuentran su lugar.
Seré, la mujer que teniendo vida en la tierra, y aferrada a ella, degustando la vida, tiene el Alma tan elevada, que absorbe del Todo, la Realidad, pero confundida por las vivencias, queda aturdida en este mundo oscuro.
Seré la que soy. Una mujer más que vive, y que sabe que nada termina, y que las dimensiones de la vida son varias. Que nadie muere para siempre, porque el Alma, que vive en todos es inmortal. Y que ese Alma, es conocedora, en mayor o menor medida, de los secretos de otras Realidades, pero que yaciendo en el silencio, a menudo, no expresa nada.
Seré, la certificación de que lo espiritual, no está reñido con la vida misma, y que no es necesario dedicarse a la vida contemplativa para llegar el estado Nirvana, que te hace ver las cosas con más claridad.
Seré la que soy. Una mujer llena de errores, y de Amor, de silencios y de comprensión. De reencuentros y de despedidas.
Y hablaré, y contaré mis experiencias, y alguien dirá que sí, y alguien dirá que no. Pero yo diré y daré un testimonio de la existencia del Amor, sin fines y sin fronteras. Porque el testimonio de otras Realidades, que aunque parezcan irreales, son.

martes, 6 de mayo de 2008

Soy...


Soy, esa barca perdida que algunas veces llega a puerto.
Soy, esa nube que busca desesperadamente llegar a la montaña, para quedar, y acumular las gotas y verter agua, y regar los campos que lo anhelan.
Soy, ese sol que brilla una mañana, y que mas tarde se esconde para pernoctar durante días.
Soy, un tumulto de ideas preconcebidas, y otras muchas que surgen más despacio.
Soy, un alboroto que rueda y rueda, sin tener conceptos fuertes, ni pilares fijados a la roca.
Soy, una idea de Ser, y un desconocimiento de mi propio Conocimiento.
Soy, un anhelo de volar y vivir con libertad mi idea y mi vida, sin aferrarme a mis principios y a mi circunstancia..
Soy, un intelecto que intenta decir lo que lleva y se apaga, por el “que dirán”.
Soy, una mujer que busca decir la permanencia en el Más Allá, sin saber realmente si el Más Allá existe, y no es producto de una imaginación desbordada.
Soy, esa estrella que intenta iluminar, y duerme en el camino entre una noche y otra.
Soy, la distancia real, y la cercanía imaginada una y otra vez.
¿Soy, la verdad?
Tengo ideas preconcebidas, que una vez escuchadas, y escritas, digo ¿Son mías? y tengo una extraña sensación de Nada, muchas veces.
Dejo brotar mis pensamientos dormidos y mi intención de saber, sin saber cierto si es la Sabiduría impregnada en el Alma, siendo Alma.
Soy, una persona que se equivoca una y otra vez, y que arrulla sus pesares, con lágrimas amargas, intentando encontrar una sinfonía de realidades, en esta vida, carente de Realidad.
Hablo y escribo muchas cosas que tal vez yazcan en la profundidad del Alma, sin tener la certificación de la certeza.
Soy, alguien que se sienta, cuando debiera caminar, que acumula errores, cuando debiera tener clara la incidencia de la Luz en el ser que vive.
Soy, nada…
Me siento nada.
Soy una pequeña mota de polvo que escribe sobre el Alma, y el Todo, siendo nada, y parte. Que escribe sobre el Más Allá, que siento muchas veces real, pero que carece de Realismo.
Soy ¿una alucinada? muchas veces me lo he preguntado, y una afirmación:
No. No lo soy. Mis pies están tal vez demasiado aferrados a la tierra. Mis deberes, demasiado aferrados a mis principios. Mis sentimientos, demasiado sentidos para ser irreales.
Quisiera ser, un ave libre y vivir vagando en libertad, sin tener que decir, por donde vuelo, sin tener que labrar camino propio.
¿Quién soy? ¿Por qué me hago tantas preguntas?
Soy… yo.... Simplemente. Y esa es mi verdadera Realidad.
Soy una persona que escribe esto en dos minutos. Y no tengo que pensar lo que he escrito. Siempre igual. Siempre ha sido así.
Y yo me pregunto.

¿Merece la pena tener conocimientos, sin Certificación Real de lo conocido?

Mis imágenes Reflexiones.


Atrás quedaron años y años de prisas y trabajo incesante.
Me recuerdo tan ocupada que no tenía tiempo para nada propio, porque mi vida eran ellos; mi familia.
Después de una agotadora jornada laboral, llegaban los deberes de los niños, y las actividades extraescolares, amén de tantos y tantos quehaceres diarios y extras.
Y pasaron los años hilados, uno tras otro; hasta que un día, me doy cuenta de que mi rostro no es el mismo, y las patas de gallo adornan la mirada.
Y los hijos se van, y yo no tengo eso que dicen muchas madres que sienten:
"La nostalgia del nido vacío".
Creo que mi mejor papel en la vida ha sido y es el de madre. Pero nunca sentí pena porque mis hijos se fueran, bien, pensando en un retorno, o ya, como es ahora, con muchas posibilidades de que vivan lejos del hogar familiar.
Y entonces, otra vez más, me siento diferente y hasta un poco egoísta, por desear esa libertad que nos brinda hoy la vida. Y estar ¿feliz? con la situación actual.
Digo ¿feliz?, porque si bien no añoro las algarabías del pasado, sí me siento culpable de no sentirme culpable, y de poder dedicarme todo el tiempo del mundo, y hacer un poco mi santa voluntad.

lunes, 5 de mayo de 2008

Mis imágenes Quiero ser tú.


He visto el maravilloso escrito sobre la Tierra, de Gran Jefe Seattle, y esto ha hecho que me sirviera de inspiración, salvando las distancias, que son muchas…
La Tierra, la Vida, la Naturaleza. Ese Milagro que día a día nos despierta con el sol, que aunque algunas veces está oculto, Vive. Y está ahí para que todos seamos.
Estamos muy acostumbrados a escuchar que tenemos que preservar la tierra, para el ahora y el después, que tenemos que mimarla para los hijos y los hijos de nuestros hijos y muchos más.
Y me pregunto yo ¿después de tanto maltrato, un mimo? ¿Creerá que estamos esperando algo de ella, y que la supuesta caricia que le brindemos, no sea auténtica? ¿Cómo va a confiar en estos depredadores, que la hurgamos hasta las entrañas, que la utilizamos, rasgando su presencia de norte a sur una y otra vez, que la contaminamos con absurdos y desnaturalizadas bombas destructivas de prueba, o no (aquí aún peor), y que ya no contentos con las basuras que generamos día a día todos los humanos, tengamos alrededor de nosotros, o sea volando al son de nuestra propia rotación, multitud de elementos inanimados?
Me he sentido ese hombre. Un Apache, que canta a la vida y a los que viven; que se para a observar las vivencias. Y mientras lo leía, me introduje, en su piel (supuestamente roja), y ya ves, fui feliz, aspirando el aire, y observando el río en donde los peces campan a sus anchas, y orgullosos brincan para lucir su brillo dando volteretas en medio del cauce. Y descubrí meandros tranquilos y cascadas revueltas, con un agua limpia y transparente, que tintinea feliz de gozo, por ser Fuente de la vida.
Y me sentí aquel árbol con hojas sanas, sin estar pellizcado por la enfermedad injustificada de una atmósfera ya enferma. Y en ese hombre, entendí que ante un trato tan exquisito a la Vida, y un tremendo respeto a la Muerte, se encuentra uno de los mayores Seres Humanos, que yo haya leído. Y quisiera ser él. Y sentirme en un adorado bosque entre el canto de los pájaros y el silbido del viento, que entonaría las melodías de la vida.
Y acaricié a aquel caballo, que viene ladera abajo a encontrarse conmigo, y también miré con ternura el otro que huía de mí, por no confiar aún en la presencia humana.
Y yo, quiero con todas mis fuerzas, vivir cada minuto de los días que me queden, siendo consciente de que la Tierra (Tierra y Mar), son nuestro bien más preciado, y sobre todo es el legado que transmitiremos, hoy o mañana, a quien nos suceda.
Miro hacia atrás, y veo que la felicidad, no me la ha dado, el lujo y los vestidos caros. La felicidad siempre la he sentido de otro modo, mirando la vida, la que discurre dentro de nosotros, y la que podemos percibir escuchando los grillos y los cantos de los pájaros, y también admirando el entorno mágico de la Vida que vive
Pero mientras pienso esto, me doy cuenta de que una vez metidos en la vorágine de la vida, ya todo es diferente, y que aquel ayer de los lugares vírgenes y de los pensamientos evolutivos y de comunión con la Naturaleza, cada vez son menos.
Si existe la reencarnación, Dios, por favor, la próxima vez, hazme una “Salvaje piel Roja”, porque sé que siendo así sabré mirar, y observar, y comulgar con la Madre que reparte vida de las mas diversas formas.

domingo, 4 de mayo de 2008

Mis imágenes Día de la madre.


No soy partidaria de etiquetar los días con recordatorios de esto o aquello, y pienso que el día de la madre, son todos los días del año, desde el momento en que eres madre. Porque tus hijos se convierten por obra y gracia de la propia Naturaleza, en el ombligo de la vida de quien les trajo al mundo. Y eso es así hasta el final.
Mis felicitaciones a todas esas madres del planeta, que casi no son reconocidas ni como seres humanos, al estar opacadas por la tiranía.

viernes, 2 de mayo de 2008

Historias.

Diversidad de historias se ven desde el viento. Y quien vive en el viento, como partícula inalterable, viendo esto y lo otro dice:
"Vida que un día surgió de la Vida. Senderos que conducen a un mismo camino. Voces que alguien siempre escucha aunque no sean pronunciadas, escuchad: Retumba el trueno y a menudo asusta con su ruido, pero quien retumba así no daña. Daña el rayo que no avisa. Se ennegrece el cielo en muchas ocasiones, pero siempre sale el sol, aunque tarde algunas veces. Se parten los corazones, a menudo, en la lucha diaria. Pero rara vez se parten para siempre porque el siempre de la mente, no es siempre, sino momento. Traiciones, desgracias, crímenes, abusos... Todo ello vive en el camino de la vida., pero no es la Vida. Actores de una comedia en donde los papeles se reparten, es la vida mientras estás en la tierra. Cerrado ya el teatro, empieza la visión de la película de la existencia, en donde la representación terrena ocupa muy poco espacio. No es duro el vivir si sabes aprender, porque después del momento viene la existencia y en ella se arropa y se gratifica la experiencia evolutiva que has vivido. Cuando la experiencia vivida es negativa, otra experiencia hará que lo negativo deje de existir en el camino".

El Éter


Los lomos de la serpiente abrazan las desdichas
y los ángeles tocan con sus trinos las Almas
que ennoblecidas acceden al Éter.
Son las luchas las pasiones descontroladas
de los que teniendo en su Alma
un vacío
lo ocupan con los planteamientos
difíciles de entender en un mundo de Luz.

Los proyectos de otras dimensiones
se desoyen una y otra vez
en los confines de la tierra
Y los argumentos para llegar a la extorsión
abundan en el planeta de la vida.
No es posible que los cielos
inanimados,
hablen con su silencio,
y oculten lo que se esconde en la Eternidad.

Las incoherencias de un mundo
establecido para la evolución,
hacen que los partícipes de la vida
no ennoblezcan los actos de amor y de amistad,
que deberían estar presentes con
y en cada uno de los que viven en la tierra.

Tan difícil es subir la cuesta arriba,
que en el charco de la llanura,
se bebe con el abandono de la subida.

Son los días noches enteras.
Son las noches, noches nada más.
Son los silencios del cielo
¿una aprobación?
No
Tan sólo un dejar hacer.

Mis imágenes ¿Qué es la Sabiduría?


¿Qué es la sabiduría?, me preguntas
Para mí, la sabiduría es el admitir que desconoces muchas cosas.
A menudo, alguien puede dominar un determinado sector en el saber, pero rara vez el sabio reconocido como tal es sabio ante todo, sino ante la parte.
La Sabiduría espiritual, nunca podrá ser cuestionada ni vapuleada ni dudada porque nadie puede ejercer criterio sobre algo que no puede alcanzar a ver con plenitud. Y por lo tanto sólo puede ser cuestionada la parte de la sabiduría que cada ser humano conoce, pero que depende en gran medida del criterio individual de su propia sabiduría, que no es la Sabiduría.
El Alma, es fuente porque la Fuente vive en el Alma cuando está unida al Todo; pero cuando es parte, por formar unión con el ser humano, debe beber de la fuente del Todo para saber, para intuir, para Amar. Y siempre, siempre bebe cuando viene al cuerpo, pero en el cuerpo puede saciar o secar.
La Sabiduría es Luz porque el Todo de donde viene la parte que vive en el ser humano, es Luz; y esa Luz expande sus rayos a la vida humana que, aunque con Luz, no es la Luz porque no es la plenitud, como no es la sabiduría ni la idea ni la fuente, sino la parte que contiene Todo, pero no es Todo.

"Desde el Viento". Celia Álvarez

Mis imágenes Agricultor


Sencillo ser que vives arropado por el campo, intentando cosechas abundantes.
Trabajas la tierra, abriendo los riegos de la siembra…Y luce el esplendor.
Pero llegan tormentas, provocando las crecidas que arrasan, y adormece tu fruto.
Y adormece tu alma ante la nada de tu cosecha. Y lloras impotente mirando siempre al cielo para que tu fuerza aleje las nubes que te atrapan.
Y ruegas… Y ruegas… Y ruegas…
Pero todo se oscurece otra vez y los cántaros del firmamento se abren como bocanadas de ríos. Empapan el suelo en torrentes malignos con cascadas sin rumbo y sonidos de simientes que nunca brillarán en su lecho abonado.
Tú esperas…esperas que llegue un nuevo sol.
Y vuelves a rogar al Infinito.